Los pataxó de Brasil, un pueblo que se niega a desaparecer

Testimonio recogido por Joana Moncau en Brasil Foto Antônio Cruz/Agência Brasil

Para ler a versão em português clique aqui

En el extremo Sur de Bahía, en Brasil, se encuentra el lugar en el que probablemente se avistaron por primera vez las caravelas de los portugueses. De acuerdo con la historia oficial, en el horizonte del Monte Pascoal se dijeron las hipotéticas palabras de “tierra a la vista” en la boca de Pedro Alvares Cabral, el portugués que comandaba la expedición que dio inicio a la colonizacion de aquellas tierras, en el año 1500. Cientos de años después ese mismo lugar es uno de los principales focos de disputa por la tierra de los indígenas pataxó.

Arissana Braz Bonfim de Souza, pataxó de 26 años, cuenta aquí parte de la lucha de su pueblo por ese territorio. No es la hostoria que aprendió en la escuela, ni en los libros. Sino la que le transmitió su abuelo y que sigue marcada en los más viejos de su comunidad. Su relato no cuenta con la precisión de los historiadores, pero tiene los elementos de la memoria colectiva de un pueblo que lucha por su reconocimiento.

Graduada en Artes Plásticas con maestría en Estudios Étnicos en la Universidade Federal da Bahía (UFBA), actualmente vive en la ciudad de Salvador. Estudia por “puro gusto”, aunque deja claro que también encuentra en los estudios un instrumento para la lucha de su pueblo: “Quiero volver a vivir a mi aldea, pero quiero contribuir desde donde sea mejor para mi comunidad. Si es preciso que permanezca en la ciudad, ahí me quedaré”.

A continuación el relato de Arissana. La historia de los pataxó por los pataxó:

Antiguamente vivíamos en pequeños grupos circulando en un territorio que variaba entre Espíritu Santo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Bahía. Acabamos confinados por el gobierno en un pequeño territorio, en la aldea de Barra Velha, que incide sobre el actual Parque Nacional de Monte Pascoal. Los antropólogos e historiadores dicen que esse asentamiento jesuíta data de 1860. La Aldea Madre, como quedó conocida entre nosotros, era donde vivían todos los pataxó. Según los historiadores fuimos fijados en una aldea para que no nos moviéramos y no retrasáramos el proceso de instalación de las plantaciones y de la agropecuaria.

Desde entonces hemos estado en este territorio. En 1943 el gobierno percibió que había una gran área verde en el extremo sur de Bahia y cuando investigó vió que había indios viviendo ahí, los pataxó. En ese año decidieron transformar el território pataxó en territorio forestal. La idea era demarcar para que no destruyeran la mata. ¡Pero si la única área verde de la región quedó preservada precisamente por que los pataxó estaban en ella!.

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de  Num. Anterior   Brasil   Geografía   los nadies  

Dejar una Respuesta