4 de agosto de 2014
Usted está aquí> Inicio> El Salvador> Geografía>  Num. Anterior > El Salvador: Exhuman a madre e hijo asesinados y desaparecidos en 1980 (Kaos, 1 de febrero)

El Salvador: Exhuman a madre e hijo asesinados y desaparecidos en 1980 (Kaos, 1 de febrero)

María Rochac, de 40 años de edad, y su hijo Sergio Antonio Rochac, de 12 años, fueron parte de las víctimas exhumadas, que tras su asesinato en un operativo militar de diciembre de 1980, en el Cantón San José Segundo, de San Martín, fueron enterrados sin dejar huella de su paradero.

Kaos en la red
Leer Texto Completo

El tiempo pasó, pero no las esperanzas para la familia Rochac, que tras 32 años de incansable lucha lograron, junto a  la Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidos (CNB) y un equipo argentino de Antropología Forense, exhumar los cuerpos de su madre y hermano asesinados durante el conflicto armado en El Salvador.

María Rochac, de 40 años de edad, y su hijo Sergio Antonio Rochac, de 12 años, fueron parte de las víctimas exhumadas, que tras su asesinato en un operativo militar de diciembre de 1980, en el Cantón San José Segundo, de San Martín, fueron enterrados sin dejar huella de su paradero.

Según testimonios de familiares, soldados asesinaron a madre e hijo y desaparecieron a José Adrián Rochac, de 5 años, quien fue llevado con vida por elementos militares.

“Uno vuelve a vivir ese doloroso momento en el que nos robaron a  nuestros familiares, ahora podremos darle sepultura a mi madre y hermano”, dijo Juliana Rochac.

De acuerdo a la antropóloga argentina, Silvana Turner, los restos exhumados fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal para sus análisis genéricos y los estudios para determinar las causas de sus muerte.

El coordinador de la CNB, Arcinio Suira, confirmó que aún continúa la búsqueda del menor de los hijos Rochac. Al respecto, la Fiscal de la Unidad del Menor y la Mujer, Nubia María Flores, explicó que el caso se encuentra abierto en dicha instancia y que “por el momento sólo se ha logrado establecer que efectivamente fueron personas militares los responsables, por sus uniformes; no obstante no se ha logrado establecer el paradero de José Adrián”

La misma suerte no corrió para los familiares de las menores Angélica Flores y Rosa Carvajal, de 5 y 2 años, respectivamente, asesinadas en 1981, en el marco de un operativo militar en el volcán Chinchontepec, de San Vicente.

Según médicos forenses, no se logró la localización y recuperación de sus restos óseos, debido a las condiciones adversas del terreno, el prolongado tiempo que permanecieron los restos en el lugar y la corta edad de las víctimas.

Los casos se unieron a los 124 investigados por la CNB en 2012. Una quincena de estos casos fueron resueltos, 3 se reencontraron con sus familias de origen, 4 están localizados y pendientes de reencuentro, y 8 fueron localizados fallecidos.

Las excavaciones culminaron el pasado 25 de enero y comprendieron diversas zonas del país.



Comments are closed.


Participa Recibe el boletín Contacto
Desinfórmate
desde...