Disputas por el Territorio, Tensiones entre la Guerra y la Paz

Alfonso Insuasty Rodríguez*, Yani Vallejo Duque**

Colombia exige detener el Genocidio de Israel en Palestina

Apuntes históricos de la conexión Israel – Colombia

La relación de Colombia con la comunidad judía se remonta al período colonial español. Las relaciones entre la República de Colombia y el Estado de Israel se establecieron en 1957, desarrollando a la fecha relaciones comerciales, entrenamiento y equipamiento militar, de inteligencia, entre otras.

Es importante destacar que la relación de Colombia con la comunidad judía se remonta al período colonial español, en ese momento, se produjo una inmigración significativa de judíos que huían de la persecución religiosa y buscaban libertad. Algunos de estos inmigrantes se establecieron en las regiones del norte de Colombia que en ese tiempo se conocía como el Nuevo Reino de Granada. Durante los siglos XVI y XVII, muchos judíos llegaron a estas tierras.

En el siglo XVIII, judíos españoles y portugueses que previamente habían vivido en lugares como Jamaica y Curazao, bajo dominio inglés y holandés respectivamente, se trasladaron a Colombia. Comenzaron a practicar su fe abiertamente a finales del siglo XVIII, aunque esto no era oficialmente legal debido a la presencia predominante de la Iglesia Católica en el país. Después de la independencia de Colombia, el judaísmo fue reconocido como una religión legal.

Por otro lado, la relación de Colombia con el Estado de Israel es de un período posterior. Vale decir que, el Estado de Israel fue fundado el 14 de mayo de 1948, su creación formal se remonta a la Resolución 181 de las Naciones Unidas, en donde se votó a favor de la creación de dicho estado (29 de noviembre de 1947), en ese entonces Colombia se abstuvo en dicha votación.

Las relaciones diplomáticas entre la República de Colombia y el Estado de Israel se establecieron el 1 de julio de 1957 y será en 1960 cuando se establezcan embajadas, a la par se inicia unas formales relaciones comerciales.

Entre 1965 y 1967, Colombia e Israel firman acuerdo de cooperación técnica y un acuerdo comercial. Se fortalecen así, los lazos entre ambas naciones y se sentaron las bases para la cooperación en áreas económicas y comerciales.

La relación entre Colombia e Israel también se expandió a los ámbitos militar y de defensa. Esto se reflejó en acuerdos y colaboraciones en áreas de defensa e inteligencia. En este contexto es prioritario advertir que, la proyección del poder blando israelí en Colombia se encuentra en el Convenio de Intercambio Cultural entre la República de Colombia y el Estado de Israel, firmado el 11 de junio de 1962, el cual sigue vigente en la actualidad.

Relación Militar.

La relación entre Colombia e Israel ha incluido una estrecha cooperación militar.

Ambos países han llevado a cabo numerosos ejercicios de entrenamiento para fortalecer sus habilidades en combate y antiterrorismo. Además de la capacitación conjunta, Colombia ha adquirido una parte significativa de su equipamiento militar de la industria de armas israelí, incluyendo armas como la pistola semiautomática Jericó, el rifle X95 y los fusiles Galil. En el 2002, Indumil obtuvo la licencia para producir fusiles Galil conocidos como Córdoba, así como la ametralladora Negev, bajo la versión «Negev NG7», utilizada por las fuerzas armadas y la policía en Colombia.

El país suramericano también ha adquirido vehículos y helicópteros, así como misiles antitanques Nimrod y Spike, así mismo, se ha planeado la compra de unidades del sistema de cañón autopropulsado Atmos y vehículos militares de artillería como el M-462, además de baterías antiaéreas Eagle Eye, como parte de la cooperación militar entre ambas naciones.

La Fuerza Aeroespacial Colombiana (FAC) cuenta con una flota de 24 aviones de combate Kfir, que Colombia adquirió en los años 90. A pesar de que estos aviones ya no están en uso en Israel ni Estados Unidos, Colombia ha mantenido su flota Kfir a través de procesos de reacondicionamiento y reparación, con la necesidad ocasional de adquirir repuestos y servicios de la industria aérea israelí. La FAC también opera el helicóptero AH-60, fabricado en colaboración con la empresa Elbit Systems, y utiliza aviones no tripulados Hermes, todos suministrados por la Industria Militar Israelí (IMI).

