Número 115    octubre2013
Usted está aquí> Inicio> Geografía> Kurdistan> Reportajes> Reportajes Internacional> Turquía > Kurdos defienden a sus abogados turcos

Kurdos defienden a sus abogados turcos

Los abogados han sido históricamente activos en la defensa de las luchas del pueblo en Turquía y Kurdistán. Entre su trabajo, se encuentran la defensa de revolucionarios torturados, la búsqueda por llevar a justicia casos de asesinatos de activistas y el esfuerzo por sacar del silencio la población más oprimida.

Desinformémonos
Leer Texto Completo

La Asociación de Abogados Progresistas (CHD) de Turquía sufre persecuciones por parte de la policía y ocho de sus miembros fueron arrestados. La asociación, que trabaja en la lucha por los derechos civiles y también defiende a activistas kurdos, es acusada de trabajar en contra de los intereses nacionales y de ser espía de extranjeros.

Los abogados han sido históricamente activos en la defensa de las luchas del pueblo en Turquía y Kurdistán. Entre su trabajo, se encuentran la defensa de revolucionarios torturados, la búsqueda por llevar a justicia casos de asesinatos de activistas, el esfuerzo por sacar del silencio la población más oprimida: mujeres, campesinos, pobres, trabajadores, estudiantes, kurdos. Además, denuncian continuamente las contradicciones del sistema de justicia turco.

Selçuk Kozağaçlı, presidente de la CHD, la defiende y confronta a sus atacantes: “¿Deberíamos aprender de ustedes?, quienes ni siquiera son capaces de ir al baño sin el permiso de los Estados Unidos, quienes no son capaces de hacer volar un avión sin que los Estados Unidos les dé el código, quienes no pueden entrar a las bases de la OTAN que operan en el país, que deben al imperialismo su jerarquía, educación, razón, riqueza y sus medallas… (…) ¿Debería la policía de aquellos que educan a sus hijos en el exterior bajo el pretexto de que no hay libertad en este país, enseñarnos qué significa trabajar para otro país?”, cuestionó.

Frente a los acontecimientos, circula una carta de apoyo por parte de activistas kurdos, respaldando la actuación de la CHD. En el texto se declara total solidaridad con la asociación y se afirma: “Sí, ¡ellos son los abogados de la causa justa del pueblo! Ellos nos han defendido desinteresadamente hasta hoy. Ahora nos toca a nosotros defenderlos”.

A continuación el texto íntegro de la Carta:

 

¡NO TOQUES A MI ABOGADO!… ¡LIBERTAD DE DEFENSA!…

Una vez más nos encontramos con una nueva batalla.

Los que están en el poder una vez más atacan nuestro derecho a la defensa.

El blanco, una vez más, es la Asociación de Abogados Progresistas (CHD) y sus atrevidos miembros.

Debemos solemnemente declarar, frente a este ataque, que ellos son nuestros camaradas.

Porque todos aquellos abogados revolucionarios que fueron arrestados, de Selçuk Kozağaçlı a Taylan Tanay , están luchando por el bien de la igualdad y por la justicia de los “Días de Pan y Rosas”…

Somos testigos de las valientes luchas que ellos han liderado en defensa de Festus Okey y Engin Ceber, ambos muertos por la brutal violencia policiaca… Somos testigos de su lucha por desenmascarar a la policía y a los militares; de su persistente búsqueda en los casos de los revolucionarios caídos bajo tortura; el desentierro de los cuerpos matados por la policía militar secreta, JITEM; sus esfuerzos incansables por defender los casos de feminicidios sin fin, de campesinos luchando por sus derechos agrarios contra presas hidroeléctricas, de los pobres en las ciudades cuyos barrios están amenazados por proyectos de gentrificación, de trabajadores en huelga, de estudiantes en boicot, de kurdos presos masivamente junto con sus abogados… Somos testigos de su programa educacional preventivo “Sospechosos Habituales”, que pretende informar y alertar tanto a ciudadanos comunes como a activistas de los derechos civiles; su demostración de cómo jueces y fiscales se han tornado inútiles para un sistema penal en lo cual cada caso es investigado y cerrado por las fuerzas de seguridad.

