Nochixtlán, crónica de una masacre

Jaime Ortiz

slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
slide
Prev
Next

Jaime Ortiz:  Click, click, bang, bang, crónica de una masacre

CLICK CLICK, BANG BANG Estoy muy cansado, hace días que no duermo bien, exactamente desde el 12 de mayo que inicié la cobertura de la lucha magisterial en Oaxaca, pero a partir del 13 de junio fue que me traslade a Nochixtlán, desde que los compañeros dieron la alerta que por la autopista las fuerzas federales intentaron ingresar a la ciudad de Oaxaca, ese día en cuanto supe me traslade a ese lugar, llegué en la tarde, ya algunos maestros y maestras, padres y madres de familia tenían tomada la autopista e impidieron el paso al convoy federal, yo llegué a documentar, fue el primer día que me quedé en ese lugar, en un primer momento las personas que mantenían si se alarmaron al ver las cámaras que yo y otros compañeros de prensa de cencos 22 llevamos, pero les explicamos el trabajo que hemos estado realizando para medios libres y nos dejaron documentar, recuerdo que ese día nos agarro un aguacero muy fuerte, y nos tuvimos que refugiar bajo una pipa, pero los nochixtecos no se replegaron, mantuvieron firme el bloqueo, atravesaron dos trailers con los cuales quedó totalmente bloqueada la autopista, los federales aprovecharon la lluvia para subirse a sus autobuses y camionetas y replegarse, por la noche supimos que tuvieron que retirarse hasta Tehuacán, Puebla porque en ningún lado del territorio Oaxaqueño pudieron pasar debido a que les cerraron el paso, esa noche fue la primera de muchas que pasé en las barricadas de Nochixtlán, pasando un tremendo frío ya que no estaba preparado para esta cobertura y el clima de ese lugar que cala en los huesos, pero el calor de las barricadas me mantuvieron alerta.

CLICK CLICK, BANG BANG toda esa semana se mantuvo el bloqueo en Nochixtlán, los federales ya no intentaron pasar por este punto, pero nos informaron que por vía aérea estaban llegando al aeropuerto de Oaxaca y a otros aeropuertos en territorio Oaxaqueño, las personas se seguían sumando a esta toma, en la periferia de Nochixtlán confluyen las dos vías para poder ingresar a la capital Oaxaqueña, la autopista y la vía federal, por lo que este lugar es muy estratégico, ya que se puede considerar un cuello de botella vehicular, es por eso que en los días subsecuentes cientos y a veces miles de personas provenientes de la mixteca Oaxaqueña llegaron a este lugar a reforzar el bloqueo, algunos padres de familia viajaron más de 5 horas para reforzar este punto, a esta altura el conflicto que en un inicio inició como un asunto magisterial, se volvió asunto popular, ya que se tiene el antecedente que en noviembre del 2015, la comisión federal de electricidad envió a miles de escuelas una notificación indicándoles que tenían 72 horas para cubrir el pago de este servicio o de lo contrario sería cortado, esto propició a que los padres de familia se organizaran y crearan en cada escuela, zona escolar, sector y a nivel estatal la Coordinadora de padres, madres y tutores de familia en defensa de la educación pública, y como primer acción en el sector de Chalcatongo de Hidalgo, miles de padres de familia de al menos 24 municipios tomaron estas oficinas, y así lograr que ninguna escuela pagará este servicio a nivel estatal y además ya no se entregarían dichas notificaciones, ya que la CFE tenía listas miles de notificaciones más, esto lo organizaron los padres de la región mixteca, por lo cual no es de sorprender que estos mismo llegaran a reforzar la barricada de Nochixtlán.

CLICK CLICK, BANG BANG llevo ya más de un mes de cobertura en Oaxaca y seis días completos en la barricada de Nochixtlán, el cuerpo empieza a resentir el cansancio, ya se sabe que las fuerzas estatales y federales andan quitando los bloqueos en la región del Istmo, en Tequisistlán, Salina Cruz, y otros lugares, con saldo de muchos heridos, pero aún así la barricada en este lugar se mantiene firme, el día sábado 18 de junio decido trasladarme en la tarde a Oaxaca a descansar esa noche, les pido a los compañeros de las barricadas me informen de cualquier situación, llego a Oaxaca y caigo rendido de cansancio.

