Catalunya / Estado español. Apuntes sobre el fascismo

Resumen Latinoamericano

1118181607_740215_0000000000_noticia_normal

Por: Josep Cónsola

“Res semblat s’ha produït mai en la història de la lluita política, sobretot en un país políticament diversificat des de fa molt temps, en el qual tot partit nou té grans dificultats per imposar la seva presència enmig dels partits anteriors. És molt significatiu que ni la literatura socialista, ni la burgesa hagin esmentat a aquest partit que ocupa avui el segon lloc en la vida política alemanya.
Aquest partit, que manca d’història, ha sorgit sobtadament com un illot que emergís de cop en plena mar per l’efecte de les forces volcàniques.”
(“Deutsche Wahlen”, Roter Aujbau, octubre, 1920)

Y para ir acabando, ¿cómo ves el futuro de la clase obrera ante el aumento de los fascismos en Francia u otros países europeos?

“Eso no es una sorpresa para los comunistas. Ya lo dijo Dimitrov hace 80 años: en el futuro los países capitalistas no marcharán hacia una ampliación de las libertades, la democracia y los derechos más elementales. El que quiera libertad y democracia tendrá que luchar por acabar con el capitalismo.
En este asunto me preocupan tres cosas. La primera es que se identifica al fascismo con eso que llaman “la ultraderecha”, con los grupos de exaltados y no con el Estado burgués.
La segunda es que se identifica al fascismo con el pasado, con sus gestos y distintivos más superficiales, y no con sus nuevas formas de actuación, es decir, con el futuro.
La tercera es que si cualquier posibilidad de organización legal se va cerrando, el proletariado deberá pensar en otras formas de actuación que, en ese futuro que se nos avecina, serán cada vez más importantes, es decir, que el futuro de los antifascistas es una clandestinidad cada vez más estricta”.
(Entrevista a Juan Manuel Olarieta, 19 abril 2017)

Si queremos afrontar con cierto rigor y seriedad el tema del fascismo y lo circunscribimos solamente relacionado con los denominados grupos ultras, como muy bien asevera Olarieta cometeríamos un grave error. No se puede confundir pequeños grupúsculos por más sanguinarios que sean con la esencia del fascismo cuya componente fundamental es una gran masa popular que asiente, por activa o por pasiva, una forma de comportamiento, unas perspectivas, una visión del mundo, un determinado tipo de relaciones sociales, una identificación sagrada con el concepto Patria, un recelo a lo foráneo, y una nostalgia del pasado.

Los pequeños grupúsculos, asentados aquí y allá no son otra cosa que emulaciones actuales de los freikorps alemanes de los siglos XVII y XVIII reclutados entre las capas más degeneradas de la población, los cuales reeditó el socialdemócrata Gustav Noske en 1919 para atemorizar el proletariado comunista alemán, entre otras cosas asesinaron a Rosa Luxemburg y Karl Liebtnecht; o el mismo origen, de las “Escuadras de Paisanos Armados” (posteriormente llamados mossos d’esquadra) creadas por los terratenientes de Valls después de 1714 bajo los auspicios de los borbones, formadas por delincuentes, antiguos convictos y contrabandistas, que finalmente los legalizaron e institucionalizaron en 1721. Asimismo durante el viejo franquismo los componentes de la Guardia de Franco la cual disponía incluso de servicio de información propio, o los GAL y el Batallón Vasco-Español creado por el partido socialista durante el neo-franquismo.

Estos grupos cuya función es crear el terror por sus acciones violentas son la mínima punta del iceberg fascista, y si el análisis y la confrontación se realiza a través de ellos y contra ellos exclusivamente, se pierde de vista cual debe ser el enfrentamiento real y hacia quienes dirigirlo. Dichos grupúsculos que actualmente ondean banderas con el águila imperial, pintan paredes con esvásticas, claman contra los inmigrantes, denigran cualquier idioma que no sea el castellano, son un pequeño problema pero para acabar con ellos hay que convencer en primer lugar a aquellos que asisten pasivamente a sus tropelías. Y paralelamente dirigir el peso de la confrontación hacia los verdaderos organizadores: El capitalismo español y catalán.

Pero también caeríamos en un error si hiciéramos un paralelismo entre el capitalismo y unos cuantos diputados o representantes políticos. Las ejecutivas de la CEOE o de Foment del Treball no realizan directamente las tareas de adoctrinamiento social ni van a pintarrajear las paredes con esvásticas, ellos ponen su capital para la creación de una tupida red que tiene su punto central en dos ámbitos distintos pero complementarios: El sistema educativo, fundamentalmente universitario y los medios de comunicación (periódicos, televisión, cine, literatura). Merece una atención especial y aparte la influencia del sistema deportivo de masas multimillonario.

