4 de agosto de 2014
Usted está aquí> Inicio> Geografía> México>  Num. Anterior > Marchan estudiantes del MAES (La Jornada, 9 de noviembre)
La lucha sigue, pues no hay bachillerato y universidad para todos

Marchan estudiantes del MAES (La Jornada, 9 de noviembre)

Mexico

Karina Avilés
Leer Texto Completo

 

Jóvenes del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES) exigieron a los senadores que en lugar de aprobar recursos para invertir en armamento con el fin de que “los cuerpos represivos sigan sumando ‘daños colaterales’ a los más de 90 mil asesinados en este sexenio” se destine mayor presupuesto a enseñanza media superior y superior.

Atzelbi Hernández, de la comisión de medios, advirtió: “Nuestros papás no han pagado impuestos para que saquen militares a la calle y nos asesinen, sino para que aumenten el presupuesto a la educación” y enfatizó que la lucha no ha terminado porque la falta de cobertura en bachillerato y en educación superior aún siguen presentes.

Decenas de jóvenes marcharon de la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP) hacia el Senado para pedir mayores recursos para el sector, ya que, dijeron, ese es el argumento oficial que se les ha dado para decir que no se puede incrementar la matrícula en instituciones de enseñanza profesional ni construir nuevas universidades, razón por la que aún hay en las calles 200 mil integrantes del sector juvenil que quieren estudiar, pero se les ha negado ese derecho.

Por otro parte, exigieron a los rectores que el dinero asignado a sus escuelas se traduzca en un aumento significativo de la matrícula, “acompañado de la reducción de salarios a los funcionarios y a la burocracia”.

En cambio, dijeron, se debe garantizar un salario digno a los académicos, “respetando sus derechos laborales y sin depender de los programas de estímulos. Que se construyan nuevos edificios para docencia y que se abran nuevas plazas de maestros, en vez de más oficinas administrativas”.

En un documento que leyeron afuera del Senado enfatizaron que hace unos meses engrosaban el “doloroso 70 por ciento de jóvenes en edad de cursar estudios superiores que no estábamos inscritos en ninguna escuela”.



Comments are closed.


ParticipaRecibe el boletínContacto
Desinfórmate
desde...