Número 115    octubre2013
Usted está aquí> Inicio> Egipto> Geografía> Reportajes> Reportajes Internacional > Breve guía política para intentar ubicarse en Egipto

Breve guía política para intentar ubicarse en Egipto

Ante una situación compleja y con variables en constante movimiento, aquí va una breve guía sobre personajes, terminología, y grupos básicos para seguir el desarrollo de los acontecimientos.

Alberto Pradilla/ Naiz.info
Leer Texto Completo

Egipto. Desde hace dos semanas, Egipto afronta una de sus peores crisis políticas desde la revolución que tumbó a Hosni Mubarak hace casi dos años. El sábado se realizó un referéndum clave sobre la nueva Constitución. Ante una situación compleja y con variables en constante movimiento, aquí va una breve guía sobre personajes, terminología, y grupos básicos para seguir el desarrollo de los acontecimientos. Un aviso: saber quién es quién no garantiza en absoluto comprender qué está ocurriendo. Para un breve repaso histórico, se puede consultar aquí. Estos son algunos personajes, partidos y conceptos.

Hosni Mubarak: Presidente entre 1981 y 2011, cuando las protestas iniciadas el 25 de enero, dentro de la “Primavera árabe”, acabaron con su régimen. En 2012 fue juzgado por la muerte de más de 800 personas durante la represión de la revuelta y condenado a cadena perpetua, aunque actualmente se encuentra ingresado tras sufrir un infarto durante un interrogatorio. Su formación, el Partido Nacional Democrático, eje del régimen corrupto que sostuvo Mubarak, formó parte de la Internacional Socialista hasta pocos días después de la revuelta

Hermanos Musulmanes: Grupo islamista fundado en 1928. Su actual líder es Mohamed Badie. Ha sido perseguido en Egipto desde tiempos de Gamal Abdel Nasser, el gran líder panarabista egipcio. Los miembros de la cofradía religiosa han sido permanentemente encarcelados, pese a lo cual mantienen una fuerte implantación, especialmente gracias a su estrategia social. Se sumó tarde a la rebelión del 25 de enero pero ha logrado capitalizarla. Mediante su partido Libertad y Justicia obtuvo la mayoría en las elecciones a la asamblea constitucional y en las presidenciales, que permitieron llegar al poder al actual Jefe de Estado, Mohamed Mursi. Económicamente son liberales y durante los últimos tiempos han experimentado un acercamiento hacia Estados Unidos.

Salafistas: Interpretación rigorista del Islam, con fuertes vínculos con Arabia Saudita. Se han aliado con los Hermanos Musulmanes aunque los miran con desconfianza, ya que defienden una aplicación más estricta de la Sharia, o ley islámica.

Frente Nacional de Salvación: Agrupa a 18 grupos políticos que van desde el Partido Liberal al Partido Socialista. La formación más importante es el Partido de la Constitución, liderado por Mohamed Al Baradei. En el frente también se encuentra Amr Musa, antiguo ministro de Exteriores con Mubarak y expresidente de la Liga Árabe, lo que ha provocado acusaciones de “colaboracionismo” con el antiguo régimen. Para ver una relación completa de los partidos políticos egipcios (no solo opositores), puede pinchar aquíO también aquí.

Jóvenes revolucionarios: Constituyen la base de la rebelión que tumbó a Mubarak y que también hizo frente al mandato de la Junta Militar. Reivindican las bases de una protesta que comenzó con el lema “Pan, libertad y justicia social”, unos objetivos que no se han cumplido todavía. Entre ellos se encuentran grupos como el Movimiento 6 de abril o los revolucionarios socialistas.

Ejército: Es la institución que más ha mandado en Egipto desde los años 50. De hecho, Mohamed Mursi es el primer presidente civil elegido desde entonces. Tras la caída de Mubarak, una Junta Militar se hizo con el poder y pactó la transición junto a los Hermanos Musulmanes. Tradicionalmente ha sido hostil al islamismo, aunque sus últimos pactos con esta fuerza y la renovación de sus mandos este verano lo mantienen en una aparente neutralidad. Su posición es incierta. Ciertos sectores de la oposición han llegado a defender su intervención, mientras que los revolucionarios rechazan que la verdadera mano negra egipcia asuma más cuotas de poder.

Mohamed Morsi. Actual presidente egipcio. Fue elegido por la lista de Libertad y Justicia, aunque dejó el partido y los Hermanos Musulmanes cuando asumió la jefatura del Estado. Venció las elecciones con el 51 por ciento de los votos frente a Ahmed Shafik, ministro con Mubarak que pasó a la segunda vuelta de las presidenciales.

“Feloul”: Término con el que se denomina a los partidarios del antiguo régimen. Los Hermanos Musulmanes les acusan de estar detrás de los planes de desestabilización. Ciertos medios están dando una errónea visión del actual conflicto tratando de ubicarlo entre una pugna entre Hermanos Musulmanes y exfieles de Mubarak, tal y como denuncia el periodista Hani Shukralleh.

Jueces: Institución controlada por magistrados nombrados por el antiguo régimen. Han declarado la guerra al actual gobierno. Podrían negarse a supervisar el referéndum.

Constitución: El borrador constitucional fue aprobado por una asamblea de mayoría islamista. Tanto los seculares como minorías religiosas como los coptos boicotearon las reuniones por sentirse marginados. Mantiene la denominación islámica. Sin embargo, voces como la del activista Tarek Shalaby advierten que su verdadera amenaza está en puntos como el 53, que limita la actividad sindical a una sola central por profesión.

Seculares: El bloque secular no tiene la misma definición que la que podría darse en Occidente. Muchos de los que se oponen a la “islamización” que supuestamente buscan los Hermanos Musulmanes se declaran religisos y acusan a la cofradía de querer capitalizar las referencias a las mezquitas. En las marchas opositoras pueden verse incluso a salafistas (los menos). Vale, he llegado hasta aquí y todavía me pierdo. Aquí van unas preguntas básicas.

 

- ¿Qué defiende el Gobierno? El Ejecutivo de Mohamed Morsi aboga por seguir adelante con el proyecto de Constitución y su referéndum, previsto para el sábado 15. Defiende que es el primer paso para garantizar la pervivencia de la revolución y promete elecciones parlamentarias para dentro de dos meses. En caso de que la población rechace el borrador en la consulta, propone convocar elecciones para una nueva asamblea en los próximos 100 días.

- ¿Qué reivindica la oposición? Rechaza el proyecto constitucional porque se siente marginada. Sus tres reivindicaciones básicas son: supresión del decreto presidencial del 22 de noviembre (algo que Morsi ya ha hecho), suspensión del referéndum y nueva convocatoria de una asamblea constitucional que redacte un nuevo texto. Estas son las demandas del Frente Nacional de Salvación. Los jóvenes acampados frente al palacio presidencial han comenzado a pedir la marcha de Morsi.

Publicado el 17 de diciembre de 2012



Comments are closed.


ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...