Suso del Toro escribía el 27 de Febrero de 2017 un artículo con el título de “Las novelas y el Poder”, un fragmento dice así:

“…Leí hace unos días que el novelista Fernando Aramburu mostraba sorpresa por el éxito editorial y de prensa de una novela que le acaban de publicar. Francamente no puedo creer que sea una declaración sincera, porque cualquiera que leyese la presentación entusiasta que le hicieron las cabeceras de prensa madrileñas sabía inmediatamente que un libro así promocionado tendría éxito editorial. Si verdaderamente se extraña, entonces creo que desconoce completamente la realidad social y política de la sociedad en la que escribe y publica.

Entiendo que la celebración de esa novela se debe a conveniencia ideológica. El relato que hacen los entrevistadores y la propia argumentación del autor encaja, repite y refuerza el relato del poder establecido en el estado español sobre el conflicto vasco. ¿Tendría un tratamiento parecido una novela con valores estéticos parecidos pero que narrase las torturas en un sótano del cuartel de Intxaurrondo bajo el general Galindo?, por poner un ejemplo. Es evidente que no. Sin entrar en el valor literario de la novela misma, no debe dejar de ser recibida sin ponerla en relación con lo que nos ocultan, prohíben e imponen. Ningún novelista es completamente ingenuo.

Y debo referirme también a la promoción de un nuevo libro de Javier Cercas y que, de igual modo que la novela anteriormente aludida, también recibe una entusiasta promoción y acogida en los mismos medios. Creo que Cercas es el autor que más claramente está reflejando una visión del pasado que coincide e interesa al poder establecido. En la obra de este autor está la interpretación de la Guerra Civil y el franquismo que justifica la Transición y el sistema sociopolítico a que dio lugar.”

Por su lado el académico Antonio Muñoz Molina, el 16 de Noviembre de 2017 escribía un artículo con el título “Cataluña, reino de la fantasía” en el que entre otras cosas decía: Todos los argumentos históricos de los independentistas catalanes son falsos, todos sin excepción.” El citado académico, que se reclama republicano tiralevitas de la monarquía española ya afirmó en su momento que era preferible una monarquía europea que no una república venezolana. No tanto por su calidad literaria, sino por su posicionamiento político, es donde encontraremos los argumentos por los que obtuvo un sillón en la Real Academia Española.

Pero, entre los fundadores de Ciutadans de Catalunya, precursor de Ciudadanos, está otro Académico, Félix de Azúa, y otro Académico Vargas Llosa, quien fue la figura central de la concentración nacional-socialista de Barcelona del día 8 de Octubre. El resto de fundadores pertenecían en su totalidad o a cátedras universitarias o asalariados de los medios de comunicación o editoriales vinculadas al grupo PRISA la mayoría de ellos cercanos al PSOE.

Seguramente tenía razón Gueorgui Dimitrov cuando acuñó el epíteto de “social-fascismo” a la socialdemocracia alemana de los años 30 la cual abasteció de militantes y cuadros al posterior partido nacional-socialista. Igualmente en Italia, no debemos olvidar que Benito Mussolini fue el secretario general del partido socialista italiano antes de convertirse en el Duce. Así, en España, el nacimiento del nuevo PSOE, a partir del Congreso de Suresnes en el que fue promovido Felipe González a la secretaría general, fue fruto de una delicada operación de los servicios secretos de régimen militar del franquismo.

Veamos qué lugar ocupan en el trabajo de desmemoria y adoctrinamiento de la población ciertos personajes que en un momento dado, una vez creadas las condiciones, el capital les ordena dar un salto cualitativo y entrar de lleno en el mundo de la “política” abiertamente. Los fundadores de Ciutadans de Catalunya y Unión Progreso y Democracia pertenecen a esta pléyade.

Unión Progreso y Democracia encabezada por Rosa Díez (quien reconocía que se entusiasmaba oyendo el himno de la Guardia Civil y que se habría de popularizas su audición), junto al filósofo Fernando Savater y el presidente del Forum Ermua; Mikel Buesa, no arraigó lo suficiente, seguramente por los antecedentes de Rosa Díez y su ligazón histórica con el PSOE, al cual decían querer combatir.

