4 de agosto de 2014

Quiénes somos.


Somos un espacio de comunicación global sin fines de lucro, basado en la unión de muchas y diferentes voluntades. Un espacio que se une a un esfuerzo de medios autónomos que, afortunadamente, ya existe y sigue creciendo.

Somos un espacio con información del campo, los barrios, los centros de estudios, las fábricas y las comunidades indígenas. Un espacio de las calles y llanos, con testimonios de hombres y mujeres invisibles para los grandes medios de comunicación masiva: migrantes, indígenas, refugiados, artistas, trabajadoras sexuales, niños y niñas que viven en las calles, campesinos, obreros, estudiantes y un largo etcétera conformado por las clases desposeídas, Los Nadies, como los nombra el escritor uruguayo Eduardo Galeano.

Desinformémonos es un espacio virtual en formato revista con una periodicidad semanal. Aquí no nos proponemos un periodismo neutral ni falsamente objetivo. Nos asumimos como un espacio de abajo y a la izquierda, fuera del poder y de los poderosos, por la autonomía y por el derecho de los pueblos a decidir su propio destino. Un medio para la esperanza y no para el falso optimismo, para el sueño y la construcción y no para la victimización del movimiento.

Desinformémonos nace el 15 de octubre de 2009 y crece como un proyecto de comunicación autónoma, libre e independiente, conformado por un equipo de comunicadores, personas de los movimientos sociales, intelectuales y académicos, hombres y mujeres de varias generaciones que, como nosotros, buscan construir un espacio de expresión en y desde México, donde se aloja la casa matriz; con integrantes del Consejo Editorial en Argentina, Brasil, Francia, España, Italia y Alemania; y con colaboradores en Bolivia, Uruguay, Chile, Ecuador, Venezuela, Colombia, Bélgica, Grecia, Honduras, Japón, Mozambique, Turquía, Palestina, India, Tailandia, Birmania, Ucrania y Vietnam, entre otros rincones del mundo.

El nombre de Desinformémonos lo pedimos prestado al gran poeta y luchador uruguayo Mario Benedetti. Se trata de un poema que, con humor e ironía, deshilvana el mundo de la información desde arriba, para concluir con un verso que nos da sentido y horizonte:

desinformémonos hermanos
hasta que el cuerpo aguante
y cuando ya no aguante
entonces decidámonos,
carajo decidámonos
y revolucionémonos.

Nuestras Secciones

Cada número de Desinformémonos se conforma de secciones que animan nuestro pensamiento y desarrollo:

Reportajes:

La documentación y el trabajo de campo sobre las luchas y resistencias de los movimientos sociales que se mueven abajo y a la izquierda, son parte fundamental del proyecto de Desinformémonos

La defensa de la tierra, la lucha contra la explotación sexual, los movimientos que se oponen a los megaproyectos, las luchas estudiantiles, las de migrantes y trabajadores y las de los indignados del mundo, entre otras muchas historias, encuentran aquí un espacio en el que se privilegian los testimonios de los protagonistas, más que la opinión o interpretación de quien escribe.

Los Nadies:

Para Desinformémonos las historias de abajo son el horizonte, la mirada y el espejo en el que, sin duda, nos reflejamos.

Esta sección está dedicada a los relatos en primera persona. Se trata de testimonios de vida de cualquier persona en cualquier parte del mundo, los y las que caminan a pie por la vida y, como diría el escritor Eduardo Galeano, muchas veces “valen menos que la bala que los mata”.

Cada uno de estos testimonios es escrito por la persona que lo ofrece, o recogido en entrevistas o charlas informales por algún o alguna desinformadora. Tienen la característica de que son historias provenientes directamente del país de origen. Muchos de estos testimonios son en sí mismos todo un reportaje de alguna situación específica.

Los Nuestros:

Desinformémonos es un espacio para la conversación entre pensadores de izquierda en el mundo. Un lugar donde convergen las ideas y es posible debatir en torno a ellas. Esta sección está integrada por artículos, ensayos o entrevistas a pensadoras y pensadores que cuestionan el poder, estudian o trabajan dentro de las experiencias autónomas y contribuyen a la construcción de espacios comunitarios.

