Marchan en Chilpancingo por libertad para presos de la Policía Comunitaria

Alaide Martínez/ Desinformémonos

foto: Alaide Martínez

Chilpancingo, Guerrero | Desinformémonos. “Para mí como madre de familia, el encarcelamiento de Samuel se me hace muy difícil porque está muy lejos por la distancia en que estoy y luego él, por ser menor de edad, nunca había estado en una cárcel del estado pues él siempre ha estado en la comunidad y ahora  que está en una prisión tengo que estar aquí sin recursos y sin dónde quedarme, me estuve quedando a dormir en una oficina de Tlachinollan, aquí dándole ánimos a mi hijo”.

La señora Beatriz Gálvez originaria de la localidad de Zitlaltepec, perteneciente a Metlatónoc un municipio enclavado en la parte alta de la región Montaña, considerado como uno de los más pobres del país, tiene que viajar dos días para poder llegar a Chilpancingo y visitar a su hijo que se encuentra recluido en el Centro Regional de Readaptación Social. Samuel Ramírez Gálvez, policía Comunitario de su localidad cumplió este 6 de Octubre tres años en prisión, fue detenido junto a otros 12 policías comunitarios por el delito de portación de armas exclusivas del ejército, su madre se lamenta no poder visitarlo constantemente por la falta de recursos.

Samuel, un joven indígena de apenas 18 años que se dedicaba al campo fue llamado para hacer su servicio comunitario en la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), a lo que inmediatamente aceptó pues estaría cuidando a su comunidad, además de que su familia había estado cercana a la organización pues su madre fue consejera en Zitlaltepec.

Con una marcada preocupación y desesperación, la señora Beatriz comenta la grave situación en la que ella se encuentra: “tengo otros tres hijos menores de edad estudiando, tengo que ver los gastos de ellos, me dedico al campo, a mis cosechas. Tenía esposo pero por el problema del encarcelamiento de mi hijo el señor se enojó y se fue, nos abandonó y nos dejó solos, por eso tengo que ver por todos mis hijos.”

Este miércoles 12 de octubre en donde de acuerdo a las fechas oficiales se celebra el “día de la raza”, cientos de personas salieron a las calles de Chilpancingo para exigir al gobierno del estado la libertad de los presos políticos, principalmente los de la CRAC.

Al frente de la marcha que avanzó primero por una avenida principal de la capital de Guerrero y después por la Autopista del Sol, caminaban con lonas en manos familiares de Arturo Campos, Gonzalo Molina y Samuel Ramírez, los tres presos políticos de la CRAC. Estuvieron acompañados por organizaciones sociales como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero y por una comisión de la Normal de Ayotzinapa y de padres de los 43 jóvenes desaparecidos, quienes se sumaron a la exigencia de la libertad inmediata de los policías comunitarios encarcelados.

Estuvieron presentes representantes de la Policía Comunitaria de diversos municipios como Tixtla, Olinalá, Huamuxtitlán, entre otros.

En el mitin realizado frente al Palacio de Gobierno, los representantes de la CRAC exigieron el respeto a la ley 701 aprobada el 8 de Abril de 2011 en donde se respeta la impartición de justicia por usos y costumbres de los pueblos originarios. Pidieron también la libertad de los presos políticos y la presentación con vida de los normalistas desaparecidos el 26 de septiembre del 2014 en Iguala: “Donde existe Policía Comunitaria no existe inseguridad, lo hemos demostrado. A pesar de no recibir recursos hemos demostrado en los hechos que ahí no hay asesinatos, sin embargo en lugares donde están cerca los cuarteles, en las ciudades, hay más robos, asesinatos y extorsiones.”

La protesta que duró cuatro horas aproximadamente. Finalizó con la entonación del himno “Venceremos” y los presentes regresaron a su lugar de origen. La señora Beatriz, entre el cansancio, estaba feliz porque después de un mes volvería a visitar a su hijo Samuel.

foto: Alaide Martínez

foto: Alaide Martínez

foto: Alaide Martínez

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de méxico  

Dejar una Respuesta