El programa Pegasus, desarrollado por la empresa tecnológica israelí NSO Group, es el eje central de una investigación hecha por The Washington Post, Amnistía Internacional y Forbidden Stories, entre otros. Juntos revelaron que más de 50.000 líneas telefónicas de activistas, periodistas y políticos fueron espiadas mediante Pegasus, en nombre de una docena de estados (France24, 2021). Colombia entre ellos.

La colaboración militar entre Colombia e Israel se fortaleció después de los ataques del 11 de septiembre en EEUU. Ambos países se convirtieron en aliados clave de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo. Al compartir el mismo papel y reconocerse mutuamente como agentes antiterroristas bajo la batuta y mirada de los EEUU, se intensificó la cooperación militar entre ambas naciones. Aunque los contextos de conflictos en cada territorio (Israel y Colombia) tienen orígenes y dinámicas diferentes, la lucha contra el terrorismo les proporcionó una base común para una cooperación militar, tecnología e información, mucho más estrecha.

En este contexto, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en varias ocasiones se refirió a Colombia como la «Israel de América Latina» debido a su creciente relación con Israel en términos de intercambio de armamento e inteligencia militar durante el gobierno de Álvaro Uribe.

Mercenarios Israelíes – Paramilitarismo Colombia.

Según una investigación de Donadio, el presidente de Colombia Virgilio Barco llevó en secreto al veterano agente del Mossad Rafi Eitan el 7 de agosto de 1986, en busca de consejo sobre cómo derrotar a las FARC.

Después y gracias a una reunión inicial, clandestina, en el palacio presidencial de Colombia, Eitan pasó meses recorriendo el país con asesores colombianos, financiados en secreto por la empresa colombiana Ecopetrol. (Cohen, 2023).

Eitan es recordado principalmente por capturar al criminal de guerra nazi Adolf Eichmann en Argentina. Sin embargo, también jugó un papel central en varias de las operaciones más desagradables del Mossad. «Todo el trabajo de inteligencia es una asociación con el crimen. La moral se deja a un lado», comentó una vez Eitan. (Cohen, 2023).

Luego de estas “asesorarías” se desato en Colombia el genocidio más brutal en contra de la Unión Patriótica (UP) partido político surgido de un acuerdo de paz suscrito con la insurgencia de las FARC, pero de 1984 al 2002, al menos 4 mil 153 miembros —incluyendo 2 candidatos a la presidencia, 14 parlamentarios, 15 alcaldes, 9 candidatos a alcalde, 3 miembros de la cámara de representantes y 3 senadores— fueron asesinados o desaparecidos, en lo que la justicia colombiana denominó como «genocidio político».

De acuerdo con datos presentados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la purga tuvo como resultado más de 6 mil víctimas a través de asesinatos, desapariciones, torturas, desplazamientos forzados y otras violaciones a los derechos humanos. (Cohen, 2023).

El primer caso, y probablemente el más conocido, es el de Yair Klein, un exmilitar israelí que tras abandonar las fuerzas israelíes estableció la empresa de seguridad privada Spearhead Ltda., con la que proveyó armas y entrenó grupos armados ilegales (paramilitares) de varios países, entre ellos Colombia.

Según lo señaló Klein, su primer viaje a Colombia (al municipio de Puerto Boyacá) tenía como objetivo entrenar campesinos para defenderse de la guerrilla, sin saber que narcotraficantes y paramilitares patrocinaban el programa. Así, Klein terminó entrenando, entre otros, a los hermanos Carlos y Fidel Castaño y al sicario que asesinaría a Luis Carlos Galán. (Velancia Grajales, Restrepo Marín, & Insuasty Rodríguez, 2016)

Además, Klein estuvo involucrado en una transacción de armas que terminaron en manos de alias «El Mexicano», capo del cartel de Medellín, en episodios truculentos e intentos de golpe de Estado en Honduras, Panamá, Líbano y algunos países de áfrica (Semana 2012).

