Brasil en Rojo

Spensy Pimentel

¡Está decretado el fin de la invasión!

En um momento de grave crisis política para Brasil, la izquierda clásica pierde la capacidad de discutir rumbos para el futuro del país, y los movimientos populares son hechos rehenes de los juegos partidarios que quieren impedir la emergencia de nuevas alternativas para estimular la imaginación y la creatividad de los de abajo.

En este cuadro, surge la Tela de los Pueblos, o Teia dos Povos, una coalición de movimientos populares en el sur de Bahia, la misma región en donde, hace 517 años, los portugueses daban inicio a la invasión de nuestro territorio. Alrededor de temas como la soberanía alimentaria, la descolonización y, sobre todo, la agroecología como alternativa para la reorganización económica del sistema productivo, el colectivo ha realizado ahora en abril su 5a Jornada de Agroecología de Bahía.

Aquí presentamos la carta final del evento, en versión traducida. El original se puede conocer en el blog de la Teia. Esa fue la primera vez que la Teia hizo su principal evento afuera del Assentamento Terravista, espacio de referencia para la organización. Fue también la primera vez que la Teia de Bahía recibió la visita de la Teia dos Povos de Maranhão – coalición homónima que surgió en los últimos años en ese otro estado, de forma autónoma, sin contato direto con la Teia de Bahia, pero compartiendo ideales y aspiraciones.

http://teiadospovos.redelivre.org.br/2017/04/25/carta-final-da-v-jornada-de-agroecologia-da-bahia/

“Carta final de la V Jornada de Agroecología de Bahia

“Está decretado el fin de la invasión!

En un espacio al borde de las playas de Porto Seguro – donde, exactamente 517 años atrás, aportaron en Bahía los invasores portugueses –, nosotros, activistas de las Telas de los Pueblos, realizamos nuestra V Jornada de Agroecología, con el propósito de, en primer lugar, denunciar que esa llegada de los europeos fue, por encima de todo, el inicio oficial de la ocupación de nuestro territorio por la colonización europea y la hegemonía del Capital, la cual persiste hasta los días actuales.

Somos mujeres y hombres, niños y ancianos de innumerables movimientos sociales y pueblos en lucha: asentados y asentados, acampadas y acampados, quilombolas, indígenas, ribereños, extractivistas, pescadoras y pescadores, quebradeiras de coco, pueblos de terreiro, pueblos de fondo de pasto, educadores, estudiantes, investigadores, trabajadoras y trabajadores del campo y de la ciudad. En la Tela de los Pueblos, construimos una alianza en busca del Buen Vivir y de la defensa de los territorios.

Aquí venimos para afirmar en alto y buen sonido: esta no es la Costa del Descubrimiento, es la Costa de la Invasión! Estas tierras tenían y tienen dueño. Este fue el mote de nuestro encuentro este año: Tierra y Territorio – Naturaleza, Educación y Bien Vivir. Nos recuerda que necesitamos construir un mundo en el que la lucha de los pueblos pulse en los caminos de la ancestralidad.

Nuestra alegría por la reunión se redobla con la presencia de una comitiva de la Tela de los Pueblos de Maranhão, venida del otro extremo del Nordeste, de las fronteras de la Amazonia. Recibimos con alegría a esos hermanos y hermanas que luchan por los mismos ideales y nos preparamos para visitarlos en retribución, consolidando la alianza de los pueblos, tal como habíamos anunciado como nuestro compromiso primordial.

Con este acto de ocupar las playas de Porto Seguro, entre los días 19 y 23/4/17, queremos recordar que, hoy, vivimos tiempos sombríos, en que nuestro país y toda América Latina vuelven a correr grave peligro ante el nuevo ataque imperial estadounidense y de otros representantes de la línea de frente de los intereses del Capital.

En este momento temeroso en que Brasil tiene su Constitución rasgada por ese mal gobierno que ataca los derechos históricamente conquistados por las luchas de la clase obrera, recibimos tristes noticias que señalan el avance del imperio del autoritarismo y del racismo: primero, la matanza que nos llevó esta semana al menos diez campesinos en la gleba Taquariçu del Norte, en Colniza (MT); después, la condena por la Justicia del joven negro Rafael Braga, encarcelado durante las manifestaciones de junio de 2013 por llevar una botella de desinfectante en la mochila.

El ataque del capital, valle recordar, no se da solamente a través del poderío militar, sino también a partir de la impresionante capacidad de los grandes conglomerados empresariales internacionales, en particular aquellos ligados a la comunicación digital, de mantener una gran parte de la población en estado de estado de enajenación, completamente absorbida por una pauta diaria que la inmoviliza, desmoviliza y fragmenta.

