• Home
  • méxico
  • Me separaron de mi hijo y lo obligan a olvidarme: testimonio de la artista Leticia Servín

Me separaron de mi hijo y lo obligan a olvidarme: testimonio de la artista Leticia Servín

María Leticia Servín Moreno

Una historia de violencia familiar, ghosting, alienación parental, discriminación laboral, tortura psicológica, despojo, odio, falso amor, clasismo, terrorismo patriarcal y eliminación de la identidad materna contra un niño de cuatro años y medio por parte de su propio padre y su familia materna.

Por medio de la presente exclamo en ayuda urgente, pido apoyo para detener la injusticia de la que somos víctimas mi hijo Dante Ocampo Servín, de casi 6 años de edad, y yo, su mamá, Leticia Servín.

Su papá nos separó abruptamente, con mentiras, el 18 de febrero de 2018, hace un año, dos meses, doce días. Me dijo que iban al cine y ya no me lo regresó. Desde entonces no he vuelto a ver ni escuchar a mi niño. Nos han prohibido todo tipo de contacto y continuar viviendo juntos, como había sido desde que nació.

Edgar Heriberto Ocampo cambió su teléfono, su domicilio y decidió ocultarse con mi hijo. Fui bloqueada de las redes sociales que compartíamos porque lo denuncié ante las autoridades de la Ciudad de México y al pedirles ayuda a sus familiares incluso recibí insultos.

Edgar H. Ocampo Gudiño, el papá de mi hijo, Guillermina Gudiño Venegas (su mamá, abuela de Dante), Guadalupe y Lidia Gudiño Venegas, (tías abuelas) son las principales financiadoras del despojo de mi hijo Dante Ocampo Servín. Me quitaron a mi niño porque mi trabajo como músico y mi lugar de origen no les gustan.

El 4 abril del 2019 me enteré de que se le concedió al papá de mi niño una guardia y custodia provisional en Jalisco, sin que se me hubiera notificado. Afirman que no existo, que mi hijo no tiene identidad materna.

Las autoridades de Jalisco aceptaron las mentiras y muchas contradicciones en su solicitud, la favorecieron, pasaron por alto cualquier análisis, resolvieron a su favor, ¿por qué?

Este 29 de abril del 2019, Edgar Ocampo Gudiño fue citado a presentarse ante una Juez del Tercer Juzgado Familiar en la Ciudad de México para que se presentase con Dante, pero nunca llegó. El protocolo dice que se le debe volver a citar el 4 de julio a las 10 horas, y que si no viene por segunda vez, se le citará una tercera más. De no presentarse, entonces procederá el arresto, sumando de cinco a seis meses más de esta tortura para mí. A pesar de ello, Edgar ya apeló y me niega el derecho de seguir en la vida de mi hijo.

¿Cómo es posible que no exista una ayuda para Dante? Está siendo escondido por una familia de paranoicos enfermos de odio, que obtuvieron una guardia y custodia con mentiras. Las leyes de Jalisco y sus jueces, benévolos, los ayudan a que mi hijo y yo continuemos sin contacto y ayudan a perpetuar el abuso de un padre en su menor hijo.

Ante esta fatalidad es que me veo en la necesidad de pedir auxilio.

Existen dos juicios. Los dos fueron generados por la guardia y custodia de nuestro hijo. Yo hice la solicitud al día siguiente de que me lo quitó, el 18 de febrero de 2018 en la Ciudad de México. Él lo solicitó en Jalisco también con esa fecha.

Mi juicio

Presenté la solicitud para poder recuperar de manera pacífica a mi niño ante el Tercer Juzgado Familiar en la Ciudad de México el 18 de febrero de 2018, con los datos:

Controversia del orden familiar

Mi expediente es el 296/2018

TOCA: 258/2019

OFICIO 1043

La juez me exigió ver al papá para poder darme la guardia y custodia temporal, y a pesar de que le explicamos que estaba desaparecido, nos mandó a buscarlo al IMSS y al INE. Fue así como pudimos encontrar la librería “La chistera”, propiedad de la madre de Edgar, Guillermina Gudiño, la cual sostiene legalmente que es su empleado.

En el expediente 168/2018 de la Ciudad de México Edgar fue exhortado al juicio. Respondió y el trámite lleva más de un año, por lo que también interpusimos una demanda por omisión y negligencia al Juzgado de Ciudad Guzmán, debido a que nos retrasaron seis meses el regreso del exhorto.

