4 de agosto de 2014
Usted está aquí> Inicio> Geografía> Israel> Palestina> Reportajes> Reportajes Internacional > Israel desata el infierno en Palestina; población civil, blanco de guerra

Israel desata el infierno en Palestina; población civil, blanco de guerra

En una nueva ofensiva contra el pueblo palestino, Israel bombardea por mar y tierra la Franja de Gaza, densamente poblada, y prepara decenas de miles de reservistas para una invasión terrestre. Defensores de derechos humanos advierten que todos los palestinos son vulnerables.

Con información de Kaos en la Red y Periodismo Humano
Leer Texto Completo

La más reciente ofensiva militar israelí ya se ha cobrado decenas de víctimas mortales, la inmensa mayoría civiles del lado palestino. Ante una eventual invasión terrestre por los soldados israelíes, los palestinos se aprovisionan de víveres y algunos intentan huir hacia la frontera.

Aviones israelíes intensificaron bombardeos este fin de semana y han atacado al menos 950 objetivos en suelo palestino desde el inicio de la ofensiva. La población civil es un blanco de guerra. Hay cerca de 70 palestinos asesinados, 13 de ellos niños, y casi 500 personas heridas. Del lado israelí, el número de muertos asciende a tres y los heridos a unos veinte por efecto de algunos cohetes provenientes del lado palestino.

La Marina israelí bombardeó de manera intensiva diversas posiciones en la costa de Gaza y provocó la muerte de al menos cinco personas y heridas moderadas a tres periodistas en un edificio sede de varios medios de información. Se escuchan en Gaza capital decenas de bombardeos procedentes del mar, con múltiples explosiones seguidas segundos después del ruido del impacto en tierra. En zonas de viviendas cercanas a la playa se podían observar columnas de humo saliendo de áreas de viviendas.

“La Marina ha atacado objetivos de Hamás en el centro y norte de Gaza”, confirmó un portavoz militar israelí, que dijo “haber hecho blanco” y añadió que los ataques en la zona son continuos.

La escalada armada inició el 8 de noviembre cuando soldados israelíes invadieron la Franja de Gaza y asesinaron a un niño en un tiroteo. Después de que los palestinos respondieran con lanzamiento de cohetes, se decretó una tregua que fue violada por Israel el 12 de noviembre, cuando asesinó con un misil a Ahmad Jabari, jefe del brazo armado de Hamás (Movimiento de Resistencia Islámica).

Hamás respondió con cohetes, mientras Israel bombardea la Franja y amenaza con una invasión terrestre. La Franja de Gaza, densamente poblada, tiene 1.7 millones de habitantes en un área de 365 kilómetros cuadrados, menciona Periodismo Humano. Los ataques israelíes “podrían llegar a cualquier parte, y toda Gaza podría estar amenazada. Según esos panfletos, no hay solo una zona específica amenazada. Todas las personas son vulnerables“, dijo Jaber Wichah, del Centro Palestino por los Derechos Humanos.

“Al menos seis periodistas resultaron heridos cuando aviones israelíes bombardearon las oficinas de la televisión Al Qudra, situadas en el complejo Showa y Husari, en el céntrico barrio de Rimal”, declaró Achraf al Qudra, un portavoz de los servicios de salud de Gaza.

El complejo bombardeado, conocido como las torres Al Shawa, alberga las oficinas de varios medios de comunicación palestinos y extranjeros con base en la Franja de Gaza. Según testigos, el complejo resultó seriamente dañado. Los periodistas que se encontraba en el interior fueron evacuados después de un primer bombardeo aéreo, al que siguieron al menos dos ataques más.

Aviones israelíes intensificaron sus bombardeos y atacaron al menos 300 objetivos en distintos puntos de la Franja. Por su parte, las milicias palestinas dispararon cohetes contra Israel –que cuenta con una batería anti misiles-, uno de los cuales impactó en Tel Aviv, capital de Israel.

La agencia Efe pudo constatar cómo la sede de las oficinas gubernamentales de Haniye, en Gaza,  quedó completamente derruida.  La población colocó cuatro banderas palestinas sobre los escombros. La sede bombardeada era donde las autoridades de Hamás tenían previsto recibir un día después al ministro de Exteriores de Túnez, Rafiq Abdel Salam, que visitó la franja como muestra de solidaridad, siguiendo los pasos del primer ministro egipcio, Hisham Qandil.

