Regeneración Radio ante la criminalización del micrófono

Adazahira Chávez Foto: Regeneración Radio

criminalizacion medios libres

México, Distrito Federal. “Seguiremos trabajando donde nos pueda escuchar la gente común y corriente, pobre como nosotros. Y sabremos que habrá consecuencias”, advierte Montserrat Rojas, de Regeneración Radio, al hablar sobre la detención de una integrante fundadora de la radio, Estela Morales, mientras cubría la manifestación del 1 de septiembre, y el posterior señalamiento público contra ella y Jaime Aguilar, también colaborador del medio, como parte de los “anarquistas más peligrosos” de la capital.

Estela Morales considera que su detención y posterior señalamiento no es contra un individuo, sino contra el colectivo en el que trabaja. “Escogieron a un proceso social que todos los días trabaja por transformar la comunicación, que es lo que nos toca, acompañando a la transformación social”, precisa en entrevista con Desinformémonos.

En medio de la explanada del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Vallejo, donde la radio tiene su base desde 1999 -cuando fue creada por los estudiantes en huelga- Sandra Suaste, Montserrat Rojas y Estela Morales hablan sobre el trabajo “complejísimo” y los logros de la radio, su postura política diversa, “no solamente anarquista”, y el debate dentro de los movimientos sociales en el marco de las acusaciones contra dos de sus integrantes.

“Nosotros no somos de los que decimos ay, no, no aventamos piedras; hacemos nuestro trabajo con la misma fuerza, pero desde otra trinchera”, aclara Morales, quien sigue su proceso jurídico acusada de portación de objetos aptos para agredir, así como por ultraje a la autoridad y resistencia de particulares.

“El movimiento social tiene que ser muy maduro en recibir las críticas”, responde Estela Morales ante el cuestionamiento de las opiniones encontradas sobre el anarquismo dentro de los movimientos sociales. “Pueden ser muy bien discutidos los trabajos y las estrategias, de buena manera, sin hacer señalamientos y ver qué pasa desde adentro. La pregunta importante es si las estrategias están funcionando, si estamos logrando la desestabilización del gobierno o de un sistema, y no sólo hablo de los que avientan piedras, sino de cada organización o colectivo”, explica.

Una radio nacida del movimiento social

Regeneración Radio es, explican sus integrantes, un colectivo que hace comunicación “porque tenemos derecho a ejercerla como un derecho humano”, abunda Sandra Suaste. La radio –que transmite por el 105.3 de FM, por internet y con bocinas instaladas en la explanada del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Vallejo- nació en 1999, durante la huelga estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Además de la transmisión radial cotidiana y de las coberturas especiales –que hacen por su lado o en conjunto con otros medios independientes-, Regeneración ofrece reportajes escritos, videos y foto reportajes en su página de internet.

“Es un trabajo muy laborioso, hay que capacitar a los compañeros que llegan, estar pendientes del funcionamiento de los aparatos, coordinar quién abre y cierra, revisar los mensajes y actualizar la página –que es donde se ve la parte más política, porque en las transmisión diaria puedes encontrar lo mismo contenido cultural o sexual que político”, explica Estela Morales. “Además de lo que no se ve: salir a reportear, mejorar la página y producir”. Los recursos para mantener los aparatos funcionando vienen de la venta de alimentos y golosinas en kermeses.

Dentro de Regeneración Radio conviven el colectivo político –quienes deciden sobre el rumbo del medio- y la asamblea de programas de radio, cuyos integrantes no necesariamente pertenecen al primer grupo. Los participantes de la radio se ubican en ideologías de todo tipo, siempre y cuando sean anticapitalistas, explica Rojas, además de que coinciden en que no creen en el sistema político mexicano y no acompañarán procesos electorales. “Lo que hacemos es enfrentar directamente a un aparato mediático, y hablar de lo que los medios censuran”, agrega Morales.

Los principios de la radio se basan en la libertad y en buscar la parte contraria del sexismo, del machismo y del fascismo. No todos son anarquistas, aclaran, pero sí los hay y el nombre del medio viene del periódico de los hermanos Flores Magón. Formalmente, agregan, Regeneración es adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Las entrevistadas consideran que entre los logros de la radio está ampliar el tipo de gente al que se llega (pues, afirman, se encuentran a habitantes de las colonias, no activistas, escuchando la programación), hacer transmisiones laboriosas y continuas y  tener radioescuchas fieles. “Y permanecer 14 años, con muchas manos, rostros, voces, corajes y sonrisas”, agrega Estela Morales. “Además estamos rebasando el autoconsumo de las organizaciones sociales, pasamos de ser una alternativa a ser algo que existe, que la gente escucha, se identifica y ve que es necesario”.

En las colonias a donde llega su señal, relatan con entusiasmo, lo mismo los escuchan vendedores de pollo que taxistas. Y durante la campaña contra el voto que realizaron en 2012, recuerdan, los radioescuchas llamaban para preguntar cómo se podían organizar.

