• Home
  • opinión
  • Las escort en México entre falsos rescates, trata de personas y odio vecinal

Las escort en México entre falsos rescates, trata de personas y odio vecinal

Brigada Callejera

© César Martínez López

Por Jaime Montejo de la Agencia de Noticias Independientes Noti-Calle

Los actuales asesinatos de mujeres que trabajan como acompañantes (escort) en México, algunos de ellos calificados como feminicidios por la saña con la que se realizaron, revive una vieja discusión en torno a si todas las mujeres adultas, mexicanas o extranjeras, que ofrecen servicios de compañía o sexuales, son víctimas de trata de personas.

Lo más fácil y políticamente correcto es reafirmar que son víctimas de la prostitución, una de las instituciones patriarcales más infames, según predicadores y feministas que buscan rescatar a las trabajadoras sexuales de sus propias decisiones.

Y entonces al reafirmar, se hace propaganda y se evita el camino cruento de la argumentación.

El otro asunto que enrarece la discusión, es el enjuiciamiento mediático de un presunto responsable que ya fue condenado por los medios informativos y no por un juez, como ocurre con frecuencia en estos casos.

Dicho acusado y otros presuntos asesinos, permiten posicionar la propuesta de criminalizar al cliente sexual como lo hizo la bancada del PRI de la Cámara de Diputados en su reciente iniciativa de ley, aplaudida por el PRD en el Senado de la república.

Liga con la iniciativa:
http://brigadaac.mayfirst.org/Nueva-iniciativa-de-Ley-General-Contra-la-…

La acusación mediática permite establecer a priori que todos los clientes sexuales son depredadores, violadores y feminicidas y no ahonda en otras causas que justifican esos crímenes de odio.

Liga con informe sobre incitación al odio hacia las trabajadoras sexuales:
http://brigadaac.mayfirst.org/Presentacion-del-Caso-Incitacion-al-odio-h…

La respuesta de la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” A.C., es que no todas las acompañantes, son víctimas de trata de personas y no todas son vulnerables a ser objeto de privación de la libertad o explotación sexual ya que la necesidad económica de laborar en cualquier industria, la tiene toda la clase trabajadora, que entonces es vulnerable a que sus patronos se apropien la mayor cantidad de riqueza generada por la prestación de servicios sexuales.

Así mismo, no todos los clientes sexuales son violadores ni feminicidas, ya que las mismas trabajadoras sexuales han reportado que algunos de sus antiguos clientes las sacaron de las calles, bares o portales de Internet, otros se han convertido en sus grandes amigos y muchos más simplemente son sus clientes como los de cualquier otro u otra prestadora de servicios.

Quienes se adjudican la maternidad de la “Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos delitos”, pretendieron que se prohibieran los anuncios sexuales, como una medida de prevención de dichas conductas delictivas que atentan contra la dignidad humana, sin tomar en cuenta siquiera el derecho de las mujeres adultas a decidir qué hacer con su cuerpo.

Al no lograr dicha prohibición de manera explícita, afectaron la certeza y seguridad jurídica de anunciantes, trabajadoras sexuales, acompañantes y terceros involucrados, como lo muestran los extractos de la Sentencia de la Causa penal 85/2007 del poder Judicial de la Federación (PJF).

Liga con portal de Internet:
https://www.zonadivas.com/prensa/index.php?id=8 .

La Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), acusó públicamente en el año 2006, a varias personas en el sonado caso de “Divas.com.mx”, las detuvo e hizo encarcelar por el delito de trata, explotación sexual y también delincuencia organizada; y un juicio de amparo dictó sentencia absolutoria de todos los inculpados.

La resolución judicial señaló que dicho portal de Internet, tenía la finalidad de promocionar un servicio de acompañantes y la página en sí no ofrecía servicios sexuales, como sí lo hacían las páginas personales de las mujeres que allí se anunciaban.

La sentencia indica que se pagó un precio como lo sostuvieron las declarantes, pero hace énfasis que de ninguna manera se entregaba un porcentaje del dinero que recibían las chicas que se anunciaban en dicho portal.

También explica la sentencia que las declaraciones de algunas escort, son indicios, pero por sí solas no bastan para acreditar los elementos que configuran la trata de personas, la explotación sexual o la delincuencia organizada; ya que no hay datos que refuercen la hipótesis de la fiscalía.

Se repiten las acusaciones contra el portal Divas:

Ahora, desde finales del año 2017 e inicio del 2018, la fiscalía de trata de la PGJCDMX, inicia una nueva cacería contra las mismas personas inculpadas hace casi una década y diferentes medios informativos sucumben ante las notas lastimeras que prejuzgan como trata de personas a todos los portales donde se anuncian acompañantes, modelos y trabajadoras sexuales.

¿Qué fue lo que pasó con las dos acompañantes argentinas y la venezolana asesinadas?

Podemos estar hablando de tres víctimas de trata de personas, ejecutadas por sus captores:

Esa es la hipótesis que están configurando medios, autoridades y organizaciones abolicionistas, sin más antecedentes que un caso previo donde no se menciona que los inculpados fueron liberados por falta de elementos probatorios.

Pero no sólo eso. Puede ser un caso de disputa de una zona privilegiada de comercio sexual de la Benito Juárez entre los herederos de Alejandro Iglesias y otras iniciativas empresariales.

Pueden ser feminicidios sin conexión alguna entre ellos.

Asesinatos con saña porque como han dicho algunas acompañantes, está de por medio un alto funcionario del Gobierno de la CDMX, que además administra uno de los portales. Todo un embrollo propio de una novela policiaca de Agatha Christie.

Una situación que se puede estar dando, es lo que ya ha ocurrido en el pasado: Vecinos de ultraderecha, fachos de verdad con el apoyo de algunas autoridades, reviven viejos grupos de choque encargados de sembrar el terror entre trabajadoras sexuales, y ahora también acompañantes para que abandonen el perímetro de la Benito Juárez.

En el pasado dichos grupos de choque, han atacado a mujeres trans y cisgénero con ácido, les han atropellado, las han hecho detener o encarcelar y también les han asesinado.

Dichos crímenes de odio y otros aspectos relativos al aumento de la presencia delictiva en la ciudad, le quedan muy bien a las campañas electorales contra el Gobierno de la CDMX.

Ojalá se investiguen a fondo los casos de las mujeres acompañantes, asesinadas con odio y no se termine sembrando pruebas y reafirmando que todo comercio sexual o compañía, es trata de personas.

Publicado originalmente en Brigada Callejera

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de opinión  

Dejar una Respuesta