“Lo que se le ha permitido a Israel hacer en Gaza en el pasado ya no se le va a permitir, a causa de los cambios en el mundo árabe”, dijo Abdel Salam en una conferencia de prensa en el hospital Shifa de Gaza capital.

El Gobierno de Hamás dijo en un comunicado que la destrucción de oficinas y sedes gubernamentales no impedirá al Ejecutivo “seguir llevando a cabo sus actividades y servir a la población”.

“El pueblo palestino y su resistencia se están defendiendo empleando todas las armas a su alcance. Estamos tan orgullosos de nuestra determinación y resistencia, que serán las que ganen la batalla al final”, reza el comunicado.

Según fuentes oficiales palestinas, entre los blancos atacados en las últimas horas se encuentran la sede del Gobierno de Hamás en Gaza, el estadio Palestina y un centro de deporte y juventud adscrito al Ministerio de Deporte, así como el complejo central de la Policía de Hamás en Gaza y otras comisarías.

La población trata de mantenerse lejos de las instituciones oficiales, incluso de las ya bombardeadas, porque algunos de ellas han sido atacados en múltiples ocasiones por los aviones israelíes.

Estos también alcanzaron dos viviendas pertenecientes a destacados funcionarios del Ejecutivo de Hamás: una en el campo de refugiados de Yabalia, al norte, y otra en la capital de la franja.

En la hacinada capital de la banda mediterránea, los vecinos hacen cola en tiendas y gasolineras para hacer acopio de víveres y combustible en previsión de que Israel pueda iniciar una incursión terrestre en el territorio, tras haber autorizado el Gobierno israelí el alistamiento de hasta 75 mil reservistas.

La invasión está aparentemente a la espera de que prosperen los esfuerzos internacionales por parte de Estados Unidos y varios países europeos, que presionan a El Cairo para que convenza a Hamás de poner fin al disparo de cohetes, en tanto que ellos convencerían a Israel de detener los bombardeos.

El portavoz de Hamás en Gaza Sami Abu Zuhri advirtió en un comunicado que Israel “pagará un alto precio por sus crímenes” y que “ha sobrepasado todas las líneas rojas”.

Michele Giorgio, corresponsal de Il Manifesto, tuitea: “#Gaza se multiplican rumores sobre el comienzo de la ofensiva de tierra del ejército israelí. Movimiento de blindados a las puertas de Khan Yunis.”



4 comentarios en “Israel desata el infierno en Palestina; población civil, blanco de guerra”

totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores , israel se ha convertido en un monstruo , o es q siempre lo fue y quisieron venderse como las victimas ???

andrea chiodetti

Efectivamente, estamos viendo el genocidio en silencio, desde la lejania, como si nunca no pudiera pasar, con un Israel transformado en un mousrtro y matando sin piedad, les mandamos nuestra fuerza y ojala puediermos colaborar con los palestinos en ese sufirimiento, fuerza, nunca perder la dignidad.

norma

el peso de la historia es grande, Israel es uno de esos que ha sido perseguido por mucho tiempo, ahora es cuando me pregunto a mi mismos las reales razones, si es que acaso no ha sido siempre la victima que nos presentan o si acaso eran perseguidos con “justa” razón. no nos dejemos intimidar mas por lamentos y lagrimas de cocodrilo, ni la tortura ni el genocidio sufrido en épocas pasadas pueden justificar la masacre que hoy ejercen contra palestinos.

carlos jesus jimenez plaza

me llena de dolor lo sucedido, y sobre todo la complicidad de la UNO y el silencio de muchos pais como el mio. yo como joven mapuche entiendo mas que nadie el actuar de los procesos de genocidio etnico de un estado, pero esta a superado todo, ya no se como describir el dolor solidario que me enbarga… aguante gaza, adelante con todas las fuerza de la historia, les mando todo mi NEWEN (“fuerza” en lengua mapudungu)

Arinson Alvarado

ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...