Según archivos desclasificados del Departamento de Estado de Estados Unidos, Klein dejó Colombia en 1989 después de haber entrenado al menos a cuarenta y cinco personas en actividades paramilitares (United States Department of State 2004).

En 2001 Klein fue sentenciado por un tribunal colombiano a diez años de cárcel, y en 2007 Interpol emitió una orden de detención, que condujo a su arresto ese mismo año en Rusia, y a su posterior extradición a Israel en 2010.

Hasta el momento, Israel sigue sin responder al pedido de extradición que ha hecho Colombia para que el exmilitar pague por sus crímenes.

Mercado criminal y turismo de sexo y drogas.

De los archivos hackeados a la fiscalía Colombia (noviembre 2023) la mayoría de 2018 – 2022, se desprende que tres de las cuatro redes israelíes estaban involucradas en el tráfico de drogas al por menor, dos de ellas también estaban vinculadas a la explotación sexual de menores y actividades relacionadas con el lavado de dinero en zonas turísticas. (Insightcrime, 2023)

Estos grupos criminales de origen israelí han estado atendiendo a un mercado en crecimiento de turistas que buscan servicios sexuales y drogas en las principales ciudades de Colombia, en ocasiones expandiéndose a operaciones transnacionales de tráfico de sustancias ilegales, lo que ha despertado la preocupación de las autoridades de ambos países.

Uno de estos grupos estaba liderado por Assi Ben Moosh. Supuestamente, establecieron extensas redes de tráfico de personas y drogas en lugares como Santa Marta, Medellín, Cartagena y Bogotá, principalmente para clientes extranjeros, en particular exmilitares israelíes.

Según un estudio académico un alto grupo de usuarios de estos servicios son jóvenes israelíes tras cumplir con el servicio militar obligatorio, para liberarse de la carga psicológica que implica tanto la presión moral de su sociedad como el efecto mismo del servicio militar, su actividad principal turística es el consumo de drogas y comportamientos sexuales riesgosos. (Bonny Noach, 2018)

Tras la deportación de Ben Moosh, sus socios continuaron con sus operaciones y organizaban fiestas en lujosas residencias en Medellín y sus alrededores con el propósito de vender drogas, según se desprende de los documentos obtenidos.

Un TLC con Israel

El Acuerdo de Libre Comercio entre Colombia y el Estado de Israel entró en vigor el 11 de agosto de 2020. Fue aprobado por el Congreso de la República mediante la Ley 1841 del 12 de julio de 2017 y declarado exequible por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-254 de 2019.

El documento estipula que unos 7.000 productos, el 99% de las exportaciones industriales colombianas, entran libres de arancel, mientras el 1% restante se liberará gradualmente hasta el 2025. Por su parte, el 97% de los productos agropecuarios y agroindustriales ingresa sin arancel y el 3% lo hará en un plazo de cinco años.

“Hay múltiples oportunidades en Israel, un país joven en términos de su población, donde las nuevas familias están buscando, por ejemplo, muebles y todo lo relacionado con productos para el hogar. Aunque es un mercado pequeño con 9 millones de habitantes según el Banco Mundial, el ingreso per cápita de la población es alto [47.000 dólares en 2021 estima el FMI] y valora la calidad de los productos”, señalaron desde ProColombia.

Los flujos de inversión entre ambos países, que llevan 63 años de estrechas relaciones, alcanzaron entre el año 2002 y el primer trimestre de 2020 (antes de la pandemia), un total de 57 millones de dólares, representados principalmente en sectores como el transporte, comercio y agropecuario, según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit).

Entre los propósitos que motivaron la firma del tratado estuvo diversificar las exportaciones, dándole prioridad a las que no son minero-energéticas y con valor agregado, que si bien están aún concentradas en carbón. (Puerto Barranquilla, 2020).

Hoy, frente al genocidio que perpetran contra Palestina.

Luego de que el 7 de octubre en la madrugara se presentara el ataque del grupo HAMAS en suelo Israelí y la respuesta horas después del estado de Israel en territorio de Gaza, el mundo occidental acogió su aliado (espía) estratégico en medio oriente y salió en defensa de su respuesta totalmente desproporcionada y violatoria del DIH y de los Derechos Humanos.