En cuanto a Ciutadans de Catalunya, encabezados por el escritor y también miembro de la Real Academia Española Félix de Azúa al lado de Arcadi Espada que asimismo contribuyó a la fundación de Unión Progreso y Democracia y posteriormente uno de los promotores del movimiento “Libres e iguales” en 2014 al cual se sumaron también los Ciutadans; Félix de Azúa, Albert Boadella, Félix Ovejero junto a redomados franquistas como Federico Jiménez Losantos o Carlos Herrera ligados a los medios de comunicación de la Conferencia Episcopal Española. A su lado no podían faltar los históricos dirigentes socialistas como Nicolás Redondo ex secretario general de la UGT y su homónimo de Comisiones Obreras José Mª Fidalgo, ahora a sueldo de la fundación FAES dirigida por José Mª Aznar, Joaquín Leguina ex-presidente socialista de la Comunidad de Madrid, y escritores televisivos como Fernando Sánchez Drago, en fin la lista es muy larga, pero llena de escritores, economistas, directores de cine, catedráticos y artistas, es decir aquellas gentes que durante muchos años han estado al servicio del neo-franquismo. Así pues no es de extrañar que el pensamiento fascista se haya ido depositando en las mentes de las personas ya sea porque se han tragado horas y horas de televisión, o porque han embrutecido sus mentes leyendo los “novelistas de moda” a sueldo del también académico José Luis Cebrián del grupo PRISA y Alfaguara, o porque han pasado por las aulas de ciertos catedráticos cuya labor de adoctrinamiento de carácter nacional-socialista ha sido una constante, y esto ha sido igual en España que en Catalunya pues gente como el también fundador de Ciutadans, Ferran Toutain ha sido asesor lingüístico de Catalunya radio y de Televisió de Catalunya. Para no hacer más larga la lista acabar con  el ya fallecido Horacio Vázquez Rial que ha sido “asesor” de las editoriales “la Gaya Ciencia”, “Círculo de lectores”, “Biblioteca de El Sol”, “Edhasa”, “Muchnik Editores”, “Alfaguara”,… y profesor de geografía humana de la Universidad de Barcelona.

Tenemos el mapa casi completo:

  • El capital exprime más y más a medida que se mantiene la tendencia decreciente de la tasa de beneficio con las consecuencias de paro, precariedad y des-proletarización.
  • Los economistas con sus mentiras y confuso lenguaje explican a la población que la responsabilidad de la crisis es del último eclipse solar o de una lluvia de estrellas.
  • A su lado los escritores premiados y cineastas subvencionados plasman en letra e imagen la necesidad de resignación, o finalizan en un; “todos tienen parte de culpa y lo mejor es olvidar”.
  • Y un profuso colectivo de profesores que desde sus cátedras defienden y transmiten la validez de los anteriores, al mismo tiempo que hacen crecer camadas de la misma especie, para seguir reproduciéndose.

Ya sólo faltan las urnas para que la población domesticada exprese su confianza hacia aquellos que durante años han ido moldeando su cerebro sin oponer resistencia a ello. Y aquí cabe otra pregunta incómoda ¿Porqué no se ha organizado una resistencia hacia este adoctrinamiento social?

Será cuestión de pensar en ello.

CIUDADANOS. Su origen se remonta a un 7 de junio de 2005, fecha en la que quince intelectuales catalanes presentan un manifiesto en el restaurante Taxidermista, en el centro de BarcelonaEntre ellos: Arcadi, Espada, Francesc de Carreras, Félix de Azúa o Iván TubauDenuncian que “el nacionalismo confunde el análisis de los hechos con la adhesión a principios abstractos” y “Después de 23 años de nacionalismo conservador, nada sustantivo ha cambiado”.

Comienza entonces una doble estrategia. Por una parte, Albert Rivera comienza a salir en las televisiones madrileñas (muy especialmente en Intereconomía) y se actúa dinamizando las redes sociales. “La idea era que como los medios catalanes no nos hacían caso pues ir adonde nos llamaban. Y si nos llamabaEl gato al agua, ahí estábamos”.

Son los primeros años de Facebook, más desarrollado, y Twitter, que comienza a tener un impacto. Y los Ciudadanos son pioneros. “Es un partido que ya surgió en la era digital y que prácticamente se puede decir que nació en Internet”. “Y no solo porque el manifiesto se colgó primero en la web, también porque el blog de Arcadi Espada fue el primer lugar en el que se reunieron los futuros afiliados”.

Comienza una estrategia que se ha desvelado muy exitosa: “Fuimos los primeros en tener una agrupación digital que aun hoy es una de las más activas y comenzó a crear contenidos virales. Todo eso se potencia y se estructura cuando yo dimito y aparece Verónica Fumanal, que hace una estrategia fantástica y desarrolla todo el potencial de Rivera como candidato”. Hoy Fumanal trabaja como jefa de prensa de Pedro Sánchez.

Los firmantes del manifiesto. De pie, de izquierda a derecha, Ferran Toutain, Félix Pérez Romera, Francesc de Carreras, José Vicente Rodríguez, Arcadi Espada, Teresa Giménez, Carlos Trias (fallecido), Ponç Puigdevall y Ana Nuño. En primera fila, Albert Boadella, Xavier Pericay, Félix de Azúa, Félix Ovejero e Iván Tubau (fallecido). Sólo faltó en la foto Horacio Vázquez Rial (fallecido).

Este material fue publicado con autorización de Resumen Latinoamericano 

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Otras noticias de internacional  

Dejar una Respuesta