• Home
  • méxico
  • En Puebla, asesinan a Meztli Sarabia, hija de Simitrio, líder social de vendedores ambulantes

En Puebla, asesinan a Meztli Sarabia, hija de Simitrio, líder social de vendedores ambulantes

Redacción Desinformémonos

foto: e-consulta

foto de portada: e – consulta.com 

Puebla, Puebla I Desinformémonos I En Puebla, al interior del Mercado Hidalgo, asesinaron la mañana del jueves 29 de junio a Meztli Sarabia Reyna, hija del líder social y asesor general de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre”, Rubén Sarabia Sánchez, alias Simitrio.

El asesinato de Meztli ocurrió en oficinas de la agrupación, al interior del Mercado Hidalgo, hasta donde llegó un grupo de cuatro individuos preguntando por la hija de Simitrio. Meztli respondió afirmando ella era. Le dispararon en la cabeza y en el abdomen.  Antes de darse a la fuga, los sicarios dispararon contra otra persona integrante de la organización de comerciantes, quien fue trasladada a un hospital.

Así lo informó Tonatiuh Sarabia, hermano de Meztli y asesor jurídico de la agrupación a La Jornada de Oriente quien consideró que el ataque a su hermana es un claro mensaje para la organización.

Una hora después del asesinato de la integrante de la agrupación de comerciantes, los dirigentes anunciaron una movilización hacia la sede de la Secretaría General de Gobierno y confirmaron un encuentro con el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, para la tarde del mismo día.

Tras el levantamiento del cadáver de Meztli Sarabia, su hermano Tonatiuh,  declaró a La Jornada de Oriente que junto al cuerpo de su hermana asesinada dejaron un mensaje escrito en una cartulina: “esto les pasara a todos los que apoyen  Simitrio. Sigues tu  Simitrio y a los que apoyen a Simitrio. Fuera la 28 (sic)”.

Comerciantes del Mercado Hidalgo aseguraron que los cuatro sicarios que asesinaron a Meztli Sarabia Reyna, al interior de las oficinas que se ubican en el centro de abastos, eran “matones” profesionales pues utilizaron armas con silenciadores para evitar alertar a la población.

“Nadie vio nada. Todo se hizo en silencio y los asesinos se fueron caminando porque si hubieran entrado al mercado en carro, los hubiéramos linchado”, señaló una mujer vendedora de semitas al interior del mercado.

Tonatiuh Sarabia y la señora Irma Reyna, madre de la víctima, presenciaron el levantamiento del cadáver al interior de las oficinas de la organización. El abogado explicó que el ataque artero a la familia Sarabia fue planeado con tiempo, y desmintió que la seguridad del Mercado Hidalgo, bastión de la UPVA, se encontrara relajada.

“Nosotros no tenemos seguridad armada, no contamos con cámara de vigilancia, son los propios comerciantes y la gente quien nos cuida. No nos relajamos, vivimos el día a día, con el riesgo de cualquier detención, pero hoy mi hermana fue ejecutada”, declaró.

Sostuvo que la ejecución y el mensaje dirigido a su padre es de importancia política y no de un conflicto entre organizaciones de comerciantes, como ahora lo quiere ver la autoridad.

ruben_sarabia_sanchez_simitrio_01-esp

Rubén Sarabia “Simitrio” una vida de persecución y cárcel

En octubre de 2015, la Revista Proceso publicó un reportaje sobre Rubén Sarabia “Simitrio: “El Mercado Hidalgo es ambiente festivo, voces que ofertan, sobreposiciones musicales que compiten por hacerse escuchar, planchas incandescentes que regurgitan vahos de maíz y de salsas… como cualquier mercado mexicano, en invocación material de una tradición milenaria, pero por más prehispánico que a veces se vea, no es tianguis convencional: junto a letreros de ofertas lucen carteles que acusan el mal gobierno; hay letreros de identidad comercial cubiertos por lonas que piden libertad a los presos políticos; y, si el persistente mensaje es de libertad para Simitrio, también hay espacio para exigir justicia por los 43 de Ayotzinapa”.

Ahí, hombres y mujeres oferentes de ideología maoísta –”columna vertebral” del movimiento social poblano según el Tribunal Permanente de los Pueblos–, acuerdan marchar por Simitrio, un hombre al que mantienen su lealtad a pesar de que lleva encima tres décadas de prisión y pesquisas judiciales.

El 4 de julio de 1989, al salir de una clínica de la colonia Roma en el Distrito Federal, unos 30 policías poblanos lo detuvieron sin orden judicial. En los tres días que siguieron, fue trasladado a Puebla y regresado a la capital, con los ojos vendados,  sometido a torturas físicas y psicológicas. Fue a parar al penal de San Miguel en Puebla. Ahí se enteró de que había seis procesos contra él por delitos del fuero común y dos del fuero federal. Estuvo en esa prisión hasta el 10 de diciembre de 1993 cuando iniciaron los traslados sin previo aviso a penales federales.

Primero fue al Módulo1 del penal de Puente Grande, en Jalisco, donde tenía por compañía a líderes de grupos criminales.  Cuatro años después lo mandaron a Almoloya, el 27 de octubre de 1997. Ahí lo mantuvieron hasta el 11 de abril de 2001, cuando fue excarcelado bajo un acuerdo judicial de destierro y sujeción: debía firmar dos veces por semana, en el penal de Neza-Bordo, durante 13 años nueve meses; se le impuso como domicilio el Distrito Federal de donde no debía ausentarse sin autorización previa, por lo tanto, no podía regresar a Puebla, pues de incumplir, se revocaría su libertad.

A 25 años de su detención, el 28 de octubre de 2011, regresó a Puebla y asumió el liderazgo de la organización que había ayudado a crear en los años setenta.  En el Zócalo de la ciudad, ante 5 mil personas que acudieron a recibirlo, cuestionó la “guerra” contra el narco de Felipe Calderón, de la que se vale el Estado, dijo, para reprimir movimientos sociales.

En ese octubre, Sarabia seguiría firmando dos veces por semana, hasta febrero de 2015, pero dos meses antes de conseguir su libertad plena, el 16 de diciembre de 2014, fue detenido y encarcelado, para cumplir una sentencia que se extiende más allá del año 2050.

Con información de  La Jornada de Oriente y la Revista Proceso 

Esta tarde integrantes de diversas organizaciones entre las que se encontraban la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre y el SME realizaron un mitin frente a la Secretaria de Gobernación para exigir la libertad de los presos políticos en el estado de Puebla y para exigirle al gobernador Rafael Moreno Valle la liberación de Rubén Sarabia Sánchez

foto: Octavio Gómez / Proceso 

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de méxico  

Dejar una Respuesta