Es ya muy evidente que, Israel tiene patente de corso por Occidente como el agente 007, con licencia para matar así sea que asesine niños, mujeres y ancianos con bombardeos indiscriminados y con castigos colectivos. 

La solidaridad del mundo árabe no se hizo esperar, pero empezaron a surgir voces también de apoyo y críticas con el estado de Israel en el sur global, una de estas posturas de dignidad fue la asumida por el presidente de Colombia Gustavo Petro quien sin miramientos llamo genocidio lo que ocurre en Gaza, nombrando las cosas como son.

Así de enfático fue el presidente Petro: “Colombia no apoya genocidios” (ver) agrega: “Se llama Genocidio, lo hacen para sacar el pueblo palestino de Gaza y apropiarsela. El jefe del estado que hace este genocidio es un criminal contra la humanidad. Sus aliados no pueden hablar de democracia.” (ver)

La respuesta del embajador de Israel en Colombia por fuera de cualquier diplomacia no se dejó esperar y ayudo a fortalecer más la posición del primer mandatario para señalar que lo que ocurre en gaza es similar a lo sufrido por el pueblo judía en la Alemania Nazi.

Con el pasar del tiempo la confrontación llego a una tensa calma, pero luego de más de 20 días de la violación diaria de todo Derecho Humano en suelo de Gaza contra de su población, en su mayoría niños, mujeres y ancianos; el presidente tomo la decisión el día 1 de noviembre de 2023, llamar a consultas a la embajadora lo que horas antes había hecho Bolivia y luego se sumaría Chile.

El 3 de noviembre de 2023, en el marco de le primera cumbre de la Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas (APEP) escenario impulsado con el fin de tratar de detener el avance diplomático y comercial de China y Rusia en la región, el presidente Gustavo Petro enfatizó:

“Le dije al presidente Biden que si continua la masacre y destruyen el derecho internacional en el mundo solo seguirá la barbarie y la destrucción de la democracia como proyecto de la humanidad” (ver)

Y agregó, en la reunión bilateral sostenida: “No se puede seguir permitiendo la masacre de palestinos”.

Como puede verse la relación entre Colombia e Israel es una relación histórica, en unos inicios poco cercanos, pero luego con la llegada de la lucha contra el terrorismo como estrategia global de persecución a lo diferente, se convertirían en aliados estratégicos como de sendas regiones claves para los EE.UU.

Pero en la actualidad la relación llega a un punto de realidad, donde sin esconder y sin tapujos se condena el actuar genocida de un estado que hoy en vivo y en directo comete un genocidio de más de dos millones que habitan Gaza.

A la fecha Argentina, México, Venezuela, Chile, Colombia, Panamá, Bolivia y El Salvador exigen el cese inmediato de lo que califican como «el genocidio palestino a manos de fuerzas de ocupación de Israel», Bolivia ya ha roto relaciones diplomáticas con Israel las voces de rechazo por parte de los Estados es lenta frente al nivel del avance del genocidio perpetrado por Israel.

Como contracara, siguiendo la consigna solo el pueblo salva al pueblo, se registra un crecimiento exponencial de manifestaciones de rechazo popular global, miles de movilizaciones y manifestación, acciones, boicots económicos, entre otras, vienen siendo impulsadas por los pueblos en movimiento, las redes se cargan de información alternativa que deja ver la crueldad y falta de toda razón humana de parte del gobierno de Israel, el genocidio sigue y crece la digna rabia popular.

Los organismos internacionales dejan ver su inoperancia e incapacidad para hacer valer los acuerdos internacionales, un “mundo basado en reglas” les quedó grande, este hecho corrobora aún más la profunda y categórica Crisis Civilizatoria. Al tiempo, se hace mucho más evidente la necesidad de gestar otras formas de gobierno y de acuerdos internacionales garantizando la existencia, derechos y autonomía de los pueblos de manera real.

Articular las luchas de los pueblos por dignidad, libertad y soberanía en defensa y bajo el cuidado de la vida, se hacen aún más urgentes.

