Entre la luz y la sombra

Felipe Martínez

Incesante guerra contra los pueblos en Colombia

El progresismo no la detiene, la guerra contra los pueblos avanza y se mantiene, tal vez con menor intensidad dirán algunos, pero lo cierto es que no hay tregua y al contrario se mantiene y profundiza con el paso del tiempo. Para hacer frente a esta situación desde el gobierno de Petro y Francia apuestan todos los esfuerzos en consolidar la propuesta de la “Paz Total”, una encrucijada que aún no se ve con claridad.

Para esta columna quisiera mencionar algunos casos de violencia que ocurrieron entre septiembre y octubre del presente año, donde las víctimas son los pueblos organizados en diversas expresiones sociales y comunitarias. Finalmente quisiera plantear algunos interrogantes frente a este escenario.

Comunidad de Paz

La Comunidad de Paz de San José de Apartadó denunció el pasado 4 de octubre los hechos “que atentan contra la vida de la población civil de nuestro entorno geográfico y social y contra la existencia de nuestra Comunidad de Paz. Nuestro territorio sigue viviendo bajo el imperio de la muerte, pues a través de sus armas los paramilitares siguen anunciando: “O se someten o se mueren”.

En esta denuncia detallan las acciones de los intereses de explotación minera en sus territorios, donde amenazan con realizar extracción de carbón, roca caliza, petróleo y oro. Así mismo evidencian el actuar del poder ligado al paramilitarismo, quienes realizan actividades de atención a la población civil como brigadas de salud, en medio de la presencia de reconocidos paramilitares del territorio, quienes comparten en el mismo escenario junto a militares y policías.

Así mismo denuncian las amenazas que han recibido de los nuevos mandos paramilitares que hacen presencia en la zona y que han realizado listados de personas declaradas objetivo militar, “sindicándoles de rebeldes al no acatar sus órdenes, entre ellos la Comunidad de Paz, de igual forma anuncia la ejecución de supuestamente ladrones y marihuaneros (consumidores de sustancias psicoactivas). Sustancias que los mismos paramilitares toleran, consumen y venden” (1).

Indígenas del Cauca

El 7 de octubre en el territorio de Munchique Los Tigres se registró un atentado contra la guardia indígena que se encontraba realizando un recorrido territorial, ejercicio que busca confrontar las dinámicas de desarmonización que están viviendo los territorios a causa del narcotráfico y todas las dinámicas que genera en la convivencia de las comunidades (2).

El 27 de octubre fue asesinada Yeimi Chocué, tesorera del cabildo indígena de Chimborazo, municipio de Morales, quien al parecer fue seguida hasta su lugar de vivienda. Así mismo, el 29 de octubre la histórica lideresa Aida Quilcué, hoy congresista de Colombia, fue víctima de un atentado en el vehículo donde se movilizaba que fue impactado con seis disparos de arma de fuego (3).

Luto en toda la geografía nacional

La Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba denunció el 17 de octubre el asesinato de Rafael Moreno, un líder que fue excandidato a una de las curules de paz y se desempeñaba como periodista de la región (4). De la misma manera, el 30 de octubre en el corregimiento de Jardines de Sucumbíos de Ipiales (sur del país), fueron asesinados Jonás Carabalí y su primo Faustino Carabalí, ambos pertenecían al Consejo Comunitario Afro Nuevo Amanecer.

El mismo domingo 30 de octubre fue asesinado en Barranquilla Johnny Agudelo Pineda, quien estaría sirviendo de mediador frente a las tomas de tierras de la finca Alpes de Sevilla de Galapa. Ese mismo domingo de sangre, en Macaján en Toluviejo, fue asesinado en líder social William Urueta, integrante del Pacto Histórico (5).

Tribunal Popular en Siloé

Horas antes de terminar de escribir esta nota, en la ciudad de Cali fueron amenazados por los paramilitares los integrantes del Tribunal Popular de Siloé, una iniciativa que busca esclarecer la verdad y la justicia de los hechos ocurridos en esa comuna en medio del estallido social de 2021, donde fueron asesinados varios jóvenes. El panfleto de la amenaza fue entregado a un niño en medio de una celebración popular.

Incógnitas

Sin lugar a dudas, todas estas dinámicas de muerte y terror son estrategias para destruir el tejido social, eje fundamental para lograr consolidar cualquier proceso social y comunitario. Al mismo tiempo, esta estrategia está golpeando el hasta ahora NO potenciado pilar que ayudaría a sostener el gobierno progresista en Colombia. Una paradoja clara, o más bien un contrasentido permanente, pues mientras el presidente “invita” a que la sociedad se organice, no la acompaña, ni genera las condiciones necesarias para que esto sea una realidad, pues los espacios de participación no son decisorios y no le dan juego a que la sociedad se sienta gobierno y poder.

