Disputas por el Territorio, Tensiones entre la Guerra y la Paz

Yani Vallejo Duque* y Alfonso Insuasty Rodríguez*

Deuda Pública, salida fallida para la Crisis Mundial

Cada día que va pasando en medio de esta crisis que ya venía mostrándose pero que definitivamente se agravó aún mas con la Pandemia del Covid-19, tiene a todos los países del mundo aplicando formulas económicas que dicen, busca evitar llegar al punto de la hambruna y la explosión social generalizada.

Al parecer la fórmula a la que se apela es la misma de cada crisis y no es otra que aumentar el gasto público y buscar ampliación en ese sentido de la deuda externa para compensar en algo el barco que casi se hunde por completo.

En el informe publicado el trece de octubre por el Fondo Monetario Internacional (FMI) acerca de la situación fiscal de la economía mundial se indicó que el gasto para amortiguar las causas del Covid-19 asciende a unos US$12 Billones. (BBC News Mundo, 2020).

Pero a este inmenso gasto público se le debe sumar la caída de ingresos tributarios de cada país, como consecuencia de la poca productividad derivada de las prolongadas cuarentenas, factor totalmente nuevo en el mundo. Este hecho ha provocado algo que nunca se había observado y es tener al mismo nivel la deuda pública global con los ingresos de la economía mundial. (BBC News Mundo, 2020).

Al parecer el único organismo que no cede ni siquiera frente a una pandemia es el mismo FMI, que sin sonrojarse les recomienda a los países deudores que se continúen endeudando para paliar la crisis; sin acceder a formulas mas racionales como reestructuración de la deuda o incluso condonación de esta en los países más afectados, pero es claro que este organismo multilateral no conoce de conciencia social.

Según los cálculos del FMI, treinta (30) países superarán el 100% de deuda respecto a su PIB en 2020, debido a su respuesta a la pandemia. (Dinero, 2020).

Es claro que los países mas pobres son los que están llevando la peor parte de esta pandemia, no solo por su ya precaria situación sanitaria que se ve sobre pasada por los contagios y muertes, sino por el hundimiento rotundo de su aparato productivo que incrementa sin limites el desempleo y la informalidad.

La respuesta se vio venir en la reunión de abril de este año del G-20, en la cual acordaron por unanimidad una moratoria del pago de los préstamos que vencían este año de los setenta y tres (73) países mas pobres del mundo, treinta y ocho (38) de los cuales son africanos. El domingo 22 de noviembre (2020) se determinó una prórroga por seis meses más de esta decisión, hasta junio del 2021. Dicho plan conocido como Iniciativa de Suspensión del Servicio de Deuda (ISSD), establece que esa congelación podría prorrogarse otros seis meses. Para el pago de los préstamos que vencían este 2020 se dará un margen de cinco años. (El periódico, 2020).

Los países insisten en una condonación de estas deudas, pero la respuesta no es otra por parte de estos organismos multilaterales, que refinanciar y bajar las tasas de interés para los nuevos préstamos, elevando la deuda en estos países y haciendo en la realidad impagable dichos créditos, cerrando el círculo de dominación pues, las decisiones soberanas; quedan supeditadas a dichos acuerdos que posibilitan éstos empréstitos, pues se condiciona a la aplicación de planes de ajuste estructural, de acuerdo con su histórica acción antisocial y pro-neoliberal, así, quedamos con deuda y sin soberanía, una lógica colonial efectiva.

La Deuda de América Latina

Si en el resto del mundo llueve, en América Latino no escampa; según el mimos informe del FMI para esta región incluyendo el Caribe la deuda representará el 81,6% del Producto Interno Bruto.

Dicho informe resalta que Brasil sería el de mayor porcentaje, estima que la deuda pública superará 101,4% de su PIB para el 2020, en el 2019 la cifra fue del 89,5% y la del 2018 fue de 87,1%. Por su parte México aumentará la deuda externa y representará para el 2021 en el 65,5% de su PIB, en 2019 la deuda externa alcanzo los US$469.729 millones.

Por su parte Perú en el 2019 llego a US$64.204 millones y el FMI estima que la cifra represente 39,5% y 39,1% para 2021. Chile tendría una deuda equivalente a 32,8% de su PIB para 2020 y aumentaría más en 2021 con 37,5%. (La República, 2020).

La Situación Colombiana

Colombia no es la excepción, ya veníamos sufriendo una crisis económica profunda, desindustrialización, empleo precario, informalidad en aumento, un porcentaje creciente de población inactiva que el DANE no incluye como población desocupada, un panorama que se profundizó con la pandemia.

