4 de agosto de 2014
Usted está aquí> Inicio> Geografía> México> Reportajes> Reportajes México > Como cada año, en México se exige la libertad inmediata de Mumia frente a la embajada de Estados Unidos

Como cada año, en México se exige la libertad inmediata de Mumia frente a la embajada de Estados Unidos

La demanda es su libertad inmediata, como compensación parcial por la tortura del aislamiento prolongado que él vivió en el corredor de la muerte durante casi tres décadas.

Amig@s de Mumia de México
Leer Texto Completo

México, DF. “Aunque Mumia ya no tiene la pena de muerte desde hace un año, no podemos permitir que lo tengan encerrado de por vida. Es lo que pretenden la policía y las autoridades en Estados Unidos”, señaló una activista por la liberación del preso político Mumia Abu-Jamal, al cumplirse 31 años de su encarcelamiento.

Alrededor de cien personas se reunieron afuera de la embajada de Estados Unidos en México el sábado 8 de diciembre para exigir libertad para Mumia. Mientras algunos de los asistentes apenas se han enterado de la injusta criminalización del periodista y escritor, condenado a muerte por el asesinato del policía Daniel Faulkner en Filadelfia en diciembre de 1981, otros han apoyado su libertad desde los años noventa y simpatizan con su historia de activismo con los Panteras Negras y su hermandad con la organización MOVE.

La demanda es su libertad inmediata, como compensación parcial por la tortura del aislamiento prolongado que él vivió en el corredor de la muerte durante casi tres décadas.

El acto fue de alta energía positiva, con poesía, danza africana y música. Los artistas que llegaron para cantar por la libertad de Mumia fueron Cayo Vicente, ARH Al Intifadah, Chanti Ollin, MC Xozulu,  Yoalli G, Luna Negra y Facto MC. Los documentos presentados en una mesa redonda destacaron los siete libros y varios ensayos que él mismo ha escrito, con énfasis en sus observaciones sobre el sistema carcelario letal de Estados Unidos, ahora importado a México.

“Debemos tomar como alerta lo que Mumia nos dice sobre el castigo del aislamiento como tortura”, dijo un joven. “No puedo imaginar vivir en esas condiciones durante una sola semana, ¡mucho menos durante años o décadas!”

El sentir de la gran mayoría de los asistentes es que hay que acabar con todo el sistema carcelario, y que también es imprescindible la solidaridad con las compañeras y compañeros encarcelados por poner en práctica su compromiso social.

En el acto, se leyeron las cartas de los presos encerrados en el Reclusorio Norte y las presas recluidas en Santa Marta y nos sumamos al esfuerzo para ganar su libertad. También exigimos justicia por el compañero Kuykendal, quien permanece en coma inducido como consecuencia de un disparo en la cabeza con un proyectil el 1 de diciembre.

Una vocera de Amig@s de Mumia de México dijo que el caso de Mumia no deja de suscitar interés y apoyo a nivel internacional: El 13 de octubre de 2012, se nombró una calle en su honor en el multicultural suburbio parisino Bobigny, donde la alcalde habló de su vida y del caso como parte de una lucha internacional por la justicia racial. En 1999 Bobigny lo reconoció como ciudadano honorario, junto con alrededor de 25 ciudades del mundo, incluyendo Venecia, Palermo, Montreal, Detroit, San Francisco y Saint-Anne. En París, la última persona que recibió este tipo de honor fue Pablo Picasso en 1971.

En el mundo del cine, ahora se estrena en festivales un documental que resume su activismo y, sobre todo, enfatiza su  labor periodística tanto antes como después de su encarcelamiento: El nuevo documental se llama Long Distance Revolutionary (Revolucionario de fondo), dirigido por Stephen Vittoria y producido por Noelle Hanrahan de Prison Radio.

Además, se acaban de presentar  las memorias de una valiente mujer que resistió duras amenazas policiales para nombrar a Mumia como la persona que asesinó a ese policía aquella madrugada en Filadelfia. Se trata de Verónica Jones, quien dictó su historia a su hermana Valerie antes de su muerte en diciembre de 2010.

En el acto, una compañera compartió unas de sus propias reflexiones sobre el libro de Verónica Jones, la situación difícil que ella vivía como trabajadora sexual, su violación por dos policías y el valor que ella tenía para negarse a nombrar a Mumia como el tirador del policía Daniel Faulkner –una decisión que le costó años de amenazas y difamación pública.

Se leyó un saludo de Ramona África desde Filadelfia, quien dice: “Me alegra el corazón el simplemente saber que ustedes han organizado una acción en apoyo a nuestro hermano Mumia. Sé que en muchas ocasiones ustedes se han negado a aceptar cualquier injusticia….Las autoridades esperan que la sentencia de cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional aplaque a la gente y la haga aceptar que Mumia muera en prisión lentamente, en lugar de muy rápido en un día escogido. También esperan que la gente se olvide del asunto clave que es que Mumia es inocente y que una persona inocente no debe estar en prisión… Hay que seguir peleando por la justicia.”

Publicado el 17 de diciembre de 2012



Comments are closed.


ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...