Cine para ver

Alberto Cortés

La primera sonrisa

Estamos ante una película documental muy especial, única en el sentido que nos habla directamente de la vida, de las mujeres que dan a luz, de ese momento al que alude el título, a esa primera sonrisa tan femenina que se dibuja espontánea luego del parto. Guadalupe Sánchez, debuta en el largometraje documental con éste trabajo, es una cineasta con larga trayectoria en animación y dirección de arte, sorprende la soltura con que se mezclan diversos estilos de narrar, desde el registro documental, el testimonio a cuadro, la animación, la ilustración de lo que se dice en pequeñas viñetas, o de plano la sugerencia de manchas abstractas que se mueven y sugieren algo asi como el plasma de la vida.

Una película de mujeres con un lenguaje femenino y mucha fuerza para expresar la importancia del parto en condiciones favorables y amables para dar a luz, de la necesidad de las parteras, de que parir no es aliviarse de una enfermedad, que parir es parte de la sexualidad femenina. Es el testimonio de estas peculiares mujeres militantes de la vida que se reunen en el Taller Internacional de Parteras que se desarrolla en Veracruz y Brasil, ahí somos testigos de conversaciones entre mujeres de todo el mundo hablando de su sexualidad pero también jugando en un performance que emula el nacimiento mismo, un juego de vida lleno de sensualidad y pieles de todos los colores.

1

Mujeres dueñas de una convicción propia de saberse en el lado correcto, ser partera no es cualquier cosa ya que tienen en sus manos la responsabilidad de la vida.

La primera sonrisa es una película que nos lleva de la mano a conocer, ver y sentir lo que significa nacer, en una forma de filmar que nos introduce a la intimidad, a esos momentos de dolor, emotividad, amor, cariño y solidaridad entre el papá, la mamá, el bebé y la partera. Todo esto viene acompañado de una excelente banda sonora a cargo de Alberto Delgado. Un documental emocionante que nos hace reflexionar y preguntarnos, ¿en qué momento se torció el rumbo?

Hoy en el campo mexicano, en los pueblos indígenas se les niegan los papeles de identidad y salud a los niños que no nacen en las clínicas, negándoles en la práctica a las mujeres campesinas la posibilidad de tener a sus hijos en casa con la ayuda de la partera. Obligándolas a someterse a la violencia médica del parto quirurgíco y moverse de su territorio.

El discurso político de todas las mujeres que aparecen en la película es muy claro en contra de la violencia de género, de la discriminación, del sexismo, lo interesante es cómo lo dicen y lo llevan a la práctica, su propuesta es tan radical como bella y es a partir de la piel misma, del cuerpo, de la sexualidad y el conocimiento del mismo, lo dicho son unas mujeres guerreras militantes a favor de la vida. A fin de cuentas se trata de recibir mejor a los nuevos invitados, tal vez si empezamos desde el principio se logre mejorar un poco la vida luego de esa primera sonrisa.

2

Dejar una Respuesta

Otras columnas