Romper el Cerco

Andrea Cegna

Mirando al cielo

Desde el 9 de agosto, hombres y mujeres de la provincia de Brescia duermen afuera, con la cara que mira al cielo, turnándose, para protestar contra un gran, loco y dañino proyecto: la construcción de una depuradora para el lago de Garda a decenas de kilómetros del lago. .. sobre el río Chiese.

Duermen frente a la prefectura, la rama separada del gobierno. Duermen allí porque el prefecto de Brescia se ha convertido en el «comisionado especial» del gobierno para la obras, y con este papel ha evitado repetidamente escuchar a los comités de ciudadanos en lucha.

Desde hace más de dos meses, el silencio de las instituciones de la ciudad se ha ido alternando con siniestros y reaccionarios ataques contra la forma democrática de protesta. Para el alcalde y el prefecto, la expresión física y corporal de una idea diferente a la del patrón perturbaría el decoro de la ciudad.

La policía limitó el derecho a manifestarse a los manifestantes prohibiendo una marcha. Finalmente, el 7 de octubre fueron recibidos en Roma por la comisión de medio ambiente de la cámara.

“El tiempo es más grande que el espacio”, la guarnición permanente está sembrando cada día más ilusión y ganas de comprometerse a hacer oír la voz de los territorios, dando vida a un cambio cuyos frutos cosecharán con el tiempo.

Los hombres y mujeres de la provincia de Brescia no se dejan engañar por un diálogo institucional y siguen poniendo cuerpos y cerebros al servicio de una lucha de base, democrática y pacífica. Dicen no a la lógica de las grandes obras y ponen nervioso al poder. Pequeños pedazos de ese mundo diferente que no solo debe ser posible, sino que ahora es necesario.

Andrea Cegna

Autor de narrativas heréticas, historias de resistencia y alternativas, visiones asimétricas sobre el capitalismo europeo.

Dejar una Respuesta

Otras columnas