Chiapas, los sueños que truncó el sismo

Issa Maldonado

Enrique Díaz, ilustración sismos Chiapas copia

ilustración de Enrique Díaz 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. | Desinformémonos. Los sueños de familia de Ramón Hernández y Raúl Molina se rompieron cuando el terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter, registrado la noche del jueves pasado, se vinieron abajo al igual que las paredes con las que quedaron sepultadas sus esposas, sus hijos y nieta. Los sepelios de sus familiares fueron sencillos, como transcurrió la vida de los dos hombres que sobrevivieron al sismo más peligroso y de mayor intensidad del que se haya tenido registro en el último siglo.

La vida de los más de 50 mil habitantes de Pijijiapan, Chiapas, a 226 kilómetros de la capital de Tuxtla Gutiérrez, donde se originó el epicentro del sismo, han transcurrido entre la zozobra de las familias quienes perdieron su patrimonio en unos minutos. Ahí hubo víctimas y lesionados, cuando las viviendas -la mayoría edificada con techos de teja y paredes de adobe- sucumbieron ante el terremoto.

El gobierno estatal ha informado que el número de víctimas se elevó a 16 personas.

Entre las víctimas están Kellen Molina, una niña de 4 años y su abuela Rosa, quienes murieron cuando una pared les cayó encima, en el municipio de Villaflores.

Las luces de la vivienda de Raúl Molina González, de 73 años, estaban apagadas cuando el sismo azotó a Chiapas. Lo primero que hizo fue tomar en sus brazos a su hijo Neptalí, de 55 años, un discapacitado que no camina, no ve y no escucha.

Pero cuando regresó para resguardar a su esposa, Rosa Jiménez Vicente, de 60 años, y su nieta, Hellen Hidalgo Molina, de 4 años, estas ya estaban sepultadas por los escombros de una pared del patio que era frágil.

Hellen, la víctima más pequeña, era cuidada por sus abuelos, luego de que su madre emigrara aTulum, Quintana Roo, para trabajar y ofrecer una mejor vida a sus hijos.

En San Cristóbal de Las Casas, Ramón Hernández, un albañil indígena, llora frente a los féretros de su esposa y dos hijos que murieron cuando una barda contigua a su vivienda no resistió y también los sepultó.

“Teníamos apenas dos meses de estar rentando en la segunda planta; yo no bajé con ellos cuando empezó a temblar fuerte porque me quedé buscando las chanclas y cuando los alcancé ya les había caído la barda”, dice el hombre que cambió de domicilio con el sueño de brindarle comodidad a su familia.

Como todos los días, Ramón había tenido una jornada pesada trabajando como albañil, por lo que cuando ocurrió el temblor a las 23:49 horas ya llevaba dos horas durmiendo con su esposa y sus hijos.

Cuando la esposa y sus dos hijos comenzaron a sentir el movimiento bajaron de la segunda planta de una vivienda rentada en la colonia La Hormiga de San Cristóbal de Las Casas, pero Ramón no lo hizo lo mismo, pues sus pasos fueron detenidos cuando buscaba sus chanclas. “No quería bajar descalzo porque en esa calle corre mucha agua. Y ni las encontré, más el tiempo que perdí”.

Irene Hernández García, de 47 años y sus hijos José Luis y Anahí Cruz Hernández, de 16 y 14 años, respectivamente, son las víctimas del terremoto con epicentro en Chiapas.

Ramón relató que cuando por fin bajó del departamento vio que su mujer y sus hijos estaban debajo de la barda colapsada.

Irene y Anahí murieron al instante, mientras que José Luis quedó herido. “A mi hijo logramos sacarlo y llevarlo al hospital, pero tenía muchos golpes y murió como una hora después”, dijo Ramón.

El único sobreviviente de la familia recuerda las últimas palabras de su hijo como si fuera ayer: ‘Ay te cuidas papá’, mientras las manos del padre e hijo sostenían el último respiro.

En la costa de Chiapas se registra el mayor número de viviendas afectadas. Autoridades de Protección Civil informaron que, en 82 municipios del estado, principalmente en los municipios de Tonalá, Villa Flores, San Cristóbal y Comitán se reportan viviendas afectadas, caídas de bardas, afectaciones en repellos y daños parciales.

Las 16 personas fallecidas y 27 lesionados son de San Cristóbal de Las Casas, Jiquipilas, Villa Corzo, Pijijiapan, Tonalá, Suchiapa, Villaflores, Chiapa de Corzo, Cintalapa.

En los municipios donde el sismo provocó daños en viviendas, escuelas y hospitales, los pobladores exigen a los gobiernos federal y estatal que los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) lleguen a las familias y no a los bolsillos de los funcionarios chiapanecos que se encuentran en campañas electorales adelantadas.

A tres días del sismo se han registrado 900 réplicas hasta este domingo, ha provocado que unas 75 mil 600 personas evacuaran sus casas y buscaran refugio en los cien albergues que se han habilitado.

En Chiapas, son dos las causas principales de la alta sismicidad: se encuentra en vértice de tres placas tectónicas –la Placa de Cocos, Placa del Caribe y Placa de Norteamérica-; además de que se ubica en el corredor de volcanes que pasa por Centroamérica.

download

Ilustración grabado en linóleo: Enrique Díaz

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de méxico  

Dejar una Respuesta