La sección fue inaugurada por el escritor uruguayo Eduardo Galeano, y han participado en este espacio Jonh Berger, Fray Betto, John Holloway, Luis Villoro, Oscar Olivera, Hugo Blanco, Arundhaty Roy, Laura Carlsen, Moira Millán, Mumia Abu Jamal, Immanuel Wallerstein y Marcos Roitman, entre otros intelectuales y luchadores que han compartido con Desinformémonos su pensamiento y experiencia.

Autonomías:

Este espacio alberga experiencias locales, grandes o pequeñas, que no miran hacia arriba, no esperan nada de los gobiernos, se mantienen de manera autogestiva y son un ejemplo de que otro mundo no sólo está en construcción, sino que ya existe.

Las fábricas recuperadas de Argentina, espacios libertarios en México, los municipios autónomos zapatistas, proyectos de permacultura, bibliotecas, talleres, centros sociales, entre otras experiencias, se van sumando a este espacio que, afortunadamente, va creciendo.

Imagina en Resistencia:

En este espacio compartimos las experiencias de quienes ven en la cultura un medio de lucha y resistencia.

Aquí la forma de relatar es abierta, según las manifestaciones culturales de que se trate: un poema, un video, el audio de una música combativa acompañado de su letra o el relato, a modo de reportaje, de las experiencias que utilizan la cultura como forma de expresarse, comunicarse y rebelarse. El rap de los barrios de Colombia, los saraus en las periferias de Brasil, las experiencias de editoras cartoneras en Argentina, recorridos por el hip hop en América Latina y el reggae en México, entre otras manifestaciones culturales y artísticas, son ejemplos del material que presentamos en esta sección.

Multimedia:

Fotoreportaje:

El propósito de esta sección es contar una historia a través de imágenes y acompañarlas con un texto sencillo que complemente lo que las fotografías relatan. Esta producción es acompañada de música relacionada con el tema. La imagen para Desinformémonos es tan valiosa como un reportaje o un artículo.

Video:

Las luchas y movilizaciones que se cuentan desde abajo son presentadas en videos de corta duración. Nos hemos encontrados con una gran cantidad de videoastas profesionales y amateurs que toman la cámara como un recurso de expresión y de lucha. Todos esos materiales tienen un espacio asegurado en nuestra revista.

Audio:

Las cápsulas de radio son un material de fácil acceso a comunidades y centros de estudio. La propuesta es que los audios puedan ser utilizados por las radios comunitarias y barriales, y se difunda la información hasta los rincones más distantes, en los que no siempre la lectura o el video son una opción. Aquí, como en la mayor parte de los materiales, las voces de los y las protagonistas de las historias de abajo son lo más importante, además de la música que ayuda a contar una historia.

***

 “La resistencia está en saber escuchar a la tierra”, nos dijo John Berger en los inicios de este proyecto. Y es ahí, abajo, donde vamos encontrando las respuestas. Berger también nos recomendó en ese momento fundacional “no confundir la intención deliberada de desinformarnos con el estar desinformado”.

Y en esas estamos.

*********

Revista Comunitaria y Barrial

En este momento Desinformémonos es fundamentalmente digital y multimedia, pero tomando en cuenta que el público al que deseamos llegar no siempre tiene internet, y en muchas comunidades rurales no siquiera cuentan con luz eléctrica, diseñamos una revista en formato PDF tamaño carta, lista para descargarse, distribuirse, pegarse como periódico mural en escuelas, centros de trabajo, lugares públicos, espacios comunitarios, etcétera.

Esta revista tiene la particularidad de que se presenta en seis idiomas: español, inglés, portugués, italiano, alemán y francés, gracias a la enorme colaboración de más de 50 traductores y correctores que realizan este trabajo con una periodicidad bimestral.

¿A dónde llegamos?

Gracias a las múltiples colaboraciones de diversas ciudades del mundo, y al trabajo de traducción, actualmente Desinformémonos cuenta con visitas provenientes de cientos de ciudades y localidades de  125 países del mundo:

Específicamente en México tenemos el registro de 262 ciudades de los 32 estados del país. En Brasil, el segundo país del que llegan más lectores, contamos con presencia en 352 ciudades. España, Estados Unidos, Argentina, Italia, Francia, Chile, Colombia y Alemania, son los países que siguen en la estadística con mayor número de visitas, aunque también hay entradas desde países como Rusia, Filipinas, Marruecos, Nigeria, Tailandia y Australia y Nueva Zelanda.

ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...