4 de agosto de 2014
Usted está aquí> Inicio> Geografía> México> Reportajes> Reportajes México > EL EZLN anuncia próximos encuentros en su territorio y las características de quienes acompañarán (y no) sus nuevas iniciativas

EL EZLN anuncia próximos encuentros en su territorio y las características de quienes acompañarán (y no) sus nuevas iniciativas

Termina una etapa de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y se anuncian cambios en el ritmo y velocidad del paso, y también en la compañía.

Desinformémonos
Leer Texto Completo

México. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) dio por terminada “una etapa en el camino” de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y anunció el inicio de sus siguientes pasos políticos, que incluyen próximos encuentros en su territorio y la selección explícita del acompañamiento para próximas iniciativas que tendrán como principal objetivo  “que estén en contacto directo con las bases de apoyo zapatista en la forma que, en mi humilde opinión y larga experiencia, es la mejor, es decir: como alumnos”, señala el subcomandante Marcos.

En este nuevo paso, explican los rebeldes desde Chiapas, “trataremos de aplicar algo de lo que aprendimos en estos 7 años y haremos cambios en el ritmo y la velocidad del paso, sí, pero también en la compañía”. Y advierten que uno de sus “grandes defectos” es que “recordamos quién estuvo cuándo y en dónde, qué dijo, qué hizo, qué calló, qué deshizo, qué escribió, qué borró.  Recordamos los calendarios y las geografías”.

La comandancia general del EZLN no había tenido visibilidad durante más de un año, hasta que el 21 de diciembre pasado reaparecieron más de 40 mil bases de apoyo tomando pacífica y silenciosamente cinco municipios de Chiapas, en una acción que fue considerada como el regreso de los zapatistas a la escena de la organización política nacional e internacional. A partir de ese momento han dado a conocer 12 documentos, entre cartas, caricaturas, posdatas y comunicados, además de los videos y canciones que ha difundido para acompañar la lectura.

“Ahora queremos explicarles y comunicarles algunos cambios que haremos en nuestro caminar y en el que, si están de acuerdo y nos acompañan, volveremos, pero de otra forma, al dilatado recuento de dolores y esperanzas que antes se llamó la Otra Campaña en México y la Zezta Internazional en el mundo, y que ahora será simplemente La Sexta”, explica el subcomandante Marcos, en su calidad de vocero y jefe militar zapatista, en una misiva enviada a la Red Nacional Contra la Represión y por la Solidaridad.

En la iniciativa nombrada desde ahora únicamente como La Sexta, el EZLN explica que para su adhesión no se requiere “afiliación, cuota, inscripción en lista, original y/o copia de una identificación oficial, rendición de cuentas, estar en el lugar del juez, o el jurado, o el acusado, o el verdugo.  No hay banderas.  Hay compromisos y consecuencias de esos compromisos”.

Asimismo, advierte que “quienes, con el resurgimiento del EZLN, esperen una nueva temporada de templetes y grandes concentraciones, y las masas asomándose al porvenir, y los equivalentes a los asaltos al palacio de invierno, se desilusionarán.  Es mejor que se vayan de una vez.  No pierdan el tiempo, y no nos hagan perder el tiempo.  El andar de la Sexta es de tranco largo, no para enanos del pensamiento.  Para acciones “históricas” y “coyunturales” hay otros espacios donde seguramente encontrarán acomodo.  Nosotros no queremos sólo cambiar de gobierno, queremos cambiar de mundo”.

Los zapatistas ratifican la postura política en la que han permanecido durante los más de 19 años de vida pública, al señalar que no habrá alianzas con ningún movimiento electoral en México. “Entendemos que haya quienes piensen que es posible transformar las cosas desde arriba sin convertirse en uno más de los de arriba.  Ojalá y las desilusiones consecutivas nos los lleven a convertirse en eso contra lo que luchan”, indican en el comunicado dado a conocer el sábado 26 de enero.

En el documento que apareció en Enlace Zapatista, página oficial del EZLN, explican que de ahora en adelante su palabra sobre iniciativas organizativas, políticas y de difusión “será exclusiva para quienes nos lo requieran y aceptemos, y enviadas por el correo de la página electrónica a las direcciones que tenemos”.