Por fin, después de tanto esperar, la Juez en la Ciudad de México citó a Edgar Ocampo Gudiño a que comparezca con el niño el pasado 29 de abril, pero no llegó, sino que presentó una apelación terrible donde exige a las autoridades que yo permanezca lejos de nuestro hijo de manera permanente. Hoy, si intento acercarme a mi hijo, me pueden encarcelar.

El juicio en Jalisco

El juicio iniciado en Jalisco por Edgar Ocampo Gudiño contra mí tiene por expediente el 158/2018. A continuación cito la realidad de los hechos y algunos de los argumentos falsos que fueron avalados dentro del juicio de Ciudad Guzmán, Jalisco, el cual fue llevado a cabo sin que se me notificara y donde él aberrantemente mintió a los jueces sobre mi maternidad, al negarme de ella.

  1. Dice que mi hijo no tiene identidad materna porque nunca ha vivido conmigo y que asume el rol de madre y padre del niño desde que nació.
  2. En realidad, él sólo vivió once meses con nosotros, nos abandonó y yoestuve totalmente sola con mi hijo del 11 de mayo de 2014 hasta que volví a la Ciudad de México el 29 de diciembre de 2017. En la casa de la familia Gudiño, en Ciudad Guzmán, fuimos víctimas de dos ataques por parte de dos hombres cuando llevaba a mi hijo a un parque de la colonia. Nos persiguiern a mi hijo y a mí, aventándonos piedras, pero escapamos. Las dos veces que sucedió intenté comunicarme con el papá de mi niño, pero nunca respondió. Con los ataques supe que tenía que irme de ese lugar, porque no contaba con nadie.
  3. Desde que nació mi niño durmió todos los días conmigo hasta que me lo quitaron, dormíamos abrazados aún. Lo amamanté durante dos años.
  4. Edgar dijo a los jueces de Jalisco que yo di mi consentimiento para que nuestro hijo esté con él y, aunque no hay nada que lo pruebe, se admitió en el juicio.
  5. El padre dice que él pagaba 100 por ciento de los gastos totales de Dante y míos. Lo cierto es que me ayudó al principio, tres meses solamente, y después me cobró todo. Se lo pagué dos veces porque olvidó que le pague. Me cobró el parto y los gastos que hizo. Yo llevaba ahorros, pero por ser pocos los menospreció, como dice su demanda. Finalmente me cobró y yo pedí dos préstamos en el banco para pagarle. Cuando se fue de la casa se llevó la despensa.
  6. Muy pocas veces él cooperaba para gastos y en general me pedía dinero. Nunca le alcanzaba lo que él ganaba, se quejaba de no tener internet en su casa y de mis presentaciones le tenía que dar dinero, porque me “ayudaba” con Dante.
  7. La casa donde viví nos la prestó la tía Guadalupe. A mí no me aceptaban dinero, nunca me aceptaron nada, era parte de su control, pero yo pagaba los gastos de luz, comida, transporte, medicina, ropa, cosas de la escuela de Dante y mías. Nunca pagó renta de ahí, mienten sus familiares en los contratos de renta que firmaron.
  8. En el kínder “Amado Nervo” de Ciudad Guzmán, Jalisco, mi niño y yo fuimos maltratados por parte de su maestra Olivia Villalobos. Ella decía que Dante era violento y a mí me agredió la maestra un día que no me dejó acercarme a mi hijo mientras lloraba y al parecer tenía media hora llorando. Esa maestra trató mal a mi hijo, se lo dije a Edgar y una vez más fui ignorada. Busqué otra escuela y costaba mil 500 pesos al mes, le propuse que él pagara 500 pesos y yo lo demás, pero no aceptó. Dijo que no contáramos con él.
  9. No se me permitió hacer ninguna fiesta de cumpleaños de mi hijo. Decidían encima de mí, tenía que asumir lo que Edgar y ellos dictaran.
  10. Desde que mi niño nació su familia paterna ha sido machista, sobreprotectora e invasiva. Intenté enfrentarlos con mis palabras, pero fue imposible.
  11. Llegué con mi mudanza y nunca desempaqué, se pudrió en un patio de la abuela del papá de mi niño. Toda la familia lo vio.
  12. Si me los encontraba en la calle o en el camión, no me saludaban.
  13. Me daban un aventón al súper, se iban con mi hijo y me dejaban.
  14. No les parecía bien que mi niño me acompañara en mi trabajo.
  15. Yo les dije adiós y me fui de allí, porque me trataron mal, porque no respetaban, pasaban encima de mí, igual que ahora. Su tortura aún no acaba.

