Cuando los universitarios mandan

Martín López Gallegos y José Luis García Hernández

22092811_1666995060019755_915679158_o

Por: Martín López Gallegos1 y José Luis García Hernández2

El día lunes 25 de septiembre de 2017 las comunidades estudiantiles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) decidieron aplazar, reunidas en asambleas multitudinarias, el inicio de las labores académicas ante el estado de emergencia que vive el centro-sur del país. Fue ese instante en el que los hashtags #NadieALasAulas, #TodxsALasCalles se llenaron más que nunca de sentido.

Fue difícil regresar a Ciudad Universitaria después de ese 19 de septiembre. Se vivía un ambiente de alarma, preocupación, tristeza, pero sobretodo, se sentía esa solidaridad, esa pasión por seguir ayudando, ese compromiso por estar en las calles reconstruyendo al país. La Universidad estaba y está regresando al pueblo.

Las citas fueron a distintas horas. Las y los estudiantes de las diversas facultades sabían dónde llegar; aunque era desconcertante la respuesta que tendrían las autoridades ante sus peticiones, sobretodo, por el mensaje del rector de la UNAM, Dr. Enrique Graue, que emitió a la comunidad universitaria, donde indicaba que ellas y ellos regresarían a la “normalidad”, a seguir a trabajando en las aulas, en los institutos, en la investigación y en la docencia.

psico_2_-9c423

Para el rector la “emergencia ha entrado en una segunda etapa en donde nuestros brazos y entrega requiere de otros caminos, entre ellos la de educarnos y reconstruirnos.” Él consideraba que era momento de regresar con el “entusiasmo que necesita el país, con la memoria de lo ocurrido, con el duelo de las víctimas del cataclismo y con la esperanza de un México mejor”. Las y los estudiantes le dijeron al rector y a las autoridades: aún no es el momento.

Ante esta decisión, las comunidades estudiantiles expresaron un rotundo ¡No! Comenzaron a organizarse, nuevamente; compartieron experiencias; expusieron sus preocupaciones, sus inquietudes; hablaron de los lugares donde hace falta ayuda. La discusión en las asambleas no fue si regresar o no a clases. La discusión fue cómo continuar organizándose; cómo hacer llegar la ayuda a los lugares más remotos y tan afectos por el sismo del #19S.

En esta ocasión, las asambleas estudiantiles decidieron suspender las actividades académicas de forma total, pero mantener abiertas las facultades para que sirvieran como puntos de organización de donde saldrían las brigadas permanentes de apoyo a la población afectada. Entre éstas se encuentran: refuerzo a albergues, apoyo psicológico a niñas y niños, brigadas para conseguir donaciones de materiales de construcción o comida enlatada, entre otras. Participar en las brigadas de Colegio de Arquitectos, urbanistas e ingenieros, algunas facultades se convirtieron en centros de acopio, se pretenden desarrollar cursos de capacitación de protección civil. Incluso, en diversas asambleas se planteó la exigencia de que directores y funcionarios de la Universidad destinaran una parte de sus salarios para apoyar a las personas damnificadas.

Se exigió al rector y a las autoridades la revisión exhaustiva de las instalaciones y transparentar los informes realizados por Protección Civil, pues universitarios de distintos planteles de la Universidad denunciaron a través de imágenes subidas a las redes sociales que algunas Escuelas y Facultades quedaron severamente dañadas. Sin embargo, en los días de suspensión de clases, las autoridades aprovecharon para parchar y reparar superficialmente las instalaciones dañadas, con tal de cumplir con el propósito de regresar a clases. Todo ello sin importar los riesgos que resultasen para los miembros de la comunidad universitaria.

7d2da975-4fbf-4f1a-b1d6-2f61301affd2-e6af9

Hasta el momento, éstas son las Escuelas y Facultades que han parado labores académicas, por mandato de asamblea, al menos hasta el 02 de octubre: Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Facultad de Filosofía y Letras, Economía, Ciencias, Ingeniería, Psicología, Derecho, Química, Artes y Diseño, Preparatorias 5, 6 y 7, CCH-Sur, FES Acatlán. De igual forma, paran sus actividades los Posgrados de la UNAM. El día de hoy, 26 de septiembre, estudiantes de algunos otros planteles continúan en asambleas donde se espera se sumen a esta situación como Medicina, Medicina, Veterinaria y Zootecnia, FES Zaragoza, Aragón, Cuautitlán y algunas Preparatorias y Colegios de Ciencias y Humanidades.

Carta abierta de algunos miembros de la comunidad universitaria al rector de la UNAM, en el Correo Ilustrado de La Jornada:

http://www.jornada.unam.mx/2017/09/25/index.php?section=correo

20,094 firmas de la comunidad universitaria para aplazar las labores académicas en la UNAM: https://www.change.org/p/unam-unam-mx-oficial-unam-mx-postergar-inicio-de-clases-para-apoyar-a-damnificados-del-sismo

1 Tesista y Profesor Adjunto del Centro de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

2 Profesor de asignatura del Centro de Relaciones Internacionales (FCPyS-UNAM) y miembro del Centro Académico de la Memoria de Nuestra América (CAMeNA), UACM.

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de opinión  

Dejar una Respuesta