El EZLN pide paciencia para dar a conocer las iniciativas que han madurado a los largo de siete años (desde que se dio a conocer la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, en junio del 2005), que tendrán como “principal objetivo que estén en contacto directo con las bases de apoyo zapatista en la forma que, en mi humilde opinión y larga experiencia, es la mejor, es decir: como alumnos”. Y adelantan próximos encuentros en su territorio, en fechas por precisar.

Luego de agradecer el apoyo y acompañamiento de la Red Nacional Contra la Represión y por la Solidaridad, los zapatistas se refieren a Kuykendal, integrante de La Otra Campaña, herido por la policía durante las manifestaciones de protesta por la llegada a la presidencia de Enrique Peña Nieto.  Es importante, sugieren, que haya una campaña que contemple “el recabar fondos para apoyar al compa Kuy en los gastos de hospitalización, y en los de su posterior recuperación, que las zapatistas y los zapatistas deseamos pronta”. Y, en este sentido, envían “una pequeña cantidad de dinero en efectivo”, para sumarla “a la que vayan reuniendo para nuestro compañero de lucha”.

En las primeras definiciones que limitan el acompañamiento para las próximas iniciativas, el EZLN explica que dejarán de caminar con quienes hayan sacado provecho político propio de La Otra Campaña; con los que un día son anti electorales, y otro día despliegan sus banderas en la movilización de moda; con los que aparecen cuando hay templetes, interlocuciones, buena prensa, atención, y se desaparecen a la hora del trabajo sin bulla pero necesario; con los profesionales de las asambleas; con los que  se presentan como luchadores por la libertad de los presos y presas en los eventos y campañas, “pero que nos demandaron abandonar a los presos de Atenco y continuar el recorrido de la Otra Campaña porque ya tenían su estrategia y sus eventos programados”, entre otros.

La Sexta, indica el subcomandante Marcos, no pretende “unir bajo una dirección, ni zapatista ni de cualquier otra filiación”. Ni busca cooptar, reclutar, suplantar, aparentar, simular, engañar, dirigir, subordinar, usar.

“Nos va a costar mucho. No serán menos nuestros dolores al abrirnos a los que en el mundo duelen.  El camino será más tortuoso. Batallaremos. Resistiremos. Lucharemos. Moriremos tal vez. Pero una, diez, cien, mil veces, siempre venceremos siempre”, finaliza el EZLN.

A continuación el comunicado completo del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CCRI) signado por el subcomandante Marcos.

ELLOS Y NOSOTROS.

 

V.- LA SEXTA.

   

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

  Enero del 2013.

Para: l@s compañer@s adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en todo el mundo.

De: Las zapatistas, los zapatistas de Chiapas, México.

Compañeras, compañeros y compañeroas:

Compas de la Red contra la Represión y por la Solidaridad:

  Reciban todas, todos, el saludo de las mujeres, hombres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, los más pequeños de sus compañeros.

  Hemos decidido que nuestra primera palabra especialmente dirigida a nuestr@s compañer@s de la Sexta, sea dada a conocer en un espacio de lucha, como lo es el de la Red contra la Represión y por la Solidaridad.  Pero las palabras, sentimientos y pensamientos que aquí se dibujan tienen como destinatario también a quienes no están presentes.  Y, sobre todo, son para ell@s.

 

-*-

 

  Quisiéramos agradecer el apoyo que han brindado a nuestras comunidades, a nuestros compañeros bases de apoyo zapatistas y a los compas adherentes presos en Chiapas, durante todo este tiempo.

  En nuestro corazón están guardadas sus palabras de aliento y la mano colectiva que se enlazó a la nuestra.

  Estamos seguros que uno de los puntos a tratar en su reunión será, o ha sido ya, el levantar una gran campaña en apoyo al compa Kuy, para denunciar la agresión de que fue objeto y demandar justicia para él y para todos los lesionados en esa fecha, y para exigir la libertad absoluta de todos los detenidos en la Ciudad de México y en Guadalajara en ocasión de las protestas contra la imposición de Enrique Peña Nieto como titular del ejecutivo federal.