Anexo CV, Constancias de mi trabajo como músico en Ciudad Guzmán, Jalisco, del 23 de diciembre de 2012 al 29 de diciembre de 2017

Evidencias Personales

Constancias de mis trabajos en Ciudad Guzmán

  1. Trabajé en la escuela de música AULA 1 en Ciudad Guzmán, fui maestra de canto y repertorio, maestra de ukulele.
  2. Hice mermeladas, tosté semillas y pedí dos préstamos al banco para poder subsistir en Ciudad Guzmán de 2014 al 2017.
  3. Di un taller infantil en La casa del Arte, plantel de la Universidad de Guadalajara.
  4. Clases Personales, una cada semana, con mi alumna Karla Sofía (anexo carta de su mamá, con ella trabajé casi tres años en Ciudad Guzmán).
  5. Di clases personales a Alejandrina y su mamá Blanquita dos horas cada semana.
  6. Trabajé con Elsa Bravo, artista plástica jalisciense, que me invitó a hacer conciertos en la ciudad, en un espacio que ella manejaba “El Zapote”.

Edgar Ocampo Gudiño y su familia durante un año y dos meses han violentado todos estos Artículos del Código del menor:

LEY GENERAL DE LOS DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 4 de diciembre de 2014

TEXTO VIGENTE

Última reforma publicada DOF 20-06-2018

TÍTULO PRIMERO

De las disposiciones generales.

El artículo 6. Con sus XIV Puntos.

CAPÍTULO TERCERO

Derecho a la identidad

Conocer su filiación y su origen, en la medida de lo posible y siempre que ello sea acorde con el interés superior de la niñez. Preservar su identidad, incluidos el nombre, la nacionalidad y su pertenencia cultural, así como sus relaciones familiares.

(III Y IV)

CAPÍTULO CUARTO

El derecho a vivir en familia.

Artículo 22. La falta de recursos no podrá considerarse motivo suficiente para separarlos de su familia de origen, ni causa para la pérdida de la patria potestad.

Los casos en que las personas ejerzan la patria potestad por necesidad de ganarse el sustento lejos del lugar de residencia, tengan dificultades para atender a niñas y niños de manera permanente, no serán considerados como supuestos de abandono.

Articulo 23. Niñas y niños cuyas familias estén separadas, tendrán derecho a convivir o a mantener relaciones personales y contacto directo con sus familiares de modo regular.

Artículo 286. Los menores de 12 años deben permanecer con la madre.

Artículo 11. La familia debe proteger y salvaguardar los derechos del menor.

TÍTULO SEGUNDO

Artículo 13.Este artículo tiene XX Puntos. En los artículos I, II, III, IV, V hay violación a sus derechos.

VI Derecho a no debe ser discriminado

VII Derecho a vivir en un ambiente sano

VIII Derecho a vivir libre de violencia

XIII Derecho libertad de convicciones

XIV Derecho de libertad de expresión

XVI Derecho de asociación y reunión

XVIII Derecho de seguridad jurídica y llevar un debido proceso

MACHISMO PATRIARCAL DISFRAZADO DE MATRIARCAL

Esta familia ha violado el Artículo 12 del Código del menor que dice que es deber de la familia proteger los derechos del menor.

“LA PRIMERA SALA DE LA SUPREMA CORTE DE LA NACIÓN (SCJN) decretó el 27 de noviembre de 2017 que la guardia y custodia puede cambiar cuando uno de los padres sistemáticamente impida que sus hijos convivan con alguno de sus progenitores”.

GHOSTING: Terminar con una pareja y tratarla como si no existiera, borrarla de las redes y teléfonos, negándole comunicación, derecho de réplica y enviándola al destierro.

ALIENACIÓN PARENTAL: Padres que secuestran a sus propios hijos para seguir teniendo el control de su vida.