Ante ese cuadro, convocamos a todas las personas dispuestas a no ceder a ese entumecimiento y comprometidas con la lucha por la autonomía de las comunidades y la dignidad humana a retomar la lucha contra el Capital y el Imperio. Desde el sur de Bahía llamamos a los pueblos a unirse a la bandera de la agroecología y, a través de ella, construir alternativas locales al monocultivo que el capital nos impone. ¡El mundo capitalista es una granja cercada!

La Tela representa la esperanza de unidad de los pueblos, en su diversidad y pluralidad. No habrá democracia real en Brasil sin la justicia en la distribución de tierras y en la demarcación de los territorios, sin el respeto a la autonomía de las comunidades y sin la construcción de una nueva matriz económica, basada en la soberanía alimentaria y la agroecología. Si la colonización se consolida en nuestras cabezas, la descolonización real comienza por los pies, pisando en los territorios, demarcándolos con nuestros pasos y cultivándolos con la práctica de nuestro bien vivir.

Revitalizados y animados por el encuentro y el reparto, dejamos las playas de la Costa de la Invasión nuevamente hacia nuestros territorios reafirmando el compromiso con los desafíos que la Tela se plantea para 2017: consolidar y robustecer la alianza de los pueblos; Conquistar y garantizar nuestros territorios; recuperar los biomas devastados por el latifundio agroexportador; producir autonomía y soberanía alimentaria; construir una economía más allá del capital; descolonizar definitivamente la educación en nuestras comunidades, fortaleciendo las cuatro Grandes Escuelas que estamos cultivando em nuestros territórios – la Escuela de las Aguas y de los Mares, la Escuela de los Quilombolas, Tambores y Terreros, la Escuela del Arco y de la Flecha y la Escuela de la Floresta, Cacao y el chocolate.

Muchos pasos en el cumplimiento de estos compromisos ya se han dado este año. Un ejemplo son las diversas visitas solidarias entre las comunidades participantes de la Tela, como la ahora realizada por una delegación de la Jornada al territorio Cahy-Pequi / Comexatibá, del Pueblo Pataxó, llamado por los invasores de Parque del Descubrimiento. Los grupos de trabajo colectivo se multiplican. La red de intercambio de semillas criollas prospera. La juventud se fortalece. Las mujeres avanzan en la tecitura de su red. Nuestras iniciativas de comunicación se amplían en varios frentes – a ejemplo del acuerdo que firmamos con la TV Educativa de Bahía durante la V Jornada.

En el sonido de los maracás, tambores, atabaques, cantando y bailando con nuestras Guerreros y Guerreros, Caboclas y Caboclos, Mikisi, Orixás, Seres de Luz y Encantados, convocamos a mujeres, hombres, jóvenes, niños, ancianos – toda la humanidad en lucha por la construcción del buen vivir – a unirse a nuestra caminata. La historia pertenece a la mujer y al hombre que no tienen miedo de luchar.

Hay que resistirse para existir. Comprendemos que nuestra Madre Tierra no nos pertenece, nosotros pertenecemos a la Tierra. Y por eso hay que decir al pueblo que vaya a la tarea de la descolonización. Convocamos a todos a unirse en ese gran mutirão, en la construcción permanente del Bien Vivir.

Los que nos une es más grande que lo que nos separa.

Diciendo al pueblo que avance. Avanzaremos!!!!

Pátria libre!

Porto Seguro, Tierra de los Pataxó, 23 de abril de 2017.

PS: Tristemente, una semana después de la V Jornada, el pueblo Gamela, uno de los grupos que hacen parte de la Tela de Maranhão y estaba en Porto Seguro para el evento, sufrió un cobarde ataque luego de hacer la recuperación de parte de su territorio, em el municipio de Viana (MA). Trece indígenas resultaron heridos – a dos de ellos les intentaron cortar las manos. En esta entrevista, el líder Inaldo Gamela cuenta la historia – http://amazoniareal.com.br/foi-um-linchamento-e-intencao-era-nos-matar-diz-indio-gamela-atacado-no-maranhao/

spensy-pimentel

Spensy Pimentel

Periodista y Antropólogo brasileño. Ha Colaborado con publicaciones independientes de Brasil como Caros Amigos, Brasil de Fato, Carta Capital, Retrato do Brasil, entre otras. Acompaña a los Guarani Kaiowa, de Mato Grosso do Sul, divulga su problemática y su proceso autónomo.

Dejar una Respuesta

Otras columnas