Disonancias

Griselda Sánchez

Guendaliza´a por Radio Totopo

Radio Totopo es una radio comunitaria que desde hace más de 10 años transmite en la ciudad de Juchitán, Oaxaca, México. Su labor dentro de la comunidad le ha valido el respeto y respaldo de los pobladores por ser un espacio radial donde se reflejan culturalmente en su idioma diidxazá, la lengua de los Binnizá, pero también ha sabido consolidarse como un espacio físico comunitario y cultural considerado como punto de reunión de la comunidad; ahí se imparten cursos de regularización académica a niños, funciona como galería de pintura y fotografía, proyecciones de documentales, conciertos, venta de comida, y es el lugar de reunión para la Asamblea Popular de Pueblo Juchiteco. Su bandera de lucha es la resistencia al Mega Proyecto Eólico en el Istmo de Tehuantepec, el cual está despojando de la tierra a cientos de campesinos a través de contratos engañosos y ofertas de pago de muy poco valor para poder instalar aerogeneradores.

Totopo transmite desde el Barrio de los Pescadores o la Séptima, lugar característico de la ciudad de Juchitán por ser el más antiguo, conformando un sentido de identidad, de arraigo y cultura propia entre obreros, alfareros, pescadores, amas de casa y comerciantes. Es a este público al cual se dirige la radio, que en esta cotidianidad, se inserta en la casa, en el taller, en el mercado, en la fiesta. Los radialistas saben que su permanencia en el barrio y la razón de ser de una radio comunitaria son los lazos que generan en su comunidad, así lo han venido haciendo desde hace una década y el año pasado no fue la excepción.

Después del terremoto de 8.2 del 7 de septiembre y del sismo de 6.1 del 23 de septiembre del 2017 los daños fueron múltiples e incalculables para los habitantes de esta región: un porcentaje considerable de las casas y de edificios principales como el mercado, el hospital y el palacio municipal se vinieron abajo, otros tienen daños estructurales y requieren su demolición. En ese contexto de emergencia la radio ha tenido un rol esencial en la respuesta y la reconstrucción de su ciudad, ya que ha sido el punto de acopio y distribución de alimentos, herramientas y materiales que diversas organizaciones y personas solidarias han enviado. Pero no sólo eso, las instalaciones de la radio han funcionado como punto de organización y comunicación. Por ejemplo, los niños del barrio que se han quedado sin clases porque sus escuelas resultaron con daños estructurales han encontrado en el patio de la radio un lugar donde realizar actividades lúdicas de pintura y lectura. A su vez se sigue manteniendo el comedor comunitario, en el cual se cuida la adecuada alimentación de los niños, brigadistas y compañeros que llegan a apoyar. Y las personas que perdieron sus casas y siguen con estrés postraumático por el terremoto y sus constantes réplicas, encuentran en la radio un lugar donde platicar de sus experiencias y reconfortarse, acompañadas obviamente por brigadas de apoyo psicológico de universitarios de diferentes estados del país.

Y hacia fuera, en coordinación con las comunidades de Comitancillo y el Espinal el trabajo se ha centrado en la entrega de despensas, catres y hamacas, y cuando la lluvia llegó, se instalaron lonas y estructuras metálicas para construir refugios temporales. Una de sus más recientes actividades fue la confección de 300 huipiles y faldas que forman parte de su vestimenta tradicional para entregar a las mujeres mayores de edad, ya que si bien es cierto se ha enviado ropa y calzado en los centros de acopio, las zapotecas afortunadamente mantienen un fuerte arraigo con su cultura y la vestimenta es parte importante de su identidad.

Estas actividades obviamente no habrían sido posible sin la cooperación de todas las personas que han apoyado con dinero, materiales, víveres. La Radio sólo ha sido un catalizador y coordinador de estas acciones ya que en el fondo lo que persigue Totopo es fortalecer el tejido comunitario y consolidar formas colectivas de reconstrucción, reparación y rearticulación entre los pueblos, ante el abandono gubernamental y del Fondo de Desastres. En estos momentos difíciles que aún persisten, la radio no ha podido reanudar sus transmisiones de manera normal pues la casa que renta para dicho propósito resultó dañada y no está en condiciones de ser habitada a largo plazo.

La emergencia no ha terminado, y el trabajo que la radio desempeña no es sólo importante por estos momentos, su historia lo constata, Totopo ha sido fundamental en la defensa del territorio contra los parques eólicos. Para continuar con estas labores, la radio necesita hacerse de un terreno propio donde pueda reconstruirse, un lugar donde instalar nuevamente la cabina de radio, un espacio seguro para sus reuniones. Para adquirir un terreno donde edificar nuevamente la radio es que se está lanzando una convocatoria en el que todas las personas de buen corazón formen parte de un fondeo colectivo. Esta campaña es sólo parte de un proceso y ya se cuenta con un dinero base, pero falta más de la mitad para tener la cantidad necesaria que les permitirá adquirir un pedacito de tierra. Posteriormente tendrán que iniciar un proceso de autoconstrucción y acondicionamiento. Por el momento se necesita conseguir el dinero necesario para ello y no contamos más que con la Guendaliza´a que en los hechos significa el acto de compartir en comunidad, nuestra comunalidad.

Por eso, esta columna llamada Disonancias se une a este llamado. Y es que me resulta imposible pensar que la solidaridad se acaba en una emergencia, en un día, en una semana, en dos, en tres meses, en un año desaparece. Las consecuencias del terremoto no han terminado, muchas personas tanto en Oaxaca como en Morelos y Ciudad de México se han quedado sin casa y sin sus bienes personales producto de años de trabajo. La actitud de las autoridades gubernamentales ha sido de desprecio y engaño, priorizando el trato con las constructoras porque las reconstrucciones también son negocio.

No, el terremoto no ha pasado, sigamos atentos a las diversas iniciativas de apoyo que se van generando y esta campaña de fondeo colectivo es una de ellas, en unos dias será lanzada esta campaña, te pedimos estar alerta y si necesitas más información escribe al correo: fondeoTotopo@yahoo.com

griselda-sanchez

Griselda Sánchez

Productora radiofónica mixteca, desde hace años realiza talleres para radios comunitarias. Estudió Ciencias de la Comunicación y la Maestría en Desarrollo Rural, ha obtenido diferentes premios en la Bienal Internacional de Radio. De la locura la han salvado la grabación de paisajes sonoros.

Dejar una Respuesta

Otras columnas