Ante la actual situación de muerte, que evidentemente no es nueva, me surgen varias preguntas: ¿Es la propuesta de la “Paz Total” el camino para erradicar la violencia en las regiones rurales del país? o por el contrario ¿Implicará esta un escenario de impunidad que dé inicio a un nuevo ciclo de violencia en Colombia? Por otra parte, si son los pueblos organizados quienes más viven las consecuencias de la violencia paramilitar ¿es posible consolidar estrategias comunes de cuidado para frenar esta oleada de muerte? ¿No sería el momento de consolidar un escenario de discusión y dialogo de los diferentes movimientos sociales y comunitarios del país para evaluar el momento político y así construir una ruta y agenda propia que vaya más allá del gobierno actual?

Son muchas más preguntas las que surgen, sin embargo quisiera cerrar con esta canción, pues brinda ánimo e invita a permanecer luchando por la defensa de la vida: https://www.youtube.com/watch?v=xIKBEXvbqEc

Notas:

  1. Ver: https://www.desdeabajo.info/rotador-incio/hasta-cuando-continuara-el-dominio-paramilitar-en-el-contexto-de-una-colombia-en-cambio/
  2. Ver: https://nasaacin.org/pronunciamiento-en-rechazo-al-atentado-perpetrado-contra-nuestros-kiwe-thegnas-guardia-indigena/
  3. Ver: https://www.facebook.com/cxhabwalakiwe/photos/a.2045935505653510/3312846135629101/
  4. Ver: https://www.facebook.com/ascsucororg/photos/a.1742569699383100/2910706645902727/
  5. Ver: https://periodicovirtual.com/colombia-cuatro-lideres-sociales-fueron-asesinado-en-un-solo-dia/
  6. Ver: https://www.facebook.com/tribunalpopularensiloe/posts/pfbid023hYErChPNNVqESX8xocQbjvJWkpQtRf9fc7oXnhF95TQV8XsQg6Tib9RioXUw2nxl

6 Respuestas a “Un año del estallido social en Colombia”

  1. Carlos A González

    Si señor. Es el momento de las bases, de los sectores populares a quienes se les abre la posibilidad de expresarse y alzar la voz respecto a sus clamores, reclamos históricos de posibilidades de participación en las decisiones y en el reparto democrático de las oportunidades y servicios del estado. Hay, parece, un poco de estupor.

  2. Ángela Lerma

    ¡Qué hermoso volver a sentirla potencia de la juventud y le trabajo colectivo, sólo puedo decir gracias, gracias, gracias, por ese testimonio de vida y por permitirnos abrirnos a la esperanza de recomponer el puente generacional para continuar con este proyecto social y saber que no estamos solos, que juntos podemos avanzar hasta lograr que las condiciones dignas sean una costumbre no una excepción. Abrazos.

  3. Reinel Garcia

    Conocí el grupo popular amistad hacia el año 1986-1987 con su períodico el Vecino. A sus gestores, Antonio, Alberto, Nelly, Miguel y muchos más. La verdad era um compromiso real y de corazón con las comunidades, un ejemplo a seguir.

  4. El Grupo Popular Amistad es uno de muchos testimonios de las luchas populares de los barrios y territorios latinoamericanos que deben trascender en la memoria para no olvidar que son los pueblos y la gente los únicos que estamos en la capacidad de transformar esta sociedad más allá de la burguesía, el capitalismo y la militarización a los pueblos. Aplausos a Felipe Martínez por hacer memoria de esta tremenda experiencia y ejemplo de lucha y vida. También les invitamos a conocer el proyecto https://recorriendonuestrasvoces.com/ y conocer más sobre organizaciones del sur oriente de la ciudad de Bogotá/Colombia y recorrer nuestra memoria y legado.

  5. Louis Kier Heornad O.

    Muy acertado, en el entendimiento social justamente quienes se movilizaron para que se subiera al poder, se habló de una crítica también de cómo se legislaría en su gobierno. Lamentablemente el ser tan diplomático a terminado con ceder mucho del discurso con el que llegó al poder. Hay que seguir consumiendo estás columnas críticas que amplían más el panorama de Colombia. Sería interesante reunirnos a una comida quizá un fin de semana con el Columnista.

  6. Angie Kier Heornad O.

    Este espacio que brinda información alternativa es valioso porque no deja en olvido las lucha frente a los distintos panoramas de Colombia que, a pesar de las dificultades el pueblo resiste defendiendo su territorio.
    Quisiera invitar al columnista a un almuerzo , preferiblemente comida Ecuatoriana. Ojalá tuviera un espacio el sábado 17 de diciembre.
    Gracias.

Dejar una Respuesta

Otras columnas