Memoriando

Colectivo Híjar

Dos amaneceres con triunfos, derrotas y resistencias

Che, mural en territorio zapatista que bien podría llamarse “Ya se mira el horizonte», 2007. Foto: Colectivo Híjar

El 1 de enero de 1959, entraron barbudos triunfantes de verde olivo a La Habana. Todo mundo salió a recibirlos, a tratar de tocarlos para ver si era verdad tanta belleza. La batalla de Santa Clara había sido decisiva con el Che al frente con su brazo en cabrestillo, resultante de un tropezón en una oscura bodega. El ejército de Batista encontró cortado el paso del tren blindado donde el pueblo en armas bien protegido por su ejército disciplinado, prendió el fuego necesario para tostar a los inutilizados criminales. La toma de La Cabaña, bastión militar enemigo fue tan decisiva como la del Cuartel Moncada en Santiago de Cuba. De punta a punta, Cuba recuperaba la fiereza del largo caimán poderoso y bello. El mundo entero empezó el año nuevo de 1959 con la buena nueva revolucionaria confrontada con los planes del Pentágono y la CIA para exterminarla. Redescubrimos la solidaridad, la renovamos en las universidades, en las calles, en las plazas, en el gesto criticado por los sensatos fetichistas, de quemar la bandera yanqui en pleno Zócalo, centro histórico de México. Discreta y firme, Cuba va. Fuimos muchos los organizados para la lucha armada para emular al Movimiento 26 de Julio.

También fue 1 de enero el de 1994 cuando la noticia de la toma de siete cabeceras municipales en Chiapas, informó de la irrupción histórica del EZLN. Levantamiento indígena “rezago histórico” en el discurso de Carlos Salinas de Gortari cuando declaró la tregua del 12 de enero, a la par que los bombardeos y el despliegue militar y paramilitar intentaba el exterminio de la organización que se presentó en San Cristobal de Las Casas con una declaración de guerra contra el Estado en el poder, para así cumplir con los doce puntos de su programa inicial, mucho más allá que la proclama indigenista por el alcance histórico contra la explotación capitalista presente en la propaganda de inicio del TLC. El año nuevo de 2021, al declarar y conmemorar los 27 años, queda claro que el capitalismo no tiene redención, como prueba la devastación del planeta y la mala vida de la infectada y recluida especie humana. A mediados de 2021, el EZLN recorrerá Europa alentando al otro mundo necesario y urgente.

Buena celebración de los Reyes Magos fue el reparto agrario de Lucio Blanco en Veracruz en 1915, para cumplir por vez primera la tendencia zapatista de la Revolución Mexicana de 1910. El flanco obrero del combate empezó con la huelga ilegal del 5 de enero de 1915, de los trabajadores de la fábrica textil de Río Blanco, parte del enclave industrial que llegaba hasta Puebla. Informado el dictador Porfirio Díaz, respondió con un telegrama: “mátenlos en caliente”. Al asaltar la tienda de raya, Lucrecia Toriz enarboló la bandera de México frente a la soldadesca criminal. El magonismo, sus células, su periódico Regeneración, siguieron trabajando. En Sudamérica crecía la represión ante los levantamientos populares: 400 campesinos de Cochabamba fueron masacrados en 1973 por el gobierno boliviano de Hugo Banzer, cómplice del asesinato del Che en 1970.

En enero murieron dos camaradas comunistas: el 6, en su casa de Cuernavaca vecina al taller industrial donde encabezó el equipo constructor del Polyforum Cultural, murió David Alfaro Siqueiros al final de una vida de lucha constante en México, en España por la República, en Sudamérica de donde fue expulsado, de Estados Unidos que también lo deportó por el atrevimiento de pintar en pleno barrio chicano de los Ángeles, un negro crucificado y en la casa del cineasta Dudley Murphy, a Plutarco Elías Calles con la cara cubierta y armado para proteger las bolsas de dinero robadas durante su presidencia. La cárcel larga de 1960 a 1964 por su participación en el Movimiento ferrocarrilero, deterioró su salud sin dejar de pintar, por ejemplo, el retrato de Frank País por encargo del Che. Camarada de Julio Antonio Mella, el internacionalista cubano fundador del Partido Comunista de Cuba, Siqueiros organizó con él a los mineros de los Altos de Jalisco y alcanzó la dirección de la Central Sindical Unitaria, proyecto de frente obrero comunista. Por esto y más, el colaborador constante de El Machete donde firmaba Cuauhtémoc Zapata para no repetir el nombre de Mella, fue asesinado cuando caminaba en la noche del 10 de enero de 1929 con su compañera Tina Modotti, inculpada del crimen para proteger a los pistoleros del dictador cubano Machado.