Ellos son nuestros defensores, nuestros abogados…

Selçuk Kozağaçlı, el presidente de CHD, que estaba en Beirut cuando se realizó la incursión a su asociación y ocho de sus compañeros fueron arrestados, afirmó lo siguiente:

“¿Deberíamos aprender de ustedes?, quienes ni siquiera son capaces de ir al baño sin el permiso de los Estados Unidos, quienes no son capaces de hacer volar un avión sin que los Estados Unidos les dé el código, quienes no pueden entrar a las bases de la OTAN que operan en el país, que deben al imperialismo por su jerarquía, educación, razón, riqueza y sus medallas… ¿deberíamos aprender de ustedes quiénes son los agentes? ¿Debería la policía de aquellos que educan a sus hijos en el exterior bajo el pretexto de que no hay libertad en este país, enseñarnos qué significa trabajar para otro país? ¿Creen que vamos a ser domesticados por un bate de béisbol, como ustedes lo fueron? ¡Compórtense!

“Somos los herederos de una tradición judicial que ha luchado contra sus tribunales, sus fiscales, su policía, sus investigadores desde hace cuarenta años. Desde hace mucho hemos visto, solucionado y expuesto cada maña que a ustedes les parecen tan diestras. No tenemos la ilusión de estar viviendo en un estado gobernado por la ley…Hagan lo que puedan, y vamos a ver quién va a ser el que, al final, sentirá vergüenza. Una vez más estamos con la razón, y ¡vamos a ganar!”

Sí, ¡ellos son los abogados de la causa justa del pueblo!

Ellos nos han defendido desinteresadamente hasta hoy.

Ahora nos toca a nosotros defenderlos.

Y solemnemente declaramos que ¡lo vamos a hacer con todos nuestros medios!

FIRMAS

English version:

 

HANDS OFF MY LAWYER!… FREEDOM TO DEFENCE!…

Once again we are faced with a new battle.

Those in power are once again attacking our right to defence.

Their target, once again, is the Associaton of Progressive Lawyers (CHD), and its daredevil members.

We must solemnly declare, in face of this attack, that they are our comrades.

For all those revolutionary lawyers who were arrested, from Selçuk Kozağaçlı to Taylan Tanay, are struggling fort he sake of equality and justice of the “Days of Bread and Rose”…

We are witnesses to the corageous struggles they have been leading in defence of Festus Okey and Engin Ceber, both killed by brutal police violence… We are witnesses to their struggle to reveal the police-military hoods; to their persistent pursuit of the cases of revolutionaries fallen under torture; their unearthing of the bodies killed by the military secret police, JITEM; their unflagging efforts to defend the cases of endless femicides, of peasants fighting for their land rights against the hydroelectric dams, of urban poor whose neighborhoods are threatened by gentrification projects, of striking workers, of boycotting students, of Kurds arrested massively along with their lawyers… We are witnesses to their preventive educational program “Usual Suspects” which aims to inform and warn ordinary citizens as well as civil rights activists; their demonstration of how judges and prosecutors have become useless in a penal system in which every case is instigated and disposed of by the security forces.

They are our defenders, our lawyers…

Selçuk Kozağaçlı, the president of CHD, who was in Beirut when the raid on his association was realized and eight of his colleagues were arrested, has made this statement:

“Are we to learn from you, who cannot even go to the toilet without the permission of US, who cannot fly a plane unless the US provides the code, who cannot enter the NATO bases operating within the country, who are indebted to imperialism their rank, education, reason, wealth and badge… are we to learn from you who the agents are? Is the police of those who educate their children abroad on the pretext that there is no freedom in this country, to teach us what it means to work for another country? Do you think that we will be tamed by a baseball bat just like you were? Behave yourselves!

“We are heirs to a judicial tradition which has been fighting against your courts, your prosecutors, your police, your investigations since forty years. We have long seen, solved and exposed every trick of yours which seem to you dexterous. We have no illusion as to thinking we are living in a state governed by law… Do whatever you can, and we’ll see who will be ashamed in the end. Once again we are right, and we shall win!”

Yes, they are the lawyers to people’s just cause!

They have been defending us selflessly until today.

Now it is our turn to defend them.

And we solemnly declare that we’ll do it by all our means!

SIGNERS

Publicado el 04 de febrero de 2013



Comments are closed.


ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...