CLICK CLICK, BANG BANG, a primeras horas de la mañana me llegan muchos mensajes, avisándome que la policía federal, estatal y de gendarmería, cientos de ellos se dirigen a Nochixtlán, los vieron pasando la caseta de Huitzo, yo me apresuro a guardar mi equipo en la mochila y corriendo salgo para conseguir transporte que me lleve a Nochixtlán, el desalojo me comentan inició unos minutos antes de las ocho de la mañana, yo llegué a Nochixtlán por la autopista aproximadamente a las 8:45, a mi llegada contabilicé 18 autobuses, dos camiones de los llamados kodiak y aproximadamente 30 camionetas de la policía, es decir muchos efectivos estatales, federales y de la gendarmería, tuve que recorrer un gran tramo a pié ya que la policía impedía el paso a los vehículos, cuando llegué al puente de la carretera federal preparé mi equipo, cámara, googles, mascara antigas, casco y comencé la cobertura.

CLICK CLICK, BANG BANG, ese es el sonido que oí todo el día, CLICK CLICK, BANG BANG aún resuena en mi cabeza, CLICK CLICK, BANG BANG, sonido de obturador de la cámara contra sonido de armas de fuego, gases lacrimógenos, balas de goma y cuetes, lo primero que fotografíe es como la policía arrasaba el campamento que ahí se tenía, quemando las lonas, destruyendo los víveres y llevándose lo que podían, en ese momento estaba yo del lado de la policía, pero no me sentía a gusto, mi lugar es y será siempre del lado del pueblo, como sea tenía yo que pasarme del otro lado, en el tiempo que llevo documentando para medios libres me ha tocado cubrir varias manifestaciones que han sido reprimidas, me ha tocado que la policía federal me gaseara, me golpeara en con un tubo ya estando tirado en el suelo, que me empujaran, que trataran de quitarme el equipo fotográfico, pero jamás imagine lo que sería la cobertura de ese día.

CLICK CLICK, BANG BANG Justo las nueve de la mañana, primer fotografía que hago de policías accionando armas de fuego contra manifestantes, aquel policía ya había accionado su arma de fuego apuntando contra los pobladores, BANG BANG, se le acabaron las balas de su cargador y comenzó a recargar fue entonces cuando accione la cámara CLICK CLICK, como pude, y entre pedradas y balazos me agazape entre matorrales y alambradas para poder llegar del lado de los pobladores, en ese momento corrí la voz de que los policías estaban accionando sus armas, algunos pobladores todavía no sabían que les estaban disparando, cuando escuchamos los zumbidos sobre nuestras cabezas nos tiramos al suelo, esto sucedió por la carretera que se llega al panteón municipal.

CLICK CLICK, BANG BANG me agazape tras una casa , fue ahí donde apresuradamente pude subir la foto que acababa de tomar, fue de las primeras foto que circulo en la red sobre el uso de arma de fuego por parte de la policía, ni siquiera tuve el tiempo de ver si se había publicado, solo guarde mi celular y seguí la cobertura, me subí a la calle principal que conduce al pueblo, a la altura del panteón ya ardían los trailers, en la calle se apreciaba una nube de gas lacrimógeno, prácticamente no se podía ver nada después de unos cuantos metros por la gran cantidad de gas que nos arrojaron, el aire se volvió irrespirable, para ese entonces ya había miles de personas, otras continuaron llegando al pasar de los minutos, llegados de toda la región mixteca, personas de todas las edades, algunos ya ancianos, otras muy jóvenes, muchas señoras con cobijas y mantas húmedas para cubrir los cartuchos de gas lacrimógeno, prácticamente llovían estos proyectiles, en la parte de atrás llegaban señoras con coca colas, limones, vinagre, con lo cual auxiliaban a los hombres, muchos taxis sirvieron de ambulancia, algunos jóvenes con sus motonetas daban incalculables viajes llevando hasta el frente trapos, pañuelos, cuetes con lo cual la primera línea de defensa popular mantenía a raya a las fuerzas represoras, se oían gritos de la gente para animarse diciendo que no permitirían otro Atenco, las campanas de la Iglesia repicaban, poco a poco se empezaba a organizar mejor la defensa, colocaban llantas a modo de barricadas, es en esta primer línea de defensa al que acudieron los más valientes, los bazuqueros que con tubos improvisados que utilizaban a modo de lanzadera de cuetes, impedían el avance de los policías, estos al verse impedidos a avanzar nuevamente accionaron sus armas de fuego directamente sobre los pobladores, esto a la altura del panteón municipal, fue aquí donde hubieron muchos heridos de armas de fuego, a pesar de esto la gente nunca dejo de luchar, logrando hacerlos retroceder hasta el puente federal, esto como a las 9:40 de la mañana.

