Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semilla

Ricardo Ruiz Cruz / foto

rrc-13

Los veo por todas partes siempre, acompañados y orientados de algún adulto que los lleva de la mano o caminando lado de ellos, son infantes cofrades, artistas y muy gritones, unidos al reclamo de miles más por los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

Durante las manifestaciones llevadas a cabo en la Ciudad de México caminan incansablemente, ya sea coreando las consignas o cargando algún cartel. Muchos de ellos con la plena conciencia de lo ocurrido, enfrentándose a sus primeros conceptos sociales de lucha, dignidad y justicia. Nunca les he escuchado decir “ya me cansé”, “¿falta mucho?” o “tengo sed”, por el contrario a pesar de estar rodeados de adultos abren sus sentidos y su conciencia entre juegos dentro de las manifestaciones.

Una de las frases que ha estado presente durante todas las manifestaciones menciona: “Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semillas”, ¿Puede existir algo más honesto que el reclamo de justicia pedido por niños ante tal barbarie?. Las semillas de hace dos años han comenzado a germinar.

Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, Línea Fundadora

“Nosotras durante muchos años hemos empujado esa frase que es tan importante. Tiene que haber una respuesta por parte del gobierno mexicano, que ya hace dos años que no informa a los familiares. Es una de las crueldades más grandes que pueden ocurrir con estos gobiernos que utilizan esta metodología infame que es la desaparición forzada de personas. Es el crimen de crímenes, cuando a una persona se la priva de todos sus derechos, cuando ni ellos saben qué paso con sus familias, ni las familias sabemos qué pasó con ellos o ellas. Por eso vamos a seguir empujando y vamos a apoyar en todo lo que sea necesario”.

Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los 43 normalistas desaparecidos.

Se cumplieron dos años de la desaparición forzada de nuestros hijos e hijas y el gobierno mexicano no nos ha dado ninguna respuesta. Para el gobierno mexicano el caso Ayotzinapa está cerrado. Nosotros le hemos dicho que no aceptamos eso, que queremos saber la verdad, queremos saber a dónde están nuestros hijos. Ha sido muy difícil para nosotros, porque el gobierno nos reprime a pesar de que vamos a manifestarnos sin armas, ellos nos cierran el paso con los antimotines, reprimen a estudiantes, a diferentes organizaciones que nos acompañan. A un muchacho, por organizarse en su colonia Tepeyac para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas, lo mandaron a asesinar el día 7 de junio de 2015. Y un maestro de Tixtla que se estaba manifestando en Acapulco fue asesinado también. El gobierno mexicano sigue matándonos, desapareciéndonos por levantar la voz y defender nuestros derechos.

Mario C. González padre de César, desaparecido de Ayotzinapa

¿Qué haría usted si tuviera un hijo desaparecido?, ¿Estaría sentado sin hacer nada o saldría a buscarlo?, si hubiera alguna oportunidad de volverlo a ver: ¿Qué haría usted?

Se lo dije a una señora que me dijo un día:  ya acéptenlo. Espera que nos resignemos. Me lo dijo frente a una fotografía de su familia en el comedor, entonces le pregunté ¿Qué haría si uno de los integrantes de su familia faltara en la fotografía? ¿Qué haría?

Ricardo Ruiz Cruz

Serie de imágenes que conforman una parte del ensayo fotográfico en proceso que realiza el fotógrafo Ricardo Ruiz Cruz, trabajo que ha venido realizando durante todas las manifestaciones, eventos y acciones globales por los Normalistas desaparecidos de Ayotzinapa durante los pasados dos años.

Ricardo es biólogo y gestor cultural. Fotógrafo desde 1998 se ha enfocado al fotoperiodismo, el documentalismo y la fotografía conceptual, es docente investigador entre la ciencia y el  arte. Desde sus inicios a cubierto las manifestaciones y protestas sociales que ocurren en la Ciudad de México. Funda en 2004 el colectivo “5.6/125 Arte Fotográfico” dedicado a la difusión, creación y docencia en fotografía, lo dirige y coordina además de impartir clases de fotografía a diferentes niveles y temáticas. Obtiene la beca Cultura Vecinal y Beca Red para el Desarrollo Cultural Comunitario de la Ciudad de México en dos ocasiones  por proyectos en educación fotográfica, fotografía documental y lectura visual. Premios: Concurso Nacional de Fotografía en Blanco y Negro Kodak, becario de “Artes por Todas Partes”, Concurso Nacional de Fotografía Científica CONACYT, primer lugar de fotografía en blanco y negro “El México de los Mexicanos II” entre otros. Libros: “Besos Subterráneos” y “Humanoa”. Ha realizado 12 exposiciones individuales y alrededor de 40 exposiciones colectivas en México y el extranjero, participando como creador, curador y/o museógrafo.

rrc-1

rrc-3

rrc-4

rrc-6

rrc-7

rrc-9

rrc-10

rrc-11

rrc-15

rrc-16

rrc-14

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de los nuestros  

Dejar una Respuesta