Cooperativa de cosméticos en armonía con la comunidad y la naturaleza

Texto y fotos de Marcela Salas Cassani

Mujeres etiquetando en la cooperativa

Mazunte, Oaxaca. A medio camino entre Puerto Escondido y Huatulco, y rodeado por la sierra oaxaqueña, se encuentra Mazunte, un pequeño pueblo costeño dueño de paradisíacas playas. Durante años, la actividad económica principal de sus pobladores fue la caza de tortuga. “Acá se mataban alrededor de 3 mil tortugas por día y luego iban al mar a tirarlas; estaban contaminando el mar y el medio ambiente”, rememora una habitante del pueblo. Pero en 1990, después de que se aprobó en México una ley que prohíbe indefinidamente la caza de tortugas de cualquier especie, la gran mayoría de quienes aquí habitaban quedaron – de la noche a la mañana – desempleados.

En 1993, –invitada por la organización Ecosolar  – Anita Roddick, fundadora de la empresa inglesa The Body Shop, visitó Mazunte y decidió comenzar un proyecto productivo en esta comunidad. La idea original fue que el pueblo se convirtiera en proveedor de materia prima orgánica para The Body Shop; sin embargo, esta idea se consideró inviable y fue rápidamente sustituida por un mejor proyecto: fundar una empresa comunitaria que se ocupara de las necesidades locales de empleo.

Así nació Cosméticos Naturales de Mazunte. “Anita Roddick fue quien nos donó las fórmulas, pues había vendido su fábrica. Nos constituimos como una ‘triple ese’ (Sociedad de Solidaridad Social), pues éramos quince socios al principio, pero luego se salieron dos y nos convertimos en una cooperativa. Ahora somos diez mujeres y tres hombres; uno de los compañeros es el encargado de la administración; el dinero que obtenemos de las ventas lo utilizamos para salarios y para la materia prima”, cuenta Epitasia Galván Salinas, quien tiene 27 años y es socia de la fábrica de cosméticos desde hace diez años.

Con dinero aportado por los socios fundadores y apoyo financiero de Ecosolar, comenzó la edificación de la planta, la cual fue construida comunitariamente por las mujeres y hombres de Mazunte. El edificio está diseñado de tal forma que es amigable con el ambiente y materiales locales, como adobe y palma, fueron ampliamente utilizados durante su construcción. “Contamos también con baños ecológicos”, platica orgullosamente Epitasia,  “sus aguas no contaminan el mar ni el medio ambiente, pues pasan por una serie de procesos y se desinfectan. Esta agua la utilizamos después para regar las plantas”.

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de  Num. Anterior   Reportajes  

6 Respuestas a “Cooperativa de cosméticos en armonía con la comunidad y la naturaleza”

  1. Aurea Salomé Albanés Santana

    Estoy interesada en comprarles implementos para baño, como: jabón, shampoo, cremas, repelente de mosquitos, etc. etc., para “Casa la Luna” de Puerto Angel. Nos dedicamos a alojar turistas y nos han hablado muy bien de sus productos y que mejor que promoverlos en la región. Les solicito precios, presentaciones y el horario de atención.

    Saludos
    Áurea Salomé

Dejar una Respuesta