CLICK CLICK, BANG BANG aproximadamente a las 10 de la mañana nuevamente los policías avanzan logrando hacer retroceder a los pobladores de nueva cuenta hasta la altura de la entrada del panteón, esto a base de cientos de gases y disparos de armas de fuego, en este punto se quedaron sin poder avanzar casi 40 minutos, a esta hora llegaron más pobladores del distrito de Tlaxiaco a reforzar la defensa de Nochixtlán, logrando de nueva cuenta hacer retroceder a los federales hasta el puente federal, fue entonces que empezaron a accionar sus armas de alto poder, ya que se escuchaba el traqueteo y los zumbidos que pasaban por sobre nuestras cabezas, en estos instantes comenzaron a caer heridas muchas personas, en este momento se utilizó un autobús para ponerlo a modo de protección contra las balas, dicho autobús posteriormente fue quemado, por lo que se borró mucha evidencia ya que en los costados quedo llenó de agujeros de armas de fuego como se puede apreciar en las fotografías, fotógrafos de otros medios que cubrieron ese día difundieron la foto que se hizo muy viral de la vulcanizadora reyes, y a un costado un elemento de la gendarmería accionando su fusil de asalto, eso ocurrió mientras yo y los pobladores nos tirábamos al suelo tras el autobús, esto lo sé por los registros de los metadatos de las fotos, para explicar mejor esta la vulcanizadora Reyes está en línea directa con el autobús el cual hasta estos momentos permanece aún todavía sobre la carretera federal a modo de barricada, de igual manera en estos instantes cayeron muchos heridos, y ya nos reportaban fallecidos, pero las personas en vez de intimidarse más les entraba la rabia al saber esta noticia, por lo que jamás dejaron de defender a Nochixtlán.

CLICK CLICK, BANG BANG los taxis y ambulancias con más frecuencia sacaban a los heridos, dieron muchas vueltas, se escuchaba el traqueteo y zumbido de las armas de fuego, los policías se agazapaban entre la maleza y desde esas posiciones accionaban sus armas, esto para evitar que fueran registrados por las cámaras, ellos tenían adiestramiento para este tipo de disparos, ya que eran selectivos, eran francotiradores entrenados, yo me ubiqué del lado izquierdo de la carretera federal a la altura de donde se encontraba el autobús para ver si podía lograr fotografiar a estos tiradores, en estos precisos momentos oigo de nueva cuenta el accionar de las armas y vi caer a tres personas a no más de 20 metros de mí, en ese instante me tire al suelo y me arrastre tras un montículo de tierra, desde esa posición logré captar los cuerpos de mis hermanos mixtecos , ya después me enteré de sus nombres, Anselmo Cruz Aquino de 33 años, Jesús Cadena Sánchez de solo 19 años y Yalid Jiménez de 29, fue difícil sacarlos de ahí, ya que continuaban disparando y no se les podía auxiliar, para mí fueron los instantes más dolorosos de la cobertura, esto sucedió aproximadamente a las 11:23 de la mañana, lograron recuperar sus cuerpos a las 11:27, minutos que para mí fueron eternos, el joven Jesús Cadena todavía mostraba signos vitales, y las personas que lo sacaron le seguían hablando y animándolo a que luchara, a que no cerrara los ojos, se me hizo un verdadero nudo en la garganta, lograron sacarlo de ahí y trasladarlo en ambulancia.

