4 de agosto de 2014
Usted está aquí> Inicio> Cobertura Especial> Geografía> México> Reportajes > A la defensiva, el sindicalismo en México
1 de mayo

A la defensiva, el sindicalismo en México

Las reformas laboral y educativa, así como la dispersión de las organizaciones sindicales no corporativas, llevaron a los sindicatos a hacer un llamado a la unidad en la marcha del 1 de mayo.

Adazahira Chávez
Leer Texto Completo

México, DF. Los sindicatos independientes “están a la defensiva” después de la reforma laboral, señaló Héctor de la Cueva, del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), durante la marcha del 1 de mayo, a seis meses de aprobada la modificación a la ley. La manifestación de miles de trabajadores en la capital del país fue convocada por la mayoría de los sindicatos no corporativos “porque hace mucha falta la unidad ante los embates neoliberales”, declaró Marco Antonio Bazán, del Sindicato Mexicano de Electricistas.

La mayoría de las consignas de los trabajadores se dirigieron contra la reforma laboral y la reforma educativa, “que en realidad es una reforma laboral”, precisó Augusto Reyes, militante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la educación (CNTE), en entrevista con Desinformémonos. “Peña, entiende, el maestro no se vende”, corearon contingentes de profesores de Oaxaca, Michoacán y el Distrito Federal.

Por avenida Reforma desfilaron los gremios independientes de profesores, electricistas, telefonistas, trabajadores del transporte eléctrico, de limpieza, campesinos y organizaciones demandantes de vivienda, entre otros. “Estamos presentes todos los sectores independientes, las condiciones nos obligan a marchar todos juntos”, señaló uno de los múltiples oradores del templete central, copado en su mayoría por los dirigentes de los principales sindicatos. Algunas trabajadoras telefonistas, con mantas que exigían el derecho de la empresa Telmex a prestar el servicio de triple play, se sobaban los pies, apenas liberados de las sandalias de tacón que llevaron durante la manifestación.

El electricista Bazán indicó que “cada lucha está aislada e ignoramos qué ocurre con otros movimientos, cuando todos tenemos al mismo enemigo que son las reformas neoliberales”.  La ofensiva gubernamental y empresarial es tan dura, señala De La Cueva, que no se justifica que haya tantas organizaciones independientes: “La nueva central plantea unir a los sindicatos auténticos y no conformarse con existir o sobrevivir, sino organizar a los no organizados, que son la mayoría de los trabajadores”.

Los trabajadores del SME “venimos a exigir que nos devuelvan el empleo y nuestros derechos sindicales, por el despido injustificado que nos hicieron hace ya tres años”, declaró Magdalena Luna, apiñada con su contingente, uno de los más numerosos de la jornada.

La reforma educativa

Augusto Reyes informó que la demanda de la Coordinadora este Primero de Mayo es la abrogación de las reformas a los artículos 3 y 73 de la Constitución. “Guerrero y Michoacán ya están en paro, Chiapas lo está desde antier, y Oaxaca (lo estará) el sábado, lo que seguramente va a jugar un papel importante en esta jornada”, señaló el profesor originario de Oaxaca. Francisco Bravo, dirigente de la sección 9 de la CNTE, declaró que a partir del 2 de mayo los maestros instalarán un plantón en el zócalo capitalino. Al lado de los profesores marchó un contingente de estudiantes normalistas, alineado en cuatro filas.

La reforma educativa propone despedir a los profesores de base que reprueben tres exámenes, y en el caso de ser eventuales, a dos. El 40 por ciento de los profesores de las escuelas públicas del país tienen contratos eventuales, denunció Bravo por el micrófono.

Las movilizaciones magisteriales del Día Internacional de los Trabajadores no se limitan a los estados con presencia de la CNTE, aclara Reyes. “Sabemos que en Nuevo León y otros estados donde no hay Coordinadora se van a movilizar. No tenemos recursos para estar en todos lados, pero un llamado correcto de la Coordinadora puede aglutinar la defensa del sindicato”, agregó.

El ataque contra la contratación colectiva

Los últimos contingentes entraron a la plancha del zócalo al filo del mediodía. En uno de ellos, Melania Hernández, integrante del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM), declaró a Desinformémonos que la reforma no es un golpe sustentado en la división de los trabajadores, sino una propuesta de la derecha para eliminar las formas de organización y la contratación colectiva y para favorecer la contratación individual. “Los trabajadores ya tienen una conciencia más clara de la intención del gobierno con esta reforma: cancelar los beneficios de los trabajadores, sobre todo los que se logran en los sindicatos grandes a  través de la negociación colectiva”.

Norma García, militante de base del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, coincide en que la reforma laboral pretende acabar con la organización sindical “para despedir más fácil a los trabajadores”. Aunque ella y tres de sus colegas –cubiertas del sol bajo la manta de su sindicato- señalan que se levantaron con muchas ganas de ir a marchar porque “si no venimos, ¿cómo se apoya?”, García lamentó que las marchas de los sindicatos independientes “ya no son como antes; mira cómo estamos, cada quien por su lado y por puro compromiso para lograr alguna cosa en el sindicato, no por la convicción de defender derechos”.  La trabajadora universitaria denunció en voz baja que en el sindicato les toman puntuación por ir a la marcha.

Casi al final de la marcha hicieron presencia los cooperativistas de la refresquera Pascual Boing. El orador de la camioneta de la empresa social, fundada en 1985, gritaba que Pascual “es una alternativa, y nuestra tarea es fomentar el empleo”. El contingente, que regaló agua embotellada a los marchistas, respondió “Boing sí, Coca no”.

Para resistir efectivamente a la reforma, indica Hernández, los sindicatos independientes necesitan reestructurarse y reorganizarse. El llamado a conformar una nueva central de sindicatos independientes es “una medida estratégica para realmente tener una lucha más efectiva contra el neoliberalismo”, señaló De la Cueva. A los trabajadores de base, valoró Melania Hernández, les toca “quitarse el control charril, que ha sido veneno para nosotros”.



1 comentario en “A la defensiva, el sindicalismo en México”

El Bloque Democrático de la Sección 7, SNTE-CNTE de Chiapas, estallará el paro para el próximo 15 de mayo, iniciando con marcha desde la Diana Cazadora al zócalo por toda la avenida central en Tuxtla Gutiérrez.


Participa Recibe el boletín Contacto
Desinfórmate
desde...