Desde hace meses, denuncia Sandra Suaste, la radio sufre interferencia intermitente, que se agudiza especialmente en coberturas como la del desalojo del plantón de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) del Zócalo, donde hubo mucho seguimiento y retroalimentación de los escuchas.

Las batallas

Las agresiones y amenazas que ha vivido Regeneración (como cortes de cables, la quema del transmisor y robo de equipo) vienen principalmente de las autoridades universitarias. “Lo que analizamos es que el Estado nos ve, si no como un peligro latente, sí como algo incómodo”, complementa Montserrat Rojas. Los grupos porriles también han funcionado como grupo de choque para amedrentar a los que se quieren organizar, indica Suaste.

“Emanamos de los movimientos, nuestra labor es hacer comunicación y eso es importante, el enfrentarte al aparato ideológico del Estado aunque sea en una escala mínima”, valora Morales. “Lo que representa Regeneración Radio, al mostrar otro tipo de realidad, sí le afecta al Estado en que más gente esté en descontento y diga, estamos hasta la madre”, señala Montserrat Rojas. El trabajo de ser puente de comunicación entre organización golpeteadas, consideran las entrevistadas, es incómodo para los gobiernos.

Las amenazas y hostigamiento se agudizaron con el arribo de Enrique Peña Nieto al poder, explican las jóvenes. “A ciertos sectores sí nos usa como chivos expiatorios, crea enemigos públicos, y está logrando que la opinión pública, cuando se da una detención o desaparición, diga, ah, era una escoria social. Pero en realidad atacan a cualquier forma de organización social, pues el PRI (Partido Revolucionario Institucional) no quiere que esto avance”, señala Rojas. “El descontento social ante el PRI  es muy fuerte, y si alguien reta al poder, muchos se sumarán”, agrega Morales.

Estela Morales fue detenida mientras realizaba para Regeneración Radio la cobertura de la marcha del 1 de setiembre de 2013, que acabó –como el desalojo de la CNTE, la marcha del 13 de septiembre y la del 2 de octubre- con disturbios, heridos y detenidos, entre ellos defensores de derechos humanos y periodistas de distintos medios de comunicación. Desde distintos sectores se acusó la presencia de infiltrados entre los manifestantes, pero también hubo grupos de activistas que reivindicaron la acción violenta.

Ante la nueva dinámica en las movilizaciones, señala Estela Morales, “son tantas las cosas que pasan, y de manera tan rápida, que lo urgente no nos ha permitido discutir lo importante. Poco a poco vamos desenmarañando este proceso”.

Montserrat Rojas declara que “no estamos en la posición de que como ya agarraron a una de nuestras compañeras, nos vamos a nuestra casa un sexenio y a ver quién llega después. Seguiremos trabajando donde nos pueda escuchar la gente común y corriente, pobres como nosotros. Sabemos que habrá consecuencias”.

En cuanto al documento publicado por el diario Reforma, donde se señala a once personas como los anarquistas más peligrosos “por su participación en hechos violentos y por su asistencia continua a manifestaciones”, y en donde se señala a Estela Morales y a Jaime Aquilar, también colaborador de Regeneración, “el objetivo es mostrar que cualquier miembro de un movimiento social puede ser señalado de cualquier forma, independientemente de la labor social que desarrolla”, indica Estela.

“El mensaje es claro. Aunque hagas comunicación, aunque sólo cargues una manta, aunque reivindiques la acción directa, lo que sea, te puedo poner en una lista y señalar que tienes que ser enemigo público”, indica Morales. “A mí me escogen porque la radio tiene una posición social clara, y trabaja todos los días en la transformación al menos de comunicación, que es la labor que nos toca, acompañando la transformación social”. Los señalamientos, señala, tienen que ver también con que algunos integrantes de la radio asumen claramente una ideología política, pero “lo preocupante es la creación del enemigo público y el desprestigio de un movimiento social”.

Estela Morales resalta que parte del trabajo de la radio es demostrar, ante la opinión pública, que a quienes detienen las autoridades son luchadores sociales, aunque los cargos que les finquen son totalmente ajenos a sus actividades.

“No podemos decir que esta estrategia del Estado es culpa de algún sector social, pero lo que sí se demuestra es que nadie está a salvo de cualquier imputación, detención o incluso desaparición política”, señala Morales. “La lectura tiene que ser más grande, pues ya le está tocando también a los medios masivos, la diferencia es que a ellos no los detienen”, agrega entre risas.

Lo que le corresponde a los colectivos y medios golpeados por la estrategia gubernamental, consideran las radialistas, es fortalecer su trabajo, indica la veterana del radio, “hablar de quiénes somos y de lo que hacemos. No parar en lo que hacemos, sino seguir tomando el micrófono y las grabadoras”.

Publicado el lunes 11 de noviembre de 2013

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de Geografía   méxico   Reportajes   Reportajes México  

Dejar una Respuesta