CLICK CLICK, BANG BANG aproximadamente a las 12:30 bajó el helicóptero a dejar más gases lacrimógenos, ya que se les estaba terminado por la gran cantidad que utilizaron, al igual trasladaron a sus heridos, a la altura del puente federal, se logró detener la avanzada de la policía, hasta acá llegaron las señoras a dar de comer a los pobladores, en Nochixtlán la plaza se lleva a cabo los días domingos, por lo que muchos comerciantes de comida llegaron a regalar comida hasta ese punto, muchos de nosotros ni siquiera habíamos pensado en la comida, pero las señoras nos ofrecieron un taco, nos decían coman hijos, coman para que aguanten, nos llevaron agua, nos llevaron refresco, a los federales sus mandos ni siquiera agua les dieron, yo retrocedí un poco de la primera línea para comer dos tortillitas, a esa hora todavía continuaban llegando más y más gente de la mixteca, justo a la 1:12 de la tarde se logró romper la formación de los federales, haciéndolos retroceder apresuradamente, muchos de ellos aventaron su equipo anti motín, pero nuevamente accionaron sus armas de fuego, logrando con esto poder organizarse mejor en su retirada, justo a la 1:14 tomé la foto que quizá pudo haber acabado con mi vida, un policía acciona su pistola directamente sobre mí, en ese momento lo que hice fue agacharme brevemente y seguir corriendo, documentando su huida, también en estos momentos hubieron muchos heridos, desconozco si fue en este momento en que una bala rozó mi bota, en ese instante no me di cuenta, pero ya terminada la cobertura y al sacarme la bota izquierda observé que se encontraba rota en línea recta, como se dice vulgarmente estaba floreada, afortunadamente no toco mi pie, los federales al observar que miles y miles de personas se habían unido prefirieron replegarse, admiro mucho el valor de algunas personas, en este caso un señor que con una bandera de México alentaba a los demás en la primera línea, y es quien tomaba la decisión de avanzar o retroceder, sin lanzar ninguna piedra o cuete, solo llevando y ondeando la bandera, los federales para proteger su huida, dejaron en la retaguardia a un reducido grupo de antimotines los cuales realizaron una formación de caparazón mientras los demás subían a los autobuses y camionetas, y para proteger a este grupo de federales se ubicaron francotiradores en los matorrales laterales, desde ahí disparaban ráfagas, aún así los pobladores no se echaron para atrás y lograron romper esta formación logrando retener a dos policías federales, que días posteriores se canjearon por pobladores detenidos que estaban en el panteón cavando una fosa para enterrar a un familiar y que los policías los llevaron detenidos, los pobladores hicieron retroceder a los federales por mas de 2 kilómetros, fue en este momento en que deje de hacer foto y grabe un pequeño video en donde se escucha claramente el traqueteo de su armas de alto poder y como la gente se tira al suelo para cubrirse, muchos heridos cayeron en todo este trayecto,    

CLICK CLICK, BANG BANG Aproximadamente a las 2:30 de la tarde comenzó el helicóptero de la policía federal a aventar cientos de cartuchos de gas lacrimógeno sobre la población, la carretera se envolvió en una nube de gas dejando cientos de intoxicados, el helicóptero dio varias pasadas arrojando el gas, esta situación aprovecharon los federales para subir a sus vehículos y retirarse de Nochixtlán, a las 3 de la tarde ya se habían retirado todos, dejando tras de sí heridos, muertos, destrucción, fue una masacre lo que se vivió en Nochixtlán, al regresar al centro de la población nos informaban de los muertos, de los heridos, sobre la azotea de un hotel ubicado en la carretera federal se posicionaron francotiradores que dieron muerte a dos personas que se encontraban ayudando a los heridos, la población enardecida quemó dicho hotel, de igual manera quemó el palacio municipal en protesta ya que el presidente de este lugar dio alojamiento a los federales y huyo en los primeros minutos de ese domingo, ese día termine cobertura a las 6 de la tarde, hora en que las pilas de mi cámara se agotaron, en Nochixtlán se respiraba un ambiente de incertidumbre y luto, fui a la funeraria a tratar de recabar datos, en la noche subí un poco de material fotográfico, todavía me quedé en Nochixtlán otros dos días, con la bota toda rota, documentando el homenaje y posterior sepelio de los compañeros caídos.

Un fotoreportaje y crónica de Jaime Ortiz publicado en Desde Las Nubes y Surco Informativo 

Otras galerías de Fotoreportaje

Dejar una Respuesta