  No sólo, pero también es importante que esa campaña contemple el recabar fondos para apoyar al compa Kuy en los gastos de hospitalización, y en los de su posterior recuperación, que las zapatistas y los zapatistas deseamos pronta.

  Para apoyar esa campaña de fondos, estamos mandando una pequeña cantidad de dinero en efectivo.  Les pedimos que, aunque pequeña, la sumen a la que vayan reuniendo para nuestro compañero de lucha.  En cuanto podamos reunir más, se la haremos llegar a quien ustedes designen para ese trabajo.

-*-

 

  Quisimos aprovechar esta reunión que tienen, no sólo para saludar su empecinamiento, también y sobre todo, para saludar, a través de ustedes, a todos los compas en México y en el mundo que se han mantenido firmes en ese lazo que nos une y que llamamos la Sexta.

  Sepan que ha sido un honor tenerlos como compañeroas.

  Sabemos que parece una despedida, pero no lo es.  Sólo significa que hemos dado por terminada una etapa en el camino que nos señala la Sexta, y que pensamos que hay que dar otro paso.

  No han sido pocos los sinsabores que hemos padecido, a veces juntos, a veces cada quien en su geografía.

  Ahora queremos explicarles y comunicarles algunos cambios que haremos en nuestro caminar y en el que, si están de acuerdo y nos acompañan, volveremos, pero de otra forma, al dilatado recuento de dolores y esperanzas que antes se llamó la Otra Campaña en México y la Zezta Internazional en el mundo, y que ahora será simplemente La Sexta.  Ahora iremos más allá, hasta…

 

El Tiempo del No, el Tiempo del .

 

Compañeras, compañeros:

  Definido el quiénes somos, nuestra historia pasada y actual, nuestro lugar y el enemigo al que nos enfrentamos, como está plasmado en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, sigue pendiente el acabar de definir el por qué luchamos.

  Definidos los “no“, falta acabar de delinear los ““.

  Y no sólo, faltan también más respuestas a los “cómo“, “cuándo“, “con quién“.

  Todos ustedes conocen que nuestro pensamiento no es el de construir una gran organización con un centro rector, un mando centralizado, un jefe, sea individual o colegiado.

  Nuestro análisis del sistema dominante, de su funcionamiento, de sus fortalezas y debilidades, nos ha llevado a señalar que la unidad de acción puede darse si se respetan lo que nosotros llamamos “los modos” de cada quien.

  Y esto de “los modos” no es otra cosa que los conocimientos que cada uno de nosotros, individual o colectivo, tiene de su geografía y calendario.  Es decir, de sus dolores y sus luchas.

  Nosotros estamos convencidos que todo intento de homogeneidad no es más que un intento fascista de dominación, así se oculte en un lenguaje revolucionario, esotérico, religioso o similares.

  Cuando se habla de “unidad”, se omite señalar que esa “unidad” es bajo la jefatura del alguien o algo, individual o colectivo.

  En el falaz altar de la “unidad” no sólo se sacrifican las diferencias, también se esconde la supervivencia de todos los pequeños mundos de tiranías e injusticias que padecemos.

  En nuestra historia, la lección se repite una y otra vez.  Y en cada vuelta del mundo, siempre es para nosotros el lugar del oprimido, del despreciado, del explotado, del despojado.

  Las que llamamos las “4 ruedas del capitalismo”: explotación, despojo, represión y desprecio, se han repetido a lo largo de toda nuestra historia, con diferentes nombres arriba, pero nosotros somos siempre los mismos abajo.

  Pero el actual sistema ha llegado a un estadio de locura extrema.  Su afán depredador, su desprecio absoluto por la vida, su deleite por la muerte y la destrucción, su empeño en instalar el apartheid para todos los diferentes, es decir, todos los de abajo, está llevando a la humanidad a su desaparición como forma de vida en el planeta.