En el mes de septiembre de 2020, la tasa de desempleo del total nacional fue 15,8%, lo que significó un aumento de 5,6 puntos porcentuales frente al mismo mes del año anterior, en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue 18,3%, lo que representó un aumento de 8,2 puntos porcentuales frente al mismo mes del año anterior. Así mismo resalta que llegamos a un total de 15´939.000 personas Inactivas, 3´788.000 personas desocupadas, y 20´232.000 personas ocupadas de las cuales el 48% están en la informalidad. (DANE, 2020)

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística para Colombia (DANE), para 2019 la pobreza monetaria fue de un 35,7% y la pobreza monetaria extrema fue 9,6% en el total nacional (DANE, 2020) para un total del 45,3% de la población Colombia en situación vulnerable.

Así mismo, la misma entidad, según el Informe de Pulso Social, encuesta que se realiza con el fin de tener registro del impacto de la situación generada por el Covid-19 en Colombia y en la que participaron 9.866 personas de 23 ciudades capitales de departamentos y áreas metropolitanas, reveló que “una cuarta parte de los hogares colombianos ha tenido que reducir de tres a dos comidas diarias, es decir que el 77% de los hogares continúa igual, el 23% pasó de 3 a 2 y el 10% de los hogares sólo tienen para una comida al día” (Radio Nacional de Colombia, 2020).

Es la consecuencia de un modelo económico que excluye y concentra la riqueza, una matriz que, por el contrario, se profundiza en plena pandemia.

Además, se debe lidiar con un aumento de los precios de los productos alimenticios y de los servicios básicos, los despidos masivos de empleadas y empleados y la quiebra inducida por el nulo apoyo del Estado a pequeños y medianos empresarios y a otras pequeñas actividades de subsistencia, recordemos que, de la población activa, el 48% vive en la informalidad.

Se suma a ellos el sobreendeudamiento de los hogares, que se ven agobiados ante la imposibilidad de reembolsar sus préstamos y acuden incluso a créditos ilegales como el Gota a Gota (préstamos de dinero por parte de grupos ilegales a intereses del 20%), soportando altísimas tasas de interés y poniendo en juego su vida y las de su familia; con el no pago de estos.

Hoy contamos con una estructura Estatal desmantelada y con un gobierno indolente e incapaz de compadecerse con el sufrimiento y realidad de su pueblo.

Esta acumulación de medidas de años de “mal gobierno”, destruyen el presente y futuro de todo un pueblo, nos afecta a todos, incluyendo por supuesto a las y los campesinos y agricultores pues sus productos pierden valor a consecuencias de la firma de Tratados de Libre Comercio que les va dejando por fuera del mercado. Ni qué decir de la realidad en las ciudades.

Colombia y sus gobernantes, aun observando éste nefasto panorama decidieron ponerse al servicio de la Banca, de un reducido Sector de Empresarios “No hay plata para los microempresarios ni para la educación, porque la mayoría va destinado al sector financiero” (Diario La Libertad, 2020) Y como si fuera poco, se inició un programa con el FMI, que concluyó con la ampliación y activación de la Línea de Crédito Flexible (LCF) por parte de Colombia (FMI, 2020). En últimas se trata de un crédito por US$5.300 millones que conlleva una tasa de interés anual cercana al 1% y deberá ser pagado en su totalidad entre los años 2024 y 2026” (Munevar Sastre, 2020). El panorama es alarmante pues ente las exigencias se incluyen recortes para los próximos tres años equivale a 1.2 veces el presupuesto de educación o 1.7 veces el presupuesto de salud de Colombia en el 2020. El FMI supervisará entonces, que se cumplan los criterios establecidos para evitar poner en riesgo los recursos de esa institución y no las necesidades del pueblo.

Colombia como consecuencia, se ha comprometido a un ambicioso programa de ajuste fiscal en los próximos años, “entre 2021 y 2023 el país deberá lograr una combinación de aumentos de ingresos y recortes del gasto por 7.4% del Producto Interno Bruto (PIB). Si existiera un “Mundial de Austeridad post-Covid 19”, el país ocuparía un lugar de honor a nivel global. Las metas fiscales sitúan a Colombia con el quinto programa de ajuste fiscal más considerable entre los 81 países que han recibido créditos del FMI en el 2020” (Munevar Sastre, 2020).

El Gobierno de Iván Duque, “ha pactado con el Fondo Monetario internacional una gigantesca línea de crédito, a cambio el FMI le ha exigido que el país aumente el recaudo por IVA e impuestos, además, de que se hagan recortes en inversión social. ¡Macabra decisión contra la gente!” así lo expresó el Senador Wilson Arias en su cuenta de Twitter el 8 de noviembre (2020) (ver)

Y cerramos por ahora, con una última preocupación, el actual Gobierno se ha caracterizado por avanzar en una hiperconcentración de poder, al punto que los controles entre otros, para evitar se dilapiden los recursos públicos hacen aguas, lo cual hace aún más angustiante el panorama.

