Ya no viviremos en la calle

Otomís residentes en la Ciudad de México tomaron esta mañana las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). Señalaron que este organismo «no representa a los pueblos originarios y comunidades indígenas de México», así como tampoco «reconoce» a los pueblos como sujetos de derecho y «no respeta ni reconoce su autonomía, su libre determinación, en sus formas de organización, política y jurídica; así como su desarrollo económico, social y cultural».

Otras galerías de Fotoreportaje

Dejar una Respuesta