  Podemos, como alguien pudiera aconsejar, esperar pacientemente a que los de arriba acaben por destruirse a sí mismos, sin reparar en que su insana soberbia lleva a la destrucción de todo.

  En su afán de estar más y más arriba, dinamitan los pisos de abajo, los cimientos.  El edificio, el mundo, terminará por colapsarse y no habrá a quién culpar como responsable.

  Nosotros pensamos que sí, que algo anda mal, muy mal.  Pero que si, para salvar a la humanidad y la maltrecha casa en que habita, alguien se tiene que ir, deben ser, tienen que ser los de arriba.

  Y no nos referimos a desterrar a las personas de arriba.  Hablamos de destruir las relaciones sociales que posibilitan que alguien esté arriba a costa de que alguien esté abajo.

  Los zapatistas, las zapatistas sabemos que esta gran línea que hemos trazado sobre la geografía del mundo no es nada clásica.  Que esto del “arriba” y el “abajo” molesta, incomoda e irrita.  Sí, no es lo único que irrita, lo sabemos, pero ahora nos estamos refiriendo a esta incomodidad.

  Podemos estar equivocados.  Seguramente lo estamos. Ya aparecerán los policías y comisarios del pensamiento para juzgarnos, condenarnos y ejecutarnos… ojalá sólo sea en sus flamígeros escritos y no escondan su vocación de verdugos detrás de la de jueces.

  Pero así es como los zapatistas, las zapatistas vemos el mundo y sus modos:

  Hay machismo, patriarcado, misoginia, o como se diga, pero una cosa es ser mujer de arriba y otra completamente diferente serlo de abajo.

  Hay homofobia sí, pero una cosa es ser homosexual de arriba y una muy otra es serlo de abajo.

  Hay desprecio al diferente sí, pero una cosa es ser diferente arriba y otra serlo abajo.

  Hay izquierda como alternativa a la derecha, pero una cosa es ser de izquierda arriba y algo completamente distinto (y opuesto, agregamos nosotros) serlo abajo.

  Pongan ustedes su identidad en este parámetro que señalamos y verán esto que les decimos.

  La identidad más tramposa, de moda cada que el Estado moderno entra en crisis, es la de “ciudadanía”.

  No tienen nada en común y sí todo de opuesto y contradictorio el “ciudadano” de arriba y el “ciudadano” de abajo.

  Las diferencias son perseguidas, arrinconadas, ignoradas, despreciadas, reprimidas, despojadas y explotadas, sí.

  Pero nosotros, nosotras vemos una diferencia más grande que atraviesa esas diferencias: el arriba y el abajo, los que tienen y los que no tienen.

  Y vemos que esa gran diferencia tiene algo sustancial: el arriba está arriba sobre lo de abajo; el que tiene posee porque despoja a los que no tienen.

  Siempre según nosotros, esto del arriba y el abajo determina nuestras miradas, nuestras palabras, nuestros oídos, nuestro pasos, nuestro dolores y nuestras luchas.

  Tal vez haya otra oportunidad para explicar más de nuestro pensamiento sobre esto.  Por ahora sólo diremos que miradas, palabras, oídos y pasos de arriba tienden a la conservación de esa división.  Claro que eso no implica inmovilidad.  El conservadurismo parece estar muy lejos de un sistema que descubre más y mejores formas de imponer las 4 heridas que el mundo de abajo padece.  Pero estas “modernizaciones” o “progresos” no tienen otro objetivo que conservar arriba a los de arriba de la única forma en que es posible, es decir, sobre los de abajo.

  La mirada, la palabra, el oído y los pasos de abajo, según nosotros, son determinados por el cuestionamiento: ¿Por qué así?  ¿Por qué ell@s? ¿Por qué nosotr@s? 

  Para imponernos respuestas a esas preguntas, o para evitar que las hagamos, se han construido catedrales gigantescas de ideas, algunas más o menos elaboradas, las más de las veces tan grotescas que no sólo admira que alguien las haya elaborado y alguien las crea, también que se hayan construido universidades y centros de estudios y análisis sostenidos en ellas.

  Pero siempre aparece un aguafiestas que arruine los sucesivos festejos de la culminación de la historia.

