Leer y caminar preguntando

Pablo Reyna Esteves

Leer y caminar preguntando

«Ya aprendiste que para saber y para

caminar hay que preguntar»

El Viejo Antonio

(SI Marcos, La historia de las preguntas,

13 de diciembre de 1994)

Leer y caminar preguntando (LCP) es una apuesta por abrir conversaciones diversas usando como pretexto la lectura reciente de algún libro o texto. Acá busco alejarme de la extendida percepción de que la lectura es una actividad solitaria e individualizante; para uno mismo; una actividad que no es acción útil; en fin, la antípoda de la praxis militante concreta, útil, Revolucionaria. En este espacio consideremos que leer es también una práctica de lucha y escucha, que moviliza y transforma entendimientos y afectos, que es posible ponerse y hacerse en común, colectivizarla, hacerla con y para otrxs.

Leer y Caminar Preguntando tampoco es un espacio de difusión o reseña literaria o académica de los libros más novedosos o más esperados o más críticos o más prominentes en las listas de lo que hay que leer. Acá, pues, queremos compartir – conversar de los esos libros que se nos vayan atravesando, los que nos van diciendo algo que parece tener y hacer sentido, que nos amplían la mirada y movimientos; y que, sobre todo, nos encantaría conversarlos en la mesa, en la asamblea, en la calle con lxs amigxs y lxs compañerxs.

Leer, pues, como caminar preguntando.

*-*-*-*-*-*-*

Modo conversador de estar en el mundo.

Es ya un lugar común afirmar que (aún) (sobre)vivimos en un momento de dramáticas y urgentes crisis sobrepuestas: climática, ambiental, política y económica. Crisis que en su conjunto e interrelación conforman lo que algunxs llaman una crisis civilizatoria. En tiempos, pues, de crisis del modo de ser, saber, hacer e imponer mundos desde la modernindad / colonialidad, Recuperar el cariño es un libro que nos permite mirar estas crisis desde afuera; desde un lugar, sabiduría y modo otros; desde una parte del mundo andino – amazónico, desde la sabiduría de las culturas quechua – lamas.

En Recuperar el cariño, editado y publicado por la Palapa Editorial El Rebozo, se recogen y compilan textos de y conversaciones con los fundadores del Proyecto Andino de Tecnologías Campesinas (PRATEC) del Perú Eduardo Grillo (1938 – 1996) y Grimaldo Rengifo (1946 -). Los primeros tres textos, de los seis que componen toda la obra, publicados originalmente en 1996, son de la autoría de Grillo, apenas unos meses antes de su repentino fallecimiento. Los tres capítulos finales son un texto de y dos conversaciones más recientes con Rengifo. Así, en Recuperar el cariño nos adentramos a 25 años de reflexiones, colaboraciones, conversaciones y sabiduría de los autores, del PRATEC y de las comunidades andino-amazónicas.

Y es que el contraste entre el modo moderno occidental y el andino amazónico de relacionarse con la naturaleza no podría ser mayor. Desde estas comunidades agrocéntricas y bosquecinas, donde el núcleo de la vida se encuentra en la chacra (el similar andino a la milpa mexicana), el bosque y el agua; el mundo moderno occidental es visto y padecido como uno que busca someter, controlar, apropiarse de y explotar la naturaleza, destruyendo los lazos de cariño, cercanía y familiaridad entre lo humano y la naturaleza, autorizando y promoviendo la transformación de ésta en artefactos homogéneos, en líneas de producción planeables y mercantilizables.

Ante la explotación y dominación occidental de la naturaleza, estos mundos andino-amazónicos buscan la armonía a través de la conversación y la crianza recíproca entre lo humano y lo no humano, entre todas las formas de vida existentes, la naturaleza y las deidades – espiritualidades. En el mundo andino – amazónico todo está relacionado, nada es suficiente en sí mismo, ninguna entidad existe por sí misma, cada vida depende de la vida de todas las demás. A través de su modo conversador de estar en el mundo, conversación que va más allá del diálogo, comprometen toda su capacidad de sintonizarse, de latir al mismo ritmo de aquella entidad, persona, río, montaña, animal, piedra con la que se conversa.

Viven su amor al mundo tal cual es procurando la crianza recíproca en la que al criar también se es criado. La sabiduría de estos pueblos consiste en «tener capacidad de criar, de sintonizarse, de empatarse con los gestos de los demás, en la capacidad de dejarse criar, de ser cultivado y sentirse no el rey de la creación sino un más en este mundo”. (pp. 95-96)

Ante el caos que la civilización moderno occidental ha provocado en su relación con la naturaleza, la chacra o la milpa o la huerta o el solar pueden ser territorios – grietas a través de los cuales conversar, sintonizarnos, curarnos, criarnos y recrearnos entre nosotrxs y con la naturaleza para potenciar nuestros imaginarios, organizaciones y acciones políticas para impulsar autonomías.

Pablo Reyna Esteves

Formado como ingeniero químico y con estudios de posgrado en Medio Ambiente y Desarrollo. Por más de 10 años colaboró desde lo universitario en procesos de incidencia en ámbitos de derechos humanos, lo migratorio, género, sustentabilidad y pueblos indígenas. Actualmente forma parte del equipo de Comunarr – Construcción de Mundos Alternativos Ronco Robles AC.

Últimas columnas Leer y caminar preguntando:

Dejar una Respuesta

Otras columnas