Rechazan en México y el mundo versión oficial sobre los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos

Desinformémonos

Imágenes de algunas de las movilizaciones del 8, 9 y 10 de noviembre, en México y en otras partes del mundo.

México, 10 de noviembre de 2014. Con la toma del aeropuerto de Acapulco iniciada esta mañana, encabezada por los padres de los estudiantes víctimas de desaparición forzada en Guerrero, junto a profesores de la CETEG, normalistas y otras organizaciones solidarias, suman cuatro días de una escalada de movilizaciones que rechazan el anuncio de la Procuraduría General de la República (PGR), que aunque sigue declarando como “desaparecidos” a los estudiantes detenidos por la policía de Iguala el 26 de septiembre, informó el pasado 7 de noviembre que los normalistas de Ayotzinapa habrían sido asesinados, calcinados y sus restos arrojados a un río.

Inmediatamente después de que los padres de los 43 jóvenes estudiantes rechazaron públicamente la versión de las autoridades, al señalar que se basa en declaraciones y no existen pruebas contundentes, y al acusar que se pretende dar “carpetazo” a la investigación, la ciudadanía salió a las calles no sólo de Guerrero, sino de diversos puntos de México y el mundo para manifestar su inconformidad y solidarizarse con los afectados.

En la Ciudad de México, a unas cuentas horas de la conferencia de prensa de la Procuraduría,  se realizó una velada en el Ángel de la Independencia. El sábado 8 se registraron dos movilizaciones: un performance en el Zócalo, con la participación de centenares de personas, y una marcha nocturna de miles de jóvenes y ciudadanos, que acabó con la detención de 18 personas después de que encapuchados quemaron una parte de la puerta del Palacio Nacional. Los aprehendidos fueron liberados después de varias horas. Una caravana de 43 organizaciones sociales, que partió desde Guerrero, arribó a la Ciudad para demandar la presentación con vida de los desaparecidos.

Bajó los hashtag #Yamecansé –frase del procurador Jesús Murillo Karam al terminar la conferencia de prensa-, #Noloaceptamos y #AcciónGlobalporAyotzinapa, estudiantes, organizaciones civiles e individuos salieron a las calles y plazas en Sonora, Zacatecas, Guerrero, Chihuahua, Sinaloa, así como en diversas ciudades de Estados Unidos, Cataluña, Francia, Chile y Colombia. Se tienen anunciadas movilizaciones para las próximas horas y días en Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Querétaro, Aguascalientes, Baja California Norte y Quintana Roo, entre otros estados de la República.

Los padres de los normalistas acusan que la versión de la Procuraduría, ofrecida en vísperas de un viaje presidencial a Asia, busca que se olvide la búsqueda de los jóvenes, y enfatizan que les quieren hacer creer que sus hijos fueron reducidos a cenizas de forma que nunca los puedan identificar. Murillo Karam informó hoy que solamente dos fragmentos de hueso hallados en el basurero de Cocula –donde presuntamente los criminales quemaron a los estudiantes- podrán ser sujetos a identificación.

En las manifestaciones y en las redes, una de las demandas de los ciudadanos se dirige a pedir la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto; incluso, ante la marea de mensajes, la Presidencia se vio obligada a desactivar la opción de comentarios en la página oficial de Facebook del mandatario.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional acusó que la PGR no reconoció que se trata de un crimen de Estado ni habló en su rueda de prensa de la responsabilidad de las autoridades en la ejecución extrajudicial de seis civiles y la desaparición forzada de los normalistas. Por su parte, la diputada chilena Camila Vallejo sostuvo que los familiares tienen derecho a desconfiar de las versiones ofrecidas por un Estado “secuestrado por el crimen organizado y el narcotráfico”.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional acusó que la PGR no reconoció que se trata de un crimen de Estado ni habló en su rueda de prensa de la responsabilidad de las autoridades en la ejecución extrajudicial de seis civiles y la desaparición forzada de los normalistas. Por su parte, la diputada chilena Camila Vallejo sostuvo que los familiares tienen derecho a desconfiar de las versiones ofrecidas por un Estado “secuestrado por el crimen organizado y el narcotráfico”.

Foto: Imágenes de algunas de las movilizaciones del 8, 9 y 10 de noviembre, en México y en otras partes del mundo.

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de  Num. Anterior   Geografía   méxico  

Dejar una Respuesta