En estos contextos retumba la Rebelión como Derecho.

Referencias  

Bernal, J. (2015). Colombia e Israel bajo la administración Uribe: compañeros en la guerra global contra el terrorismo. Colombia Internacional. (84). DOI: dx.doi.org/10.7440/colombiaint84.2015.03 

Bonny Noach, H. (mayo de 2018). La evolución de la política pública israelí para los mochileros consumidores de drogas. Obtenido de Revista Israelí de Investigación de Políticas de Salud: https://ijhpr.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13584-018-0223-2

Borda, Sandra. 2007. La internacionalización del conflicto armado después del 11 de septiembre: ¿la ejecución de una estrategia diplomática hábil o la simple ocurrencia de lo inevitable? Colombia Internacional. 65: 66-89.

Cohen, D. (16 octubre 2023). El rol de agentes israelíes en el genocidio político colombiano. Misión Verdad. https://misionverdad.com/traducciones/el-rol-de-agentes-israelies-en-el-genocidio-politico-colombiano

El Espectador. (15 octubre 2023). Aviones Kfir, fusiles Galil y otros elementos que Colombia le ha comprado a Israel. El Espectador. https://www.elespectador.com/politica/aviones-kfir-fusiles-galil-y-otros-elementos-que-colombia-le-ha-comprado-a-israel-exportaciones-de-seguridad/

France24 (2021). Pegasus: el software israelí que ha estado espiando a miles de personas. En: https://www.france24.com/es/econom%C3%ADa-y-tecnolog%C3%ADa/20210719-pegasus-software-israel-espionaje-mundial-activistas-periodistas-politicos

Insightcrime. (6 de noviembre de 2023). Archivos hackeados de la Fiscalía detallan las operaciones de criminales israelíes en Colombia. Obtenido de insightcrime: https://insightcrime.org/es/noticias/archivos-hackeados-fiscalia-general-detallan-operaciones-bandas-israelies-colombia/

Pardo, D. (31 agosto de 2020). Colombia e Israel: qué hay detrás de la «relación especial» entre los dos países?. BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-53953327 

Puerto Barranquilla. (2020). Así va el TLC de Colombia con Israel, el país de la ‘cuarta revolución’. Puerto Barranquilla. https://www.puertodebarranquilla.com/index.php/asi-va-el-tlc-de-colombia-con-israel-el-pais-de-la-cuarta-revolucion/

Velancia Grajales, J., Restrepo Marín, J., & Insuasty Rodríguez, A. (2016). Elementos para una genealogía del paramilitarismo en Colombia. Historia y contexto de la ruptura y continuidad del fenómeno (I). Medellin: Kavilando. Obtenido de https://kavilando.org/images/editorial/pdf/elementos_para_una_genealogia_del_paramilitarismo_en_colombia.pdf

____________________________

*Docente Investigador Universidad de San Buenaventura parte de la Red Interuniversitaria por la Paz e integrante Grupo Autónomo Kavilando www.kavilando.org

**Abogado, Magister en derecho procesal penal, Defensor Público e investigador Grupo Autónomo Kavilando www.kavilando.org

Grupo Kavilando

Kavilando (http://www.kavilando.org/) es una apuesta colectiva y autónoma que busca aportar a los procesos de transformación social hacia una vida digna, fortaleciendo el empoderamiento de los sujetos y colectivos a través de la investigación, la formación, y la comunicación, con una perspectiva crítica y emancipadora.

Una Respuesta a “Despojo Verde. Colombia”

  1. Carlos Robleto

    Muchas gracias por este excelente articulo, soy Nicaraguense exiliado en Nicaragua y tengo un sueño, el sueño de ver al pueblo mesoamericano unido desde sus bases populares, culturales y multietnicas, necesitamos empezar creando una red de comunicadores digitales, una red descentralizada y democratizada desde donde podamos modelar una nueva cultura politica y desde donde impulsemos un tanque de ideas y propuestas a favor de nuestras comunidades y pueblos, llego la hora de traer de regreso a QUETZALCOATL

Dejar una Respuesta

Otras columnas