Palabras sin reposo

Beatriz Zalce

Abrazo a Desinformémonos

Bien abajito y a la izquierda nació Desinformémonos el 15 de octubre del 2009. Nació pobre, sin un solo centavo pero con un equipo humano invaluable y un objetivo muy claro: hacer Otro Periodismo, lejos, muy lejos, su mirada de las alfombras rojas de los poderosos, de las acciones, omisiones y traiciones de los malos gobiernos, puesto el corazón en los de abajo, los afectados, los que ya no quieren poner la otra mejilla, los que resisten, los que se organizan, los que se revolucionan y se organizan en las calles, en los barrios, en el campo, en los cuatro puntos cardinales del orbe.

Entrevistada por quien suscribe, Gloria Muñoz Ramírez, directora de Desinformémonos, más hermosa y más valiente que una Adelita, capaz de convertir sus sueños en realidad, tan infinita como la mar e incansable como la Luna, nuestra Gloria afirma: “Desinformémonos tiene muchos corazones, uno por supuesto y el más importante es la gente y el otro es donde está esta gente, es la parte geográfica. Y estamos en todos lados, desde que nacimos. Es un pequeño equipo en una oficina muy pequeña en la Ciudad de México donde confluyen las energías de un montón de gente de un montón de partes del mundo. Sí, es un proyecto muy afortunado. Somos muchos, somos un ejército y tenemos una superestructura. Nacemos sin recursos. Estamos peleando por ellos todos los días. Buscamos siempre una manera digna de ejercer nuestro trabajo”.

Y pareciera que eso es subversivo. Sólo así se puede entender el ataque cibernético a Desinformémonos y el allanamiento al domicilio tanto de la compañera reportera Flor Goche, en septiembre, y al de Gloria Muñoz, en noviembre.

Gloria no tiene la menor duda que el ataque cibernético tuvo que ver con la cobertura que estaban haciendo de una represión a los estudiantes de Ayotzinapa en Chilpancingo.

Tras el allanamiento a su hogar, las primeras respuestas de solidaridad y acompañamiento fueron de las trabajadoras sexuales de la Brigada Aquiles Baeza con las que lleva seis años trabajando en un taller de periodismo. Hicieron lo propio defensores del medio ambiente, radios comunitarias, centros de derechos humanos, asambleas populares. Expresaron su indignado apoyo compañeros periodistas, intelectuales y académicos del mundo entero, organizaciones de Brasil, Uruguay, España, Italia: “Los abrazos que hemos recibido también han sido respuesta del Abajo en que nos movemos, al que apelamos y del que somos parte. Si es que hay un saldo positivo en una acción violenta como el atropello a Desinformémonos es éste: Nos sentimos muy bien acompañados de quien queremos estar acompañados. Nos fortalece.”

México vive la peor crisis de derechos humanos en toda su historia, desde su fundación. En los últimos quince años ha habido más periodistas asesinados que durante la dictadura de Porfirio Díaz. El que México sea el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo, después de Irak, se traduce en más de 100 compañeros asesinados, más de 40 desaparecidos. Se pierde la cuenta cuando se trata de abusos, intimidaciones, amenazas y violencia contra los informadores.

Pero Muñoz Ramírez es enfática: “Nosotros no somos un caso aislado. Es importante remarcarlo: lo que le está ocurriendo a Desinformémonos, lo que ocurrió en mi domicilio, es solamente una pequeña muestra de este México violento, de esta impunidad que estamos viviendo. También asesinan a luchadores sociales, a activistas; secuestran estudiantes, matan y violan mujeres. Los periodistas somos uno de los sectores más agredidos, no necesariamente el más agredido si ves estadísticas. Hay secuestrados, desaparecidos, encarcelados… Estamos en este México autoritario y salvaje, lo más parecido a una dictadura donde se cortan las libertades, donde se asesina la gente disidente, donde se encarcela a los luchadores sociales. Este es el México en el que estamos.

“Si no pensamos que hay mucho que hacer y que es posible hacerlo, nos convertimos en cínicos –continúa Gloria. -Yo creo que hay mucho que hacer, que podemos hacerlo, que en muchos lados lo están haciendo y que las resistencias, no lo digo en un ánimo de falso optimismo, se multiplican en la misma medida en que se multiplica el hostigamiento, la agresión, la violencia. Es un asunto de sobreviviencia. No toda la gente sale con pancartas, no toda la gente está organizada, pero sí creo que el pueblo de México está en resistencia. Eso es la mejor barricada.

“En el último año se ha dejado ver una ciudad de México absolutamente violentada -la voz dulce contrasta con sus palabras, con lo que nombra. -Ese maquillaje de que esta ciudad es color de rosa, que en esta ciudad no pasa nada y que puedes salirte a las doce de la noche a tomarte un café sin que te pase nada, es falso. Desde la periferia hasta el centro es una ciudad violenta, que nos la han violentado, se han apoderado de nuestro espacio público. Vives con la violencia al pie de tu casa y lo peor de esto es que no hay un reconocimiento de parte del gobierno de la ciudad de que la ciudad está descompuesta. Sigue vendiendo la idea de una ciudad segura, de una ciudad en la que puedes andar en bicicleta, de una ciudad donde no hay asaltos, que no ha sido invadida por el narco… Es una ciudad donde están matando a periodistas, donde se están metiendo a nuestras casas, donde están apareciendo ahorcados en los puentes, en donde están violentando y matando mujeres, donde están secuestrando estudiantes, donde están cerrando medios de comunicación comunitarios e independientes. Están convirtiendo nuestra ciudad en una ciudad hostil o ya la convirtieron.”

Cada uno de nosotros hace suya la convicción de Gloria Muñoz: “Desinformémonos sigue como va porque ellos no nos van a decir cómo hacer nuestro trabajo; no nos van a imponer otra forma de vida.”

Sin embargo, hoy más que otros días es necesario un abrazo, un abrazo a Desinformémonos. Además de revolucionarnos como dice Benedetti, solidaricémonos.    ***   ***   ***

Beatriz Zalce

Premio Nacional de Periodismo por su labor cultural en Desinformémonos. Catedrática de la Escuela de Periodismo Carlos Septién y de la Facultad de Estudios Superiores de la UNAM.

2 Respuestas a ““Gloria a Gloria””

  1. David Roura

    Excelente publicación que me ha hecho recordar al gran compositor Mikis Theodorakis y me lleva a vibrar las fibras más sensibles. La marcha que Beatriz Zalce menciona en la Ciudad de México sería culminada por el discurso de nuestro querido poeta y maestro Hugo Gutiérrez Vega. La fuerza y vigor de la narrativa del artículo me arrastro desde la rabia hasta las lágrimas, como lo hacía en mi la misma música de Theodorakis

Dejar una Respuesta

Otras columnas