• Home
  • Sin categoría
  • Las campanas del pueblo de Amilcingo repicaron a las 5:50 de la mañana

Las campanas del pueblo de Amilcingo repicaron a las 5:50 de la mañana

Miguel Tovar

Texto: Gloria Muñoz Ramírez

Amilcingo, Morelos. Las campanas del pueblo repicaron a las 5:50 de la mañana del miércoles, minutos después de que Samir Flores cayó al piso. Los asesinos llegaron a su casa y lo llamaron a gritos. Su mamá, doña Epifania Soberanes, salió al patio a ver de qué se trataba, le dijeron que iban a pedirle a Samir que les hiciera un spot en la radio. Samir salió y a medio patio lo balacearon. Y huyeron.

Al día siguiente les entregaron el cuerpo. Miles de personas lo velaron durante toda la noche y parte del día siguiente. A las cinco de la tarde del jueves 21 de febrero inició el cortejo fúnebre que cuadras más delante de su casa hizo una simbólica parada en Radio Amiltzinko. Ahí los gritos de protesta fueron más fuertes. Se reclamó directamente al gobierno federal la imposición de una consulta el próximo fin de semana para echar a andar la termoeléctrica de Huexca, a la que el pueblo de opone.

“Aquí estamos los radicales de izquierda, los conservadores, como nos dice López Obrador”, grita uno de los hombres que encabeza el cortejo.

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de

Dejar una Respuesta