• Home
  • cultura
  • Desde Rusia, con amor: el zapatismo visto desde el otro lado del mundo

Desde Rusia, con amor: el zapatismo visto desde el otro lado del mundo

Eliana Gilet

¿Cómo se dice Zapatista en ruso? ¿Qué influencia pudo haber tenido el movimiento autónomo que tiene su epicentro en la Selva Lacandona chiapaneca a miles de kilómetros de distancia, en la gélida San Petersburgo? ¿Qué puentes pueden trazarse entre el idioma tsotsil, tseltal, tojolabal, chol, mame y zoque con el ruso que se escribe en alfabeto cirílico?

Fue Oleg Yasinsky, el periodista ucraniano independiente, ahora residente en Chile quien hizo el vínculo. Chto delat es un colectivo fundado en 2003, en San Petersburgo entre un grupo diverso de artistas, cineastas, filósofos, escritores. ¿Qué los unió? Su intento por politizar las manifestaciones culturales, a través de una práctica autónoma. Y ahí el zapatismo fue el eslabón clave que les mostró como hacerlo. Dimitri Vilenski es uno de los integrantes de este colectivo que estuvo en México, en un primer viaje de exploración para un proyecto ruso sobre la actualidad y vigencia del Zapatismo. Y cómo sus semillas han viajado a lugares inimaginables.

“Fue Oleg (yasinsky) quien comenzó a traducir los documentos del Subcomandante Marcos y de los zapatistas. Para el año 2000 ya era bastante conocido entre la gente de la cultura y de la inteligentzia”

Explica Dimitri que los rusos tienen una relación particular con la literatura latinoamericana. “En este caso, la gente se sintió inspirada porque veíamos una mezcla muy interesante de la escena cultura y la política. Para mi generación fue uno de los momentos de re-politización tras la Perestroika.” ¿Qué fue lo que los cautivó del zapatismo? “Que tenía un lenguaje totalmente nuevo para expresar las cuestiones políticas.”

Explica Dimitri que además de a la gente de su generación, que ahora ronda entre los 40 y 50 años, el zapatismo tuvo una influencia importante en el movimiento anarquista ruso. Habla en presente en su inglés de consonantes fuertes. La influencia que el zapatismo “tiene”.
“En San Petersburgo, en la Rosa’s House of Culture (Casa de la Cultura Rosa Luxemburgo) hay iniciativas de pequeños grupos políticos activistas, trabajo social, y también hay un cine club. Un día veo un anuncio sobre una nueva película sobre los Zapatistas, que iba a ser presentado por su director. Fui para encontrar a tres personas de mi comunidad en San Petersburgo, que vinieron a Chiapas y vivieron allí dos años. Filmaron. Hicieron un documental completo al respecto, con imágenes originales. Lo sorprendente es que es gente muy joven, de 22 o 23 años. Esto muestra que una nueva generación, la que tiene la edad de mis hijos, sigue inspirada por lo que se vive en Chiapas.”

¿Qué fue lo que lo inspiró a él del movimiento zapatista? “Nos habló de lo que estábamos buscando. Tienes que pensar que crecimos con una retórica marxista – leninista muy fuerte. Una retórica que se vació. Cuando ya no puedes usar a tus referentes, cuando tienes un lenguaje que ya nadie cree, que ya nadie entiende, estás acabado. Entonces los zapatistas nos demostraron otro mundo, en la manera en que hablan de la democracia, la horizontalidad, política, dignidad, sobre tantas cosas, pero en un lenguaje completamente diferente. Esa fue la clave.”

¿Por qué cree este ruso que vale la pena viajar medio mundo para filmar hoy, 21 años después del alzamiento, en las comunidades indígenas? ¿En qué radica su importancia? “El Zapatista fue uno de los primeros que marcaron el tono en el pensamiento político de la izquierda. Influenciaron pequeñas comunidades en Rusia, Francia, en Italia, en el Reino Unido. Fue algo internacional, que cuando lo compartes, pasas a integrar una comunidad.”

Dimitri explica que es el zapatismo el que permite entender mejor cómo se están dando las luchas a nivel mundial, la situación internacional, el panorama de un movimiento mundial que se manifiesta por lo bajo, en lo chiquito. “Creó la demanda de un nuevo tipo de política. Eso es lo que simboliza Chiapas.”

¿Cree Dimitri que aún sucede? “Para responder esa pregunta es por lo que estoy aquí”

El proyecto. El colectivo tiene una serie de producciones en las que se mezclan los géneros de manera avasallante, el musical, la opera, la política, el cine. Explican que para este proyecto, que comenzará a realizarse formalmente en Abril, les interesa vincular la actualidad zapatista con el aniversario de los cien años del comienzo de la Revolución Rusa de 1917. Suele decirse que el siglo xx comenzó con ese hito histórico, explica Dimitri, y mucha gente dice que la zapatista fue la última revolución del siglo pasado. “La narrativa de la ficción tratará de revelar como cambió la política del siglo xx y por qué.”

Como adelanto, otra de las producciones del Colectivo Chto Delat, subtitulada al español:

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de cultura  

4 Respuestas a “Desde Rusia, con amor: el zapatismo visto desde el otro lado del mundo”

  1. Abelrdo Rodríguez Macías

    Junto al renacimiento del marxismo, renace el teatro político militante y la re-politización de una juventud anti-capitalista en la otrora Europa socialista. El señor Brecht ha de sonreír desde su olvidado mausoleo… Gracias por compartir.

  2. Wow! Es increible como una manera de pensar que busca la igualdad social, pueda influenciar a comunidades tan lejanas. Un ejemplo de que las mejores armas son las ideas.y para fomentar el cambio, hay que poner el ejemplo!

Dejar una Respuesta