  Y es@ malora responde a esas preguntas con otra: “¿podría ser de otra forma?

  Esa pregunta tal vez pueda ser la que detona la rebeldía en su acepción más amplia.  Y puede serlo porque hay un “no” que la ha parido: no tiene por qué ser así.

  Disculpen si este confuso rodeo los ha irritado.  Acháquenlo ustedes a nuestro modo, o a nuestros usos y costumbres.

  Lo que queremos decir, compañeras, compañeros, compañeroas, es que lo que nos convocó en la Sexta fue ese “no” rebelde, hereje, grosero, irreverente, molesto, incómodo.

  Llegamos acá porque nuestras realidades, nuestras historias, nuestras rebeldías nos llevaron a ese “no tiene por qué ser así“.

  Eso y que, intuitiva o elaboradamente, nos hemos respondido “” a la pregunta “¿podría ser de otra manera?

  Falta responder a las preguntas que se atropellan después de ese ““:

  ¿Cómo es esa otra manera, ese otro mundo, esa otra sociedad que imaginamos, que queremos, que necesitamos?

  ¿Qué hay que hacer?

  ¿Con quién?

  Tenemos que buscar las respuestas a esas preguntas si no las tenemos.  Y si las tenemos, debemos darlas a conocer entre nosotr@s.

-*-

 

  En este nuevo paso, pero en el mismo camino de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, como zapatistas que somos trataremos de aplicar algo de lo que aprendimos en estos 7 años y haremos cambios en el ritmo y la velocidad del paso, sí, pero también en la compañía.

  Saben ustedes, uno de los muchos y grandes defectos que tenemos las zapatistas, los zapatistas, es la memoria.  Recordamos quién estuvo cuándo y en dónde, qué dijo, qué hizo, qué calló, qué deshizo, qué escribió, qué borró.  Recordamos los calendarios y las geografías.

  Que no se nos malinterprete.  No juzgamos a ningun@, cada quién se construye como puede su coartada para lo que hace y deshace. El necio rodar de la historia dirá si fue un acierto o un error.

  Por nuestra parte, los hemos visto, los hemos escuchado, de tod@s hemos aprendido.

  Ya vimos quiénes fueron los que sólo se acercaron para sacar provecho político propio de la Otra Campaña, quiénes van brincando de una movilización a otra, seducidos por las masas, y paliando así su incapacidad para generar algo por sí mismos.  Un día son anti electorales, otro día despliegan sus banderas en la movilización de moda; un día son maestros, al otro estudiantes; un día son indigenistas, al otro día se alían con finqueros y paramilitares.  Claman por el fuego justiciero de las masas, y se desaparecen cuando llegan los chorros de agua de los tanques antimotines.

  No volveremos a caminar junto con ellos.

  Ya vimos quiénes son los que aparecen cuando hay templetes, interlocuciones, buena prensa, atención, y se desaparecen a la hora del trabajo sin bulla pero necesario, como la mayoría de quienes aquí escuchan o leen esta carta lo saben.  En todo este tiempo, nuestra mirada y nuestro oído no fueron para quienes estaban arriba del templete, sino para los que lo levantaron, los que hicieron la comida, barrieron, cuidaron, manejaron, volantearon, se la rajaron, como se dice por ahí.  También vimos y escuchamos a quienes sobre los demás se treparon.

  No volveremos a caminar junto con ellos.

  Ya vimos quiénes son los profesionales de las asambleas, sus técnicas y tácticas para reventar reuniones de modo que sólo ellos, y quienes les siguen, queden para aprobar sus propuestas.  Reparten derrotas por donde se aparecen dirigiendo mesas moderadoras, haciendo a un lado a los “fresas” y “pequeño burgueses” que no entienden que en el orden del día se juega el futuro de la revolución mundial.  Los que ven mal cualquier movimiento que no termine en una asamblea conducida por ell@s

  No volveremos a caminar junto con ellos.

  Ya vimos quiénes son los que se presentan como luchadores por la libertad de los presos y presas en los eventos y campañas, pero que nos demandaron abandonar a los presos de Atenco y continuar el recorrido de la Otra Campaña porque ya tenían su estrategia y sus eventos programados.