CON MATICES DE TRATA DE PERSONAS: Se refiere a que te enamoran un tiempo determinado, tres a seis meses, y después te “quiebran”. Ahí empieza el maltrato sistemático para controlar. En mi caso fueron cinco años más el año y dos meses desde que me quitaron a mi hijo. Lo mismo hace la gente que trafica con mujeres, después de obtener lo que quieren de ellas, las desechan y anulan.

NOTA DE ESTADÍSTICA: Alrededor de 200 madres de familia denunciamos el abuso del papá de nuestros hijos todos los días en la Ciudad de México. En el 2018 se sumó un 75 por ciento más de violencia familiar, 250 madres al día, generada en su mayoría contra niñas y mujeres. Se sumaron más de 90 mil carpetas de investigación contra estos padres sólo en un año, lo que quiere decir que 250 mujeres al día padecemos este despojo tan sólo en la capital del país. El problema radica en que no se les da seguimiento, no hay plataforma de ayuda eficaz, pues menos del 1 por ciento de estos casos se resuelve y la violencia que padecemos las madres es infinita.

Nos quitan a los hijos para que vivamos donde ellos quieran, para quele regrese el carro, para que no le cobre la pensión, para que pague la casa, para que no le pida más dinero, para que ella cuide a los niños, para seguir ejerciendo control”.

La ley en México sobre Violencia doméstica dice que los padres pueden hacer esto porque son los papás y tienen derecho a estar con sus hijos, aunque los oculten. Además, las leyes son diferentes en los estados del interior del país.

Los procesos legales son lentos, manipulables con dinero y mientras no se tenga la guardia y custodia temporal ellos practican esta tortura contra hijos y madres, tal como lo ha hecho el papá de mi hijo, quien ha forzado todo lo necesario para aislar a Dante, fabricar pruebas en mi contra y difamar mi maternidad, sin empatía y con crueldad extremas y la ayuda de las autoridades de Jalisco.

Exclamo en auxilio a las autoridades de mi país para que me ayuden a detener esta tortura y despojo.

Exijo a las autoridades correspondientes en Ciudad Guzmán, Jalisco

Exijo al Licenciado Antonio Gutierrez Ramirez, en unión con la Licenciada Yanina Silva Anguiano, autoridades en Ciudad Guzmán, que se retracten de la decisión de otorgarle la guardia y custodia temporal de mi hijo Dante, dado que soy la madre del menor, he sido anulada en todos mis derechos y hemos sido separados por decisión del padre. Exijo que le revoquen el resultado ya que se ha actuado distorsionando la verdad.

Exijo la reparación del daño y que se me entregue a mi hijo inmediatamente por el camino de la justicia y la verdad, pues él está siendo perjudicado en la concepción básica de su persona y está siendo alienado al odio y el olvido, distorsionándose su mundo. Suplico a las autoridades correspondientes que detengan esta arbitraria separación.

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de méxico  

6 Respuestas a “Me separaron de mi hijo y lo obligan a olvidarme: testimonio de la artista Leticia Servín”

  1. Luz Campos

    Me da un enorme coraje la situación de está hermosa madre, músico, mujer. Se por lo que está pasando. Viví una situación muy violenta y enferma hace años. El tipo me secuestro a mí hija de año- once meses. La recuperé después de un año y dos meses. Pero realmente fue por la fuerza, igualmente como el me la quito. Fue la única solución. Un amigo y yo casi lo dejamos muerto… Y así, salí triunfalmente del caótico D.f.
    Te deseo lo mejor, te admiro un montón. Es una verdadera lastima que tengas que pasar por estó.

  2. Me pasó algo similar hace 15 años, hablan sobre derechos de los niños u en realidad no hacen nada por ellos, Gilberto Cerda Aguilar y Guadalupe Aguilar madre de mi ex, ademas de algunos familiares, secuestraban a mis hijos, lo hicieron en diferentes ocasiones hasta q los recuperé, espero en Dios de corazón puedas hacer lo mismo, mi hijo el mayor necesitó tratamiento psiquiátrico la niña tuvo trastorno de la personalidad y del sueño, maldita gente no sabe el daño q les hace

  3. HILDA GONZÁLEZ

    A mí me pasó lo mismo hasta que alguien me recomendó hacer una demanda directa acusando directamente al oeste por el delito OCULTAMIENTO DE MENOR En serio da una giro completamente a lo que las leyes aplican en la cuestión de custodia

Dejar una Respuesta