Vale recordar, por ejemplo, que el Gobierno de Iván Duque, afirmo haber destinado 117 billones para atender los efectos de la Pandemia, pero contrastando la información con documentos oficiales, el dinero destinado efectivamente al Fondo creado para atender esta emergencia FOME, es de 25 Billones, de los cuales se han girado 7 billones y se tiene claridad sobre la destinación de 2.2 Billones. Datos a siete de julio 2020, información derivada del Observatorio Fiscal de la Universidad Pontificia Javeriana. (Radio Kavilando, 2020) ¿Qué pasó con el resto del recurso público?

La tragedia social avanza, las amplias capas populares son las que llevan la peor parte, una minoría sigue enriqueciéndose, es insostenible y los efectos devastadores.

Urge pedagogizar estos temas, comunicarlos, informar, investigar, profundizar, insistir, que comprenda que la crisis tiene causas y actores concretos, por ellos urge seguir fortaleciendo la movilización y la presión social. Generar redes locales con articulaciones nacionales y Regionales pues las afectaciones son similares en toda América Latina y para los países del Sur Global.

Nos unimos además, al llamado del Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas (CADTM International) en pro de impulsar un movimiento global, un frente único contra el pago de las deudas ilegítimas públicas y privadas (CADTM International, 2020).

Referencias.

BBC News Mundo. (20 de noviembre de 2020). Cómo el covid-19 generará la mayor deuda pública mundial de la historia (y por qué no es necesariamente algo malo). Obtenido de BBC.com: https://www.bbc.com/mundo/noticias-54981305.amp

Bulow J., Reinhart C., Rogoff K. y Trebesch. (septiembre 2020). Pandemia de Deuda. Obtenido de: https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/spa/2020/09/pdf/pandemia-deuda-reinhart-rogoff-bulow-trebesch.pdf

CADTM International. (5 de noviembre de 2020). Por un frente único contra el pago de las deudas ilegítimas públicas y privadas. Obtenido de CADTM International: http://www.cadtm.org/Por-un-frente-unico-contra-el-pago-de-las-deudas-ilegitimas-publicas-y-privadas

DANE. (1 de octubre de 2020). Información Septiembre 2020. Obtenido de Dane: https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/mercado-laboral/empleo-y-desempleo

DANE. (13 de octubre de 2020). Pobreza monetaria en Colombia. Boletín Técnico. Obtenido de Dane: https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/condiciones_vida/pobreza/2019/Boletin-pobreza-monetaria_2019.pdf

Dinero (21 de octubre de 2020). Deuda Pública igualará el tamaño de la economía en 2020. Obtenido de Dinero.com: https://www.dinero.com/amp/cuanto-aumento-la-deuda-mundial-por-el-coronavirus/307633

El Periódico. (23 de noviembre de 2020). ¿Deben pagar sus deuda los países más pobres? Obtenido de El Periódico.com: https://amp.elperiodico.com/es/internacional/20201123/deben-pagar-su-deuda-los-paises-mas-pobres-8217875

FMI. (25 de septiembre de 2020). Colombia: Solicitud de aumento de acceso en el marco del acuerdo de línea de crédito flexible-Comunicado de prensa; Informe del personal; y Declaración del Director Ejecutivo por Colombia. Obtenido de FMI: https://www.imf.org/en/Publications/CR/Issues/2020/09/25/Colombia-Request-for-Augmentation-of-Access-Under-the-Flexible-Credit-Line-Arrangement-Press-49780

La República. (15 de octubre de 2020). Deuda de América Latina seria 81,6% del PIB según Fondo Monetario Internacional. Obtenido de LaRepublica.co: https://amp.larepublica.co/globoeconomia/deuda-de-america-latina-seria-816-del-pib-segun-fondo-monetario-internacional-3073941

Munevar Sastre, D. (21 de octubre de 2020). El FMI ha llegado para quedarse en Colombia: austeridad post-Covid 19. Obtenido de El Comején: https://kavilando.org/lineas-kavilando/territorio-y-despojo/8078-el-fmi-ha-llegado-para-quedarse-en-colombia-austeridad-post-covid-19

Portafolio. (10 de julio de 2020). Deuda de América Latina, ¿rumbo a ser insostenible? Obtenido de Portafolio.co: https://www.portafolio.co/internacional/ARTICULO-MOVILES-AMP-542584.html

Nota.

*Abogado, especialista en derecho penal, defensor público e investigador Grupo Kavilando.

**Docente Investigador Universidad de San Buenaventura Medellín, Integrante Red Interuniversitaria por la Paz, actual Consejero de Paz Conpaz Medellín sector Universidades, e Integrante grupo Autónomo Kavilando. Contacto: Alfonso.insuasty@gmail.com

Grupo Kavilando

Kavilando (http://www.kavilando.org/) es una apuesta colectiva y autónoma que busca aportar a los procesos de transformación social hacia una vida digna, fortaleciendo el empoderamiento de los sujetos y colectivos a través de la investigación, la formación, y la comunicación, con una perspectiva crítica y emancipadora.

6 Respuestas a “El péndulo de muerte que habita el “desarrollo” en Colombia”

Dejar una Respuesta

Otras columnas