15 de enero es fecha infausta para los revolucionarios. En 1919, Rosa de Luxemburgo y Karl Liebknecht fueron asesinados para liquidar la Liga Comunista Espartaco que había roto con el Partido Socialista Alemán, miembro de la Internacional Socialista, empeñado en acordar con el parlamento alemán la defensa del Estado en guerra. Terminó así la esperanza de la segunda revolución socialista de la historia y empezó el ascenso del nazismo. Queda la predicción comunista de Rosa: socialismo o barbarie. Queda la ironía de su último artículo “reina la calma en el país”. Queda, sobre todo, el proyecto revolucionario con línea de masas como sustento del Partido.

En la misma fecha de 1970, cayó combatiendo como último sobreviviente de una casa de seguridad sandinista, Leonel Rugama, un veinteañero de León, Nicaragua, ejemplar por su respuesta a la guardia somocista que lo conminaba a rendirse: “que se rinda tu madre”, sostuvo.

Tres años después, el 20 de enero, Amilcar Cabral fue asesinado en Guinea Bissau donde aportó al anticolonialismo no solo portugués, la organización armada y una profunda reflexión escrita sobre la cuestión cultural.

Terrible pérdida fue la muerte de Lenin en 1924 con una larga agonía combativa resultante de un atentado contrarevolucionario.

Enero de 1973 es el año del triunfo del pueblo de Vietnam ante los yanquis. El 27 los aterrados invasores huyeron colgados de los helicópteros de combate, agarrados de las balsas de desembarco, amontonados en aviones caza. “Ciudad Amanecer” titularon los vietnamitas a la película filmada en Saigón cuyo nombre fue sustituido por el de Ciudad Ho Chi Minh.

También la ciencia importa en la lucha contra el fanatismo religioso. El 8 de enero de 1642, fue ejecutado Galileo Galilei por la nada Santa Inquisición. Su frase final es garantía de verdad histórica: “y sin embargo, se mueve”. Treinta y cinco siglos después, en 1992, el Vaticano levantó su excomunión y mientras, su ejemplo alimentó la revolución astronómica.

Sin clase obrera, sin tradición marxista y con prédicas anarquistas de migrantes europeos, en Nuestra América hay que celebrar, por ejemplo, la heroica huelga de cinco meses iniciada el 10 de enero de 1911, por los zapateros de Sao Paulo exigentes de limitar la jornada de trabajo a ocho horas al día.

El 12 de enero de 1948 la Corte Suprema de Estados Unidos declaró la igualdad de negros y blancos en las escuelas, antecedente del masivo movimiento social en 2020 con la proclama “Black Lives Matter”. Larga es la historia de la incumplida lucha legal que el 31 de enero de 1865 concretó la Enmienda Trece de la Constitución de los Estados Unidos que declara abolida la esclavitud. Larga es la lucha en la que destaca el sueño de Martin Luther King nacido el 15 de enero de 1926.

El 30 de enero, Día de la no Violencia y la Paz en honor a Mahatma Gandhi es de imposible cumplimiento mientras exista la barbarie imperialista. La guerra está en la paz aparente, advierte Marx.

Colectivo Híjar

Colectivo cultural y político dedicado a la elaboración de mantas y gestión de acciones por la memoria en México. Participa en actividades y publicaciones sobre la crítica y la memoria históricas y la praxis estética necesaria.

4 Respuestas a “Crisis imperial, vías libertarias”

  1. Mauricio Gómez Morin

    Porque no platicamos sobre lo que le dijeron como razones sus propios «compañeros» de lucha al poeta Roque Dalton antes de asesinarlo cobarde y arteramente? Porqué ocultamos esas historias verdaderas? Estas preguntas No requieren respuestas, sólo ponen unos humildes puntos en una íes enormes. La autocrítica es liberadora pero sobretodo revolucionaria. Colectivo Híjar hagan honor al nombre por favor. Gracias.

  2. Alberto Híjar

    Querido Mauricio, en ocasiones muy anteriores, incluyendo la de la excelente película gringa, he detallado con la información procesada por Juan José Dalton, las chingaderas de Joaquín Villalobos y del ejecutor Jorge Meléndez con un cargo de mando policíaco después de los Tratados de Paz. Villalobos asesoró al gobierno argentino y al mexicano sobre contrainsurgencia. La nota de las efemérides tenía que ser breve y sustanciosa y quizá le faltó un renglón sintético. Con sentido crítico inexistente hasta ahora, pronto recibirás un escrito sobre las lecciones de febrero de 1974. Saludos.

Dejar una Respuesta

Otras columnas