  No volveremos a caminar junto con ellos.

 

-*-

 

  La Sexta es una convocatoria zapatista.  Convocar no es unir.  No pretendemos unir bajo una dirección, ni zapatista ni de cualquier otra filiación.  No buscamos cooptar, reclutar, suplantar, aparentar, simular, engañar, dirigir, subordinar, usar.  El destino es el mismo, pero la diferencia, la heterogeneidad, la autonomía de los modos de caminar, son la riqueza de la Sexta, son su fuerza.  Ofrecemos y ofreceremos respeto, y demandamos y demandaremos respeto.  A la Sexta un@ se adhiere sin más requisito que el “no” que nos convoca y el compromiso de construir los “sí” necesarios.

 

-*-

 

Compañeroas, compañeros, compañeras:

 Por parte del EZLN les decimos:

1.- Para el EZLN ya no habrá una Otra Campaña nacional y una Zezta Internazional.  A partir de ahora caminaremos junto a quienes invitemos y nos acepten como compas, lo mismo en la costa de Chiapas que en la de Nueva Zelanda.

  Así que el territorio de nuestro accionar está ahora claramente delimitado: el planeta llamado “Tierra”, ubicado en el llamado Sistema Solar.

  Seremos ahora lo que somos de por sí: “La Sexta”.

2.- Para el EZLN, ser de la Sexta no requiere afiliación, cuota, inscripción en lista, original y/o copia de una identificación oficial, rendición de cuentas, estar en el lugar del juez, o el jurado, o el acusado, o el verdugo.  No hay banderas.  Hay compromisos y consecuencias de esos compromisos.  Nos convocan los “no”, nos mueve la construcción de los “sí”.

2.- Quienes, con el resurgimiento del EZLN, esperen una nueva temporada de templetes y grandes concentraciones, y las masas asomándose al porvenir, y los equivalentes a los asaltos al palacio de invierno, se desilusionarán.  Es mejor que se vayan de una vez.  No pierdan el tiempo, y no nos hagan perder el tiempo.  El andar de la Sexta es de tranco largo, no para enanos del pensamiento.  Para acciones “históricas” y “coyunturales” hay otros espacios donde seguramente encontrarán acomodo.  Nosotros no queremos sólo cambiar de gobierno, queremos cambiar de mundo.

3.- Ratificamos que como EZLN no nos aliaremos a ningún movimiento electoral en México.  Nuestra concepción ha sido clara sobre eso en la Sexta y no hay variación.  Entendemos que haya quienes piensen que es posible transformar las cosas desde arriba sin convertirse en uno más de los de arriba.  Ojalá y las desilusiones consecutivas nos los lleven a convertirse en eso contra lo que luchan.

4.- Nuestra palabra que les proponga iniciativas organizativas, políticas y de difusión será EXCLUSIVA para quienes nos lo requieran y aceptemos, y enviadas por el correo de la página electrónica a las direcciones que tenemos.  También aparecerán en la página de Enlace Zapatista, pero sólo podrá accederse a su contenido completo por medio de una contraseña que irá cambiando continuamente.  Esa contraseña se las haremos llegar de algún modo, pero será fácil de deducir para quien lee con atención lo que sí se ve y para quien ha aprendido a descifrar los sentimientos que se hacen letras en nuestra palabra.

  Cada individu@, grupo, colectivo, organización o como se llame cada quién, tiene el derecho y la libertad de pasarle esa información a quienes crea conveniente.  Tod@s l@s adherentes a la Sexta tendrán el poder de abrir la ventana de nuestra palabra y de nuestra realidad a quien deseen.  La ventana, no la puerta.

5.-  El EZLN les pide paciencia para irles dando a conocer las iniciativas que, durante 7 años, hemos madurado, y cuyo principal objetivo será que estén en contacto directo con las bases de apoyo zapatista en la forma que, en mi humilde opinión y larga experiencia, es la mejor, es decir: como alumnos.

