Cine para ver

Alberto Cortés

Memorias del subdesarrollo

Memorias del subdesarrollo, (1968), película cubana en blanco y negro de Tomás Gutiérrez Alea

Las películas de Titón, como se le conocía a Gutiérrez Alea, son excepcionalmente críticas con el proceso revolucionario, siempre mantuvo una distancia con el poder para mirar lo que sucedía en la sociedad, entre la gente común, para emocionarse con la vida de los cubanos y transmitir esas emociones a los espectadores sin perder la capacidad de análisis ante sus personajes enfrentados a los cambios que la revolución produce en el orden social establecido durante los primeros años de gobierno. Sergio es un escritor frustrado, pequeño burgués que a diferencia del resto de su familia ha decidido quedarse en la isla en lugar de emigrar hacia Miami, es a través de él que miramos de forma documental el acontecer histórico, de hecho tiene montado un telescopio para ver La Habana desde su balcón, desde ahí, somos testigos de la invasión de Bahía de Cochinos, con testimonios de los invasores, de la declaración de Kennedy ante los misiles soviéticos montados en Cuba, es una película que se mueve libremente entre el documental y la ficción, hasta mesa redonda con escritores famosos entra a formar parte de la trama. La atmósfera de esos primeros años sesenta, de Fidel hablando por la televisión defendiendo la independencia y la dignidad del pueblo de Cuba, pero Memorias del subdesarrollo nos habla también de la vida amorosa de Sergio con Helena una joven inocente y sensual que se deja seducir ante la promesa de presentarle a un director de cine del icaic, Helena quiere ser actriz ya que está aburrida de ser siempre la misma, las imágenes de esta pareja caminando por las calles habaneras nos hacen recordar las primeras películas de la Nueva Ola francesa y su relación con la realidad, son actores que se pueden confundir con la gente, que son y se comportan como la vida misma, y es por eso que la narración como película “collage” corre como un mismo discurso a pesar de la diversidad de recursos; foto fija, imagen documental, texto que llena la pantalla, voz en off, imagen de T.V., escenas eróticas de la censura de la dictadura en función especial en el icaic, que incluye una escena con BB como reconocimiento a la nouvelle vague, en fin una diversidad de imágenes para narrar con precisión un momento en la vida íntima de unos amantes durante esos años turbulentos y de grandes promesas y esfuerzos por un cambio revolucionario. Memorias del subdesarrollo es una película con una propuesta muy inteligente, al mismo tiempo que sencilla y clara en su postura política y artística, con un blanco y negro impecable, se disfruta enormemente verla en pantalla grande, su formato original, y se descubre que no ha perdido fuerza expresiva, autenticidad y vigencia en los temas que trata.

Exhibiéndose en la Cineteca Nacional.

columna alberto cortes 6ago .001 copia

alberto-cortes

Alberto Cortés

Director de cine ganador en tres ocasiones del premio Ariel. Egresado del Centro Universitario de Estudios Cinemátográficos, entre sus películas y documentales se encuentran Amor a la vuelta de la esquina, Ciudad de Ciegos, Corazón del Tiempo, La tierra de los Tepehuas, Resistencia…somos gente del maíz, entre otros.

Dejar una Respuesta

Otras columnas