El sueño de la razón

Silvia Ribeiro

Israel: récord de asesinato de periodistas

El estado de Israel está conduciendo un genocidio contra el pueblo palestino a la vista de todas y todos, ya no quedan expresiones para el tamaño del horror. Tiene ahora también el trágico récord del mayor número de asesinato de periodistas en conflictos armados, lo cual no es un hecho fortuito sino parte de la agresión planeada desde Israel.

La falaz propaganda de Israel de que actúa “en su defensa” debido al brutal ataque por parte de Hamas sufrido el 7 de octubre de 2023 que dejó 1200 personas muertas en Israel, no se sostiene frente a las más de 28.000 personas asesinadas en Palestina hasta el momento, la amplísima mayoría civiles, más del 70 por ciento niños, niñas y mujeres y números imposibles de conocer de personas heridas, más de 1,7 millones de personas desplazadas y sin hogar. Luego de dejar Gaza completamente devastada, Israel ataca ahora los lugares donde han podido llegar los desplazados y refugiados, como Rafah, hospitales, agencias de Naciones Unidas para refugiados. Son cómplices y responsables del genocidio también los gobiernos de Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón y los países europeos que decidieron cortar sus fondos ante las acusaciones arbitrarias, no probadas ni verificadas de que supuestamente habrían algunas personas vinculadas a Hamas entre los 30,000 empleados de la agencia de la ONU para refugiados en la región. Obviamente se trata de una guerra de exterminio contra el pueblo palestino, a la que Israel intenta todo el tiempo rotular de otra manera. Incluso las informaciones brindadas por esa agencia de ONU sobre números y situación de las personas refugiadas son una amenaza al muro de mentiras que Israel intenta levantar.

Para tratar de evitar los flujos de información real sobre esta terrible realidad y poder seguir diseminando mentiras que ocultan la intencionalidad y planeación del exterminio –incluyendo el hecho de que Israel financió y fortaleció a Hamas en su origen para sabotear a la Organización para la Liberación Palestina y que es cínicamente extraordinario que la frontera donde Hamas realizó el ataque el 7 de Octubre haya estado sin guardia por seis horas– Israel se ha dedicado a la persecución, represión, ataque y asesinato de periodistas.

En cuatro meses, la guerra de Israel contra Palestina es responsable por un número mayor de asesinatos de periodistas que los que ha habido en los conflictos armados en todo el resto del mundo, incluso aquellos que han durado más de una década.

Según el Comité para la Protección de Periodistas (CPP) , 99 periodistas fueron asesinados en 2023 en todo el mundo, y de éstos las tres cuartas partes en Palestina. Al 19 de febrero el CPP reportó 88 periodistas y trabajadores de medios abatidos en la región: 83 de Palestina, 2 de Israel y 3 libaneses. Además, 16 periodistas heridos, 4 reportados como desaparecidos y 25 detenidos.

El CPP reporta además múltiples asaltos, amenazas, ataques cibernéticos, censura y la persecusión, hostigamiento y muerte de familiares de trabajadores de medios.

Las muertes de periodistas no solamente han sucedido en ataques a las sedes donde trabajan, también en sus casas e incluso se ha documentado varios casos de muertes por drones y francotiradores israelíes y un periodista que sufrió varias horas de agonía luego de ser herido por un francotirador, debido a que las fuerzas israelíes interceptaron la ambulancia para socorrerlo.

El CPP manifestó su preocupación de que las Fuerzas de Defensa de Israel, en al menos una decena de casos, aparecen como asesinatos deliberados, un patrón que el CPP ya había denunciado antes de los ataques recientes. En su reporte “Patrón Mortal”, publicado en mayo 2023, el CPP plantea que “las fuerzas militares israelíes tienen un largo historial de matar periodistas con impunidad, pues han matado, como mínimo, a 20 periodistas en un período de 22 años y nadie ha rendido cuentas por estas muertes”.

En un comunicado de febrero 2024, el CPP señaló también que Israel debe cumplir con la orden de la Corte Internacional de Justicia para que garantizar la protección de evidencia (ante el juicio iniciado por Sudáfrica en el cual acusa a Israel de genocidio), “una función crucial de los periodistas, pues son testigos de primera línea cuya labor ha sido considerada anteriormente como evidencia en los tribunales.”

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) organizó en 2022 una sesión sobre la impunidad en el asesinato de periodistas, donde se presentaron especialmente casos de México, Siria y Sri Lanka. Los jueces de esta sesión del TPP, declararon ahora en un comunicado:

“Atacar a los periodistas significa tratar de imponer silencio sobre la sangrienta guerra en curso. Desde el comienzo de las hostilidades, la Franja de Gaza ha estado vedada a los reporteros internacionales, salvo raras visitas encabezadas por las Fuerzas de defensa de Israel. Los periodistas presentes en el territorio son reporteros de los medios de comunicación palestinos y de las pocas agencias de noticias y cadenas de televisión internacionales que tenían oficina en Gaza antes del 7 de octubre, así como periodistas independientes que están documentando los horrores y compartiéndolos en las redes sociales, todos ellos radicados en Gaza. Son ellos quienes están relatando la tragedia en curso, a través de los vídeos, las imágenes, las noticias que consiguen, en medio de mil dificultades, transmitir al mundo exterior. Gracias a ellos vemos la destrucción, el colapso de la vida civil, el sacrificio de más de 100 médicos y trabajadores sanitarios, la lucha diaria por la supervivencia de dos millones de desplazados: la guerra contada desde el terreno.

La libertad de informar y de ser informado es la base de la justicia y la democracia, y es tanto más valiosa en contextos de guerra, cuando suelen prevalecer los relatos unilaterales, la propaganda y la censura. Atacar a periodistas es un crimen de guerra.”

En ese sentido, Reporteros sin Fronteras (RFS) presentó dos denuncias contra Israel en la Corte Penal Internacional, por crímenes de guerra contra periodistas cometidos en Gaza desde el 7 de Octubre.

Detallan al respecto, que los periodistas asesinados cuyos casos recoge la segunda denuncia son Asem Al-Barsh, periodista de la emisora Al Najah, asesinado por disparos de francotirador; Bilal Jadallah, de la Casa de la Prensa Palestina, víctima de un misil disparado directamente contra su coche cuando salía de su lugar de trabajo; Montaser Al-Sawaf, cuya casa fue blanco dos veces de disparos de misil; Rushdi Al Siraj, víctima de un impacto directo contra su domicilio; Hassouna Salim, de la agencia Quds News, asesinado por un misil tras recibir amenazas de muerte; Sari Mansour, fotoperiodista de Quds News, asesinado en el mismo ataque; Samer Abu Daqqa, corresponsal de Al Jazeera, probablemente asesinado por disparos de precisión de drones, ataque en el que resultó herido el jefe de la oficina de Al Jazeera, Wael Dahdouh.

Son solo algunos de los nombres de periodistas y muchas otras personas asesinadas, que muestran la intencionalidad de los asesinatos. No han sido silenciados, no olvidamos, no callaremos.

Dejar una Respuesta

Otras columnas