6.- Por ahora sólo les adelantamos que quienes puedan y quieran, y que sean invitados expresamente por la Sexta-EZLN, vayan juntando el varo, la plata, el money o como le digan a la moneda de cambio en cada parte del planeta, para estar en posibilidades de viajar a tierras zapatistas en fechas por precisar.  Más después les diremos más detalles.

  Para terminar esta misiva (que, como es evidente, tiene la desventaja de no tener un video o una rola que la acompañe y complete en su versión leída), queremos mandar el mejor de nuestros abrazos (y sólo tenemos uno) a los hombres, mujeres, niños y ancianos, grupos, organizaciones, movimientos, o como cada quién se nombre a sí mismo, que en todo este tiempo no nos alejaron de sus corazones, y resistieron y apoyaron como compañeras, compañeros y compañeroas que somos.

Compas:

  Somos la Sexta.

  Nos va a costar mucho.

  No serán menos nuestros dolores al abrirnos a los que en el mundo duelen.  El camino será más tortuoso.

  Batallaremos.

  Resistiremos.

  Lucharemos.

  Moriremos tal vez.

  Pero una, diez, cien, mil veces, siempre venceremos siempre.

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

La Sexta-EZLN.

Subcomandante Insurgente Marcos.

Chiapas, México, Planeta Tierra.

Enero del 2013.

 Publicado el 28 de enero de 2013

 



10 comentarios en “EL EZLN anuncia próximos encuentros en su territorio y las características de quienes acompañarán (y no) sus nuevas iniciativas”

Saludos compas, los recordamos por acá en Neza, viva la autonomía, autogestión y la independencia. Paradigma de la otra política.

Saludos desde Cd. Necia

Heremegildo Aguilera Avalos

Zapatistas con machete
preparados para la acción,
a matar pinches lacras
viene la revolución,
con machete
o sin machete
a pelear vamos a ir,
es que no se han dado cuenta que nos quieren destruir,
Emiliano ya no está
pero está el Subcomandante,
y con toda nuestra gente
seguiremos adelante!
adelante! adelante!
adelante seguiremos con la gente!

Zapatistas es la hora
la Tierra hay que defender,
a la guerra mis caudillos
que no vamos a perder,
levantémonos en armas
todos juntos a la vez
ya que hermanos campesinos
esta vez será al revés,
unidad, libertad, respeto, igualdad!
es la fuerza más pura
zapatistas a lograrse!
y adelante! y adelante!
y adelante seguiremos con la gente!

queridos compas zapatistas, con el respeto profundo que les tengo, y haciendo mías muchas de sus ideas, prácticas y propuestas, permitanme decirles que no deberían llamar alumnos a los compañeros de ruta. Educandos? Aprendices? Escuchas?… para el zapatismo las palabras son algo precioso y preciado.
Pienso en Paulo Freire cuando escribo esto…
Un abrazo desde Argentina
Patricia

Patricia

Ahora, mas que nunnca en tierra derecha ! SALUDOS

LUCIA TEJOS ZAMORANO

Adelante comp@ñeros estamos listos!!

Angel

Me gustaria seguir caminando con ustedes.
Saludos fraternales desde Abajo.

carlos

Veo un nuevo amanecer, un amanecer que se turna necesario y obligatorio por la dignidad de los de abajo, en ese sentido espero tener la oportunidad de ser considerado entre los que podrán leer las difusiones exclusivas y escuchar la palabra de la sexta-EZLN.

Saludos fraternales

Edgardo Ochoa

Fisicamente estou no Brasil mas meus sentimientos e pensamientos estão com a luta do “El EZLN”.Fuerza Subcomandante e todos Companheiros!

hola, yo los sigo en twitter y veo que no tienen actividad allá desde el día 14 de Enero… me gustaría que sincronizaran sus cuentas de facebook con twitter para que se publique lo de aqui en fb y en twitter, yo uso el buffer y pues es facil y rápido.
saludos

LOU

Felicitaciones por esta sexta participacion, al vencer el ‘miedo’ que llevamos dentro…Logramos nuestra propia liberacion…